Gonzalo Palau, joven talento de Herrera: “Me considero un prometedor ‘rookie’”

Fue premiado con 15 años por la Asociación de Flautistas de España

La Casona de Calderón

Hoy presentamos en El Pespunte a todo un talento, un profesional de sólo 16 años, Gonzalo Palau. A pesar de su corta edad, posee una carrera intensa, muy creciente, y sobre todo, bastante destacada.

Este músico natural de Herrera, especializado en flauta, cuenta en su palmarés con diversos premios y con el lujo de haber podido sellar actuaciones de mucho renombre.

Para conocer más a fondo la vida y trayectoria de Gonzalo, hemos tenido el lujo de poder hablar con él de primera mano.

P: A pesar de tu corta edad, podemos decir que ya eres un “peso pesado” en el mundo de la música.

R: Agradezco que algunas personas me consideren un ‘peso pesado’, pero humildemente, todavía yo no me veo como tal, por mi juventud y porque siento que aún estoy en el comienzo de algo que espero que sea grande. Es decir, soy consciente de que estoy dando importantes pasos, pero es mucho camino lo que me queda por delante, muchos aprendizajes, experiencias, tropezones (que los habrá) y después de todo ello alcanzaré el nivel con el que ya me pueda considerar un referente en el mundo de la flauta. Más que ‘peso pesado’, me considero todavía un trabajador nato y un prometedor rookie.

 

Además de ser todo un experto con la flauta, ¿qué otros instrumentos dominas?

Realmente casi todo mi tiempo disponible se lo dedico a la flauta, ya que es mi instrumento principal. Aun así, me gusta de vez en cuando practicar piano ya que es un instrumento muy versátil y que te brinda una gran visión de cómo funciona la música desde otro punto de vista. También se pueden tocar otro tipo de obras muy famosas y que con práctica al final se consiguen.

 

¿En qué consiste el ‘Proyecto Talentos’?

En el ‘Proyecto Talentos’ nos reunimos músicos de distintas partes de España durante 10 días. Son unas jornadas de convivencia y ensayo tras las cuales ofrecemos un concierto en el Auditorio Nacional de Madrid. Esta iniciativa está organizada por la Orquesta de Madrid para apoyar a los músicos jóvenes en nuestra formación y para que vivamos experiencias enriquecedoras, como es la de tocar en un espacio tan reconocido. He tenido la suerte de ir, no solo una, sino dos veces a estos encuentros. Aquí he podido formarme con profesores muy prestigiosos del Conservatorio Reina Sofía de Madrid, he podido conocer y compartir experiencias con jóvenes amantes de la música como yo e incluso he estrechado la mano de la reina Sofía. Además, esta ha sido la primera vez que he tocado en un espacio de tanto prestigio ante centenares de personas.

 

¿Cómo fue recibida la noticia en tu pueblo de Herrera y entre tus familiares, amigos y gente que te rodea?

Fue una noticia de la que se alegró mucho toda mi familia y las personas que me rodean. Incluso el mismo Ayuntamiento de Herrera me felicitó a través de Facebook por todos los logros recientes, lo cual me alegro muchísimo. En mi pueblo se apuesta por la música, ya que tenemos conservatorio y escuela de música propios. Esto demuestra que hay una gran cultura musical, lo cual me hizo descubrir mi vocación y querer dedicarme a ello profesionalmente.

 

¿Con qué personajes relevantes dentro de la música has tenido la oportunidad de trabajar?

A lo largo de mi corta carrera he conocido numerosos intérpretes de gran prestigio como Emmanuel Pahud, Philipe Bernold (intérprete y profesor del conservatorio superior de París, uno de los más importantes en el mundo de la flauta) y Vicens Prats (profesor en la Escuela Superior de Música de Cataluña). A él lo considero mi mentor ya que desde que yo era pequeño sigue de cerca mi evolución y me forma como músico. Asimismo, he podido trabajar con profesores de conservatorios superiores como Antonio Nuez, Wéndela Van Swol o Javier Castiblanque entre otros.

 

Aunque tu carrera no sea muy extensa, ¿qué actuaciones consideras como las más importantes hasta el momento?

Las dos actuaciones más importantes hasta el momento han sido como integrante de la Orquesta Joven de Andalucía. La primera tuvo lugar en el Teatro de la Maestranza de Sevilla y la otra en el Gran Teatro de Córdoba. Fue una experiencia que jamás olvidaré (ya que fue mi debut con esta orquesta). Esta experiencia no solo consistía en los dos conciertos que acabó de mencionar, sino que durante más de una semana convivimos con miembros de toda la orquesta en una residencia ensayando con el gran director Pablo Heras Casado. Y después de esta semana de preparación se celebraron los dos conciertos.

 

¿Qué premio consideras que ha sido el más importante de los que has obtenido?

Sin ninguna duda, el que conseguí en la Convención de Flautas que cada dos años organiza la Asociación de Flautistas de España (AFE). Este concurso al que me refiero se celebró en 2018 en Valencia. Lo bueno de que un concurso esté englobado dentro de una convención es que, durante 3 días, la organización trae a grandes figuras de este instrumento a nivel internacional, lo que hace que se convierta en un evento muy importante y que atraiga las miradas de todos los profesionales de la música. Esto hizo que mi victoria tuviera aún más reconocimiento. A nivel personal, lo considero el premio más importante de mi carrera porque ni yo mismo era consciente de que podía conseguirlo. Así que en abril de 2018, cuando tenía 15 años, mis padres y yo nos fuimos a Valencia a participar en esta Convención de Flautas, siempre con el objetivo de conseguir el premio pero con el respeto de competir ante compañeros que tenían 18 años. Atrás quedaban 3 meses de preparación y sueños de lo que yo consideraba casi un imposible. Después de tocar en la primera ronda y que me dijeran que pasaba a la fase final, ¡casi ni me lo podía creer! En esa última fase estábamos solo 5 concursantes. Un rato antes de empezar, hubo un pequeño cambio en el orden y tuve que tocar el primero. Esto me puso un poco más nervioso, pero mi padre me ayudó a relajarme y salí al escenario concentrado al 200%. Después de tocar, ya me sentí mucho más tranquilo, pero aún me quedaba por delante una hora de espera hasta la deliberación final. A la hora de decir los ganadores, el organizador del concurso iba mencionando los nombres desde el quinto hasta el primero. Estábamos muy emocionados porque pasaba el 5º, el 4º, el 3º… y no me nombraban. Dijeron el segundo y no era yo. Al designar el ganador, ya sí pronunciaron mi nombre: “Gonzalo Palau”. Ahí estallamos de alegría mis padres y yo. Fue un momento imborrable y que me ha marcado para siempre.

 

¿Cuáles consideras que han sido las claves de tu éxito para llegar a ser quien eres tan rápido?

Principalmente, muchísimo trabajo y constancia haciendo rutinas de ejercicios, escuchando las obras que tengo que tocar, haciendo lecturas de la partitura mientras las escucho y un sinfín de ejercicios diarios. Además, hay que privarse de actividades muy habituales que disfrutan los jóvenes de mi edad, como salir todos los fines de semana o quedar a menudo con los amigos. Es muy importante también darte a conocer y no dejar de buscar pruebas para orquestas, proyectos, todo con el objetivo de afianzar relaciones con profesionales y adquirir conocimientos para tener un futuro prometedor. Pero sin ninguna duda uno de los mayores pilares son los apoyos, tanto familiar como profesional. Desde siempre mi familia ha estado involucrada en mi desarrollo y muchos profesionales han apostado por mí, algo de lo que estoy muy agradecido, porque son un pilar fundamental para mi vida profesional y personal.

 

¿Quién es tu referente en el mundo de la música y por qué?

Mi referente, sin duda, es Emmanuel Pahud (con él en la fotografía inferior), uno de los mejores flautistas del mundo. Él es un concertista que viaja por todo el mundo actuando en los auditorios más importantes. También pertenece a la Orquesta Filarmónica de Berlín, la más reconocida del mundo junto a la de Viena. He tenido la oportunidad de asistir a alguna de sus clases magistrales y en ellas demuestra por qué está a tan alto nivel. He tenido la oportunidad de hablar con él y en el trato personal es muy amable y simpático, lo que demuestra una gran humildad.

Por último, ¿qué te gustaría ser en un futuro y como ves tu día de mañana en el mundo de la música?

-Después de acabar mis estudios superiores de música, voy a hacer un máster en el extranjero y voy a alcanzar el nivel necesario para entrar en una gran orquesta. También me gustaría transmitir mi conocimiento a alumnos que sueñan con vivir de esto como yo lo sueño hoy en día. En definitiva, estar en la élite de la música, viajar por todo el mundo y disfrutar de mi profesión.

Rubén Delgado

Comentarios

AUTOR