Reflexiones de una nómada: ¡Vive!

Si nos parásemos unos minutos a reflexionar sobre nuestro día a día… seríamos conscientes de que nos encontramos en un bucle de obligaciones a las que estamos sometidos diariamente. Es tal el ritmo, que cuando no somos capaces de alcanzarlas, nos frustramos y nos entran dudas de sí somos capaces de superar las metas que nos planteamos y que pensamos lograr en un futuro, aunque sea lejano. 

Continuar Leyendo