ENTREVISTA | José Antonio Nieto, consejero de Justicia de la Junta de Andalucía: «Sevilla va a ser la segunda sede judicial más grande de España»

Licenciado en Derecho por la Universidad de Córdoba, el actual consejero de Justicia, Administración Local y Función Pública fue portavoz del grupo popular en el Parlamento autonómico durante la pasada legislatura. Empezó en política en su pueblo natal, pero muy pronto dio el salto a Córdoba capital donde se convirtió en alcalde en 2011. En 2015 y 2016 encabezó la candidatura por Córdoba al Congreso de los Diputados, siendo designado secretario de Estado de Seguridad. En 2018 fue distinguido con la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil a propuesta del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

El Pespunte, aprovechando su visita a Osuna, ha entrevistado a uno de los consejeros de la Junta de Andalucía que tiene mayores retos por delante. Solo en materia de Justicia se ha propuesto hacer todo lo posible por agilizarla, dotar de infraestructuras judiciales acordes al siglo XXI, digitalizar los procesos y convertir a Sevilla en la segunda sede judicial más grande de España.

¿Cuándo podremos ver de nuevo actividad judicial en el Palacio de los Cepeda de Osuna?

Nuestro objetivo, que no ha sido fácil, era recuperar un proyecto que estaba muerto, era un proyecto que además estaba casi sentenciado. Hay un informe del año 2018 en el que se recomendaba abandonar la idea de que los juzgados volvieran al Palacio de los Cepeda porque se entendía que la ubicación generaba muchas complicaciones. Había un problema de aparcamientos, el coste de rehabilitación iba a ser muy alto y no se aconsejaba esa vía con la inoperancia del gobierno de entonces que en el año 2011 cerró el juzgado en esa ubicación. En 2019 se produjo el cambio de gobierno y la llegada de Juanma Moreno a la presidencia de la Junta ha permitido que podamos recuperar el proyecto y que resolvamos una parte importante de los condicionantes del propio edificio. Ahora confiamos que el Ayuntamiento haga algo, que hasta ahora no ha hecho absolutamente nada. Por lo menos, que resuelva la necesidad de aparcamiento que eso genera y que confío en que en esa parte que es de responsabilidad municipal se comprometan. Trabajamos con el horizonte de que para el 2026 sea el traslado de los juzgados al Palacio de los Cepeda.

Marchena, Carmona, ahora Osuna… ¿Se ha propuesto poner al día todos los edificios judiciales de la provincia de Sevilla?

En Sevilla, el traslado a Palmas Altas es el gran reto que tiene la Consejería en esta legislatura y puede que en la siguiente, pues estamos hablando de que Sevilla va a ser la segunda sede judicial más grande de España, la más moderna en cuanto a instalaciones, la que va a cambiar radicalmente la forma de operar de la Justicia en la capital de Andalucía y ese era el primer reto. Cuando llegue en julio de 2022 a la Consejería hicimos un primer análisis de la situación y comprobamos con sorpresa desagradable para mí, el lamentable estado en que se encontraba muchas sedes, particularmente en la provincia de Sevilla y en la provincia de Málaga.

En la provincia de Sevilla hemos llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento de Carmona, ahí sí se ha comprometido el Ayuntamiento que va a construir el nuevo juzgado de ese partido judicial y la Junta de Andalucía va a pagar un canon durante 30 años, a modo de alquiler, pero en el que el Ayuntamiento nos construye el proyecto de sede judicial que le pide la Consejería. Vamos a poner en marcha la sede de Lora, hemos resuelto la ampliación de la sede de Coria, que estaba en una situación bastante precaria, vamos a firmar un acuerdo con el Ayuntamiento de Dos Hermanas, otro Ayuntamiento que se ha comprometido y que va a pagar la ampliación de la actual sede judicial para que tengamos unas mejores dependencias de registro civil fundamentalmente y de los servicios de violencia de género, que son claves en ese territorio. Estamos despejando la duda a ver si la Diputación Provincial ayuda para que podamos tener la nueva sede en Sanlúcar la Mayor, que también es necesaria pues está dispersa en este momento y requiere una actuación importante, pero no se ha definido todavía la Diputación para hacer lo mismo que le he dicho antes del Ayuntamiento de Carmona. Hemos cerrado un acuerdo con el Ayuntamiento de Estepa, donde también ha habido un nivel de compromiso importante del Ayuntamiento, que va a adquirir el actual juzgado, nos cede un antiguo colegio que la Junta de Andalucía rehabilitará y construirá otro módulo para que Estepa tenga la sede judicial que necesita. En Alcalá de Guadaíra también tenemos un acuerdo con el Ayuntamiento para convertir el edificio de la antigua comisaría en los nuevos juzgados. Y tenemos un proyecto que estamos estudiando en este momento y que espero que podamos resolver también, que es muy parecido al de Osuna que es la recuperación de la antigua sede judicial de Cazalla de la Sierra que también va a exigir una actuación y una inversión muy importante porque este tipo de proyectos nos obliga a adaptarnos al edificio por lo que el coste de rehabilitación es mucho mayor que el de una obra nueva, prácticamente el doble, pero es un compromiso también con el patrimonio. En el caso de Osuna, para nosotros hubiera sido más cómodo desechar este proyecto y abordar la construcción de un edificio nuevo, en una zona más periférica, donde tuviésemos menos problemas de tráfico, pero creo que no hubiese sido honesto con Osuna y con sus vecinos el haber actuado de esa forma.

Consejero, ha mencionado la Ciudad de la Justicia de Sevilla en Palmas Altas, ¿cómo ha sido el arranque?

Muy complicado. Es un cambio muy radical, tanto en la ubicación como en el modelo de trabajo que se tiene. Existen unos hábitos ya adquiridos y, a veces, cuesta movernos de la zona de confort y siempre genera resistencias, pero en Sevilla, capital de Andalucía y una de las ciudades más grandes de España con un partido judicial muy potente no había posibilidad de encontrar una ubicación en el casco ya consolidado donde se pudiera construir los aproximadamente 140.000 metros y soportar los crecimientos futuros que tenemos que tenerlos previstos para que no tengamos que trasladar o generar más de una sede en lugares diferentes nunca más en la ciudad de Sevilla.

En esta ubicación nueva creo que hemos acertado porque encontramos un edificio ya construido que nos ha permitido hacer más rápido ese traslado, estamos en la nueva zona de expansión de la nueva Sevilla, porque todo el espacio de desarrollo en Palmas Altas, más El Pítamo, más todas las zonas que se van a desarrollar con el nuevo plan de ordenación están en esa ubicación.

Yo le pido paciencia a todo el mundo. Le pido disculpas por las molestias que se puedan ocasionar, pero creo que es la línea en la que tenemos que trabajar en la que tenemos que seguir haciéndolo.

¿Cuándo estará operando a pleno rendimiento?

Este año vamos a hacer una actuación importante en la Ciudad de la Justicia de Sevilla que nos va a permitir tener prácticamente toda la jurisdicción civil ya trasladada a los actuales edificios de Palmas Altas seguramente con una reprogramación de las obras que inicialmente estaba prevista y con la que vamos a ampliar el alcance de la obra.

Es un complejo de siete edificios. El edificio A ya está en marcha. El edificio B queríamos que estuviese entre julio y septiembre ya operativo y, probablemente, lo que hagamos es ampliar el radio de acción y trabajar no solo en el edificio B, sino también en más edificios con lo que no haríamos el traslado a mitad de año para evitar los problemas que generó hacer el traslado en mitad del ejercicio y vamos a darle más tiempo a los profesionales para que se adapten y para que se organicen en ese traslado.

La idea sería a final del año 2024 tener toda la jurisdicción civil ya en Palmas Altas y, a lo mejor, una parte de la jurisdicción penal.

El objetivo con el que nosotros estamos trabajando supone que el final de todos lo traslados estaría en el año 2030, pero vamos a intentar ganarle tiempo a esa planificación y así poderlo tener resuelto antes.

¿Qué medidas se pueden tomar para agilizar la Justicia?

Muchas. El retraso en la Justicia en un síntoma, pero hay más cosas en torno al mal funcionamiento de la Justicia. Requiere muchas actuaciones. El servicio de Justicia tiene una gestión compleja. Es la única competencia que tiene una parte que sigue dependiendo del Ministerio de Justicia del Gobierno de España, otra parte que depende del Consejo General del Poder Judicial y de los Tribunales Superiores de Justicia y otra de la Comunidad Autónoma que se convierte en administración prestacional.

Se podrían tomar las siguientes medidas:

  1. Adecuar el número de jueces a las necesidades que hay. Eso depende del Ministerio de Justicia. Hay carencias y en algunos sitios muy evidentes.
  1. Tener unas sedes judiciales adecuadas para la justicia que se requiere en el siglo XXI, no del siglo XIX que en muchos casos ocurre. En Andalucía hay sedes que se parecen más a las del siglo XIX en cuanto a temporalidad y se parecen más al norte de África que a Europa en cuanto al territorio. A eso responde al plan de infraestructuras judiciales que confío que cuanto antes se resuelva.
  1. En el siglo XXI, la Justicia ya no es de papel, es de datos. Y para eso se requiere un soporte digital adecuado a esa necesidad que no lo teníamos y esperamos que esté completamente desplegado en junio el nuevo sistema  de gestión procesal @Adriano que sí es el nuevo sistema del siglo XXI y se está incorporando el proceso de formación para los funcionarios en este nuevo sistema mucho más eficaz y rápido.
  1. Una nueva ordenación del personal de los funcionarios de justicia a las necesidades que tienen los juzgados y el justiciable. La Ley Orgánica del Poder Judicial de 2003 pide a los responsables que gestionen la Justicia que se ponga en marcha la Nueva Oficina Judicial (NOJ). En Andalucía solo hay dos partidos judiciales que como experiencia piloto y, no completa, han puesto en marcha esa nueva oficina judicial que viene del año 2003 como son El Ejido y Velez-Málaga. Nosotros queremos que ese nuevo modelo de oficina judicial se extienda a todos los partidos judiciales de Andalucía. Estamos ahora a caballo en otra reforma legal. A la de 2003 no fueron capaces de llegar los que administran la Justicia en aquel momento. Nosotros estamos ya trabajando en la nueva transformación que se va a producir que está en la Ley de Eficiencia Organizativa que se está tramitando en el Congreso de los Diputados que va a cambiar del modelo que todos conocemos como los juzgados a un órgano colegiado que serán los Tribunales de Instancia  donde los jueces van a funcionar al estilo a como se hacen en las Audiencias Provinciales, de manera colegiada, asignándose asuntos, especializándose unos en materia civil, otros penal, familia, etc. y eso requiere una nueva organización del personal y en eso estamos trabajando con los sindicatos que están actuando con mucha responsabilidad intentando mejorar las condiciones en las que prestamos la justicia a los andaluces.

En otra materia que desde su Consejería se está trabajando es el proyecto del Reto Demográfico, ¿podremos tener una Andalucía preparada en breve para asumir ese reto demográfico?

Andalucía no tiene hoy un problema demográfico mayor que el conjunto de España. Nuestro problema real no es la despoblación, sino la natalidad. Es el primer año en el que hay más niños cuyas madres tienen más de 40 años que las de menores de 25 años. Eso no ha ocurrido nunca en la historia. Es una anomalía que responde a otros parámetros.

En Andalucía tenemos bien resuelta la distribución poblacional en el territorio. Tenemos doce ciudades de más de 100.000 habitantes que hacen el anclaje del territorio fundamentalmente en torno a la costa y al valle del Guadalquivir más las capitales del interior. Tenemos también una red de ciudades medias muy importantes para que el conjunto de las comarcas de Andalucía tengan referencias en cuanto a servicios y comercios relativamente cerca.

¿A quién le haría un buen pespunte?

En un sentido positivo, hemos conocido hace muy poco tiempo la última encuesta de CENTRA que nos alegra mucho, pues para quien tiene una responsabilidad de gobierno en Andalucía oír a más del 60% de los andaluces decir que el mejor sitio para vivir es en Andalucía, pues es un orgullo.

Yo creo que muchos políticos que intentan sacar tajada de todo deberían tomar nota de eso y aprender de la base, de los andaluces. Como cuando oímos a líderes políticos como el señor Espadas decir que Andalucía es un desastre y que aquí no se puede vivir y más del 60% de los andaluces le dicen que es el mejor sitio donde se puede vivir.

En esa encuesta nos dicen que se vive mejor que en cualquier otra comunidad autónoma y también que se vive mejor que antes, cuando gobernaba precisamente ese partido que ahora dice que no se puede gobernar.

En cuanto al otro pespunte, leía el otro día en vuestra página una nota de prensa del Ayuntamiento de Osuna en el que se daba a entender que el proyecto de la recuperación del Palacio de los Cepeda es gracias al trabajo de su Ayuntamiento y de su alcaldesa, alcaldesa que hasta el día de nuestra visita a Osuna este jueves no la conocía de nada, no había hablado con ella en mi vida, ni había leído ninguna carta suya y no sé con quién habrá hablado. Pero lo que sí le pido es que se implique en este proyecto, que si bien hasta ahora no ha hecho nada, que se implique y que ayude en lo que está en su competencia y hay que hacerlo ya. Hay que hablar con los comerciantes del entorno porque si hacemos este comercio es para darle vida al centro de Osuna, sino para nosotros lo cómodo sería irnos a otro sitio. Hay que hacer un plan de ayuda a ese comercio del centro de Osuna para que se beneficie otra vez de tener el juzgado en el centro. Hay que resolver el problema de aparcamientos y tiene el tiempo que tardemos en hacer la obra para hacer su parte que es saber que cuando tiene uno el orgullo de que te van a recuperar un edificio histórico de un valor incalculable con una inversión de más de 6 millones de euros que pone íntegramente la Junta de Andalucía, pues lo mínimo es corresponder con la parte que te toque para que eso funcione, para que Osuna no sea una vergüenza para cuando vengan de otros partidos judiciales y digan “allí no hay forma de aparcar, no hay forma de organizarse…” Yo le daré las gracias a la alcaldesa y al gobierno municipal si hace esa parte. Lo demás lo hemos tenido que hacer nosotros solos. La licencia la tiene que dar el Ayuntamiento, pero no la hubiese dado si no estuviera el proyecto perfectamente redactado, con un coste de casi 700.000 euros con una actuación complejísima con la comisión provincial de Patrimonio porque el edificio tiene muchísimo valor y está en un estado lamentable. Debería darle vergüenza a alguien haber dejado ese edificio llegar a la situación en la que está.

© 2023 COPYRIGHT EL PESPUNTE. ISSN: 2174-6931
El Pespunte Media S.L. - B56740004
Avda. de la Constitución, 15, 1ª planta, Of. 1
41640 Osuna (Sevilla)