ENTREVISTA | Mario Niebla del Toro: «la Duquesa de Alba fue fundamental en mis comienzos»

El fundador y director de la revista 'Escaparate' de Sevilla ha atendido a El Pespunte para contarnos cómo vive Sevilla social y laboralmente.

Su ciudad es su fuente principal de inspiración y no lo esconde. Ni falta que hace. Para Mario Niebla del Toro (Sevilla, 1983) también es el escenario ideal para programar fiestas a las que quieren asistir celebridades de todo el país.

Este periodista especializado en protocolo y relaciones públicas fundó la revista Escaparate hace 17 años con el convencimiento de que se le abrirían todas las puertas para proyectar su ciudad a través de aristócratas, toreros, modelos, empresarios… que quieren estar en todo cuanto organice este armao de la Macarena y, desde este domingo, flamante hermano mayor del Rocío de la misma collación.

Es un tipo que juega la vida por equipos, sabedor que somos un resultado de decisiones que, en su caso, suelen caer en una altísima probabilidad en la parte positiva de la balanza.

Hablamos en El Pespunte con alguien para quien todos los halagos para con su ciudad se le quedan escasos.

 

Querido Mario, un poeta dijo que las palabras son ‘dulces andrajos de un linaje de príncipes’. Tú vives de ellas, que no de la palabrería. 

Hay mucho trovador hueco. Mucho pregonero vacío que se queda en las formas y no en el fondo. Yo intento dedicarle a mi vida en la medida de lo posible autenticidad. Intento tener palabra, ser coherente incluso cuando no me conviene. Esa forma de ver la vida de verdad, me la enseñaron mis padres. La verdad por delante incluso aunque no me convenga.

Pero también consideras fundamental la imagen.

Es lo primero que los demás ven de nosotros. La forma de saludar, de vestir, de dirigirnos… Es lo que queremos proyectar. El ser humano es un ser visual. Como dice una amiga mía: «no hay una segunda oportunidad para una primera impresión». Tanto en la forma de escribir, de hablar, de comer, en la forma de elegir amigos y estilos de vida, se crea una imagen que tú proyectas al exterior y debe ser en la medida de lo posible lo más parecido a lo que tú quieres transmitir. Si transmites una imagen contraria a lo que tú eres está dándose un problema de comunicación.

¿Cuál es el éxito de ese ‘Escaparate’ que empezaste a decorar hace la friolera de 17 años?

El secreto es que es una revista hecha a la medida de Sevilla. Es una revista que muestra la sociedad sevillana contada desde dentro, conociendo sus códigos y sus puntos cardinales. La fuerza viva de la ciudad: los pintores, los aristócratas, los toreros, los empresarios, los diseñadores de moda… los nuevos y los viejos ricos y los nuevos pobres, pero con una cultura y una identidad emocional importante.

Siempre intentamos que la revista se llene no solo de la vida social donde el sevillano se pueda encontrar en ella, sino también llenarla de personajes y personalidades que sean aspiracionales para la sociedad.

¿Cómo enamoraste a Cayetana Fitz-James Stuart? Es imposible imaginar tu ‘Escaparate’ sin ella.

La duquesa de Alba fue fundamental en mis comienzos, porque siempre apostó por los nuevos valores y las jóvenes promesas. En mi caso, vio un niño ilusionado con aspiraciones y ambiciones bien entendidas. Con ganas de hacer una prensa blanca, seria. Una prensa social y muy sevillana. Ella era una enamorada de la ciudad y con un gran don de la generosidad. Era una señora pegamento. Intentaba crear sinergias entre las personas y proteger a los más débiles.

Con su presencia me apoyó hasta hacerme un nombre y un hueco en la sociedad sevillana.

¿Tu Sevilla es la de una minoría?

No. Pese a que pueda parecer que tiene un punto elitista o clasista, para nada. La revista Escaparate es un escaparate de la sociedad. Con unos valores y una aristocracia del tipo emocional, intelectual y con un respeto absoluto a nuestras tradiciones. Nosotros somos la revista que mantiene un compromiso con esa Sevilla y con los valores cristianos, las tradiciones, con un apoyo absoluto a la Monarquía. No somos una generalidad pero tampoco somos una minoría.

¿Qué nos sigue faltando a los sevillanos y a su provincia para ser aún más reconocidos?

No nos falta de nada. Sevilla tiene de todo para ser feliz. Sevilla tiene un clima maravilloso, una provincia riquísima, una cultura única. Somos únicos en el mundo. Hemos sido capital del mundo en el siglo XV y seguimos siendo un referente mundial en nuestra forma de entender la vida. Sevilla no es una ciudad, Sevilla es una filosofía de vida. El sevillano de todas las condiciones es una persona llamada a ser feliz. 

Sanlúcar de Barrameda y El Rocío son tus dos amantes.

Sanlúcar de Barrameda es la niña más guapa que ha parío Sevilla y el Rocío es un oasis, un paraíso terrenal.

Laboralmente, ¿qué nuevos proyectos te hacen levantarte con ilusión y ganas?

Lo bueno que tiene la labor que hacemos no solo con la revista, sino también como agencia de comunicación y protocolo es que cada 5 minutos cambiamos de cliente. Nuestro trabajo no es para nada monótono y eso nos mantiene vivos y despiertos y nos da una riqueza emocional brutal.

Y, por si no tuvieras suficiente, has tomado posesión como hermano mayor del Rocío de la Macarena.

Me quedaban 5 minutos en el día y ya se los dedicaba a a mi Hermandad (risas). Para mí el Rocío de la Macarena ha sido una escuela de vida cristiana. Yo he aprendido a querer a la Virgen gracias a mi hermandad. He crecido como persona en esta hermandad y es ahora una buena ocasión en mi momento vital para dedicarle a mi hermandad tres años de mi vida a la que pueda devolverle parte de todo lo que me ha dado en estos 40 años de vida.

¿Ves una coraza dorada y 7 plumas en tu casco y qué te ocurre?

Los «armaos» de la Macarena creo que es la cosa más sevillana que tiene Sevilla. Un «armao» de la Macarena es comparable a un Seise. No es algo sui generis. Cuando yo me visto de Armao, me visto de Sevilla, me visto de mi familia, de mi abuela, de mi padre. No es llevar un uniforme sino llevar un sentimiento con el que se identifican muchas personas, por eso cuando vamos por la calle la gente nos aplaude pero no a nosotros sino a ese trozo de Sevilla que somos los Armaos, mensajeros de Esperanza, que motivan y calan en lo más profundo del sentimiento popular.

© 2023 COPYRIGHT EL PESPUNTE. ISSN: 2174-6931
El Pespunte Media S.L. - B56740004
Avda. de la Constitución, 15, 1ª planta, Of. 1
41640 Osuna (Sevilla)