Las mujeres de Osuna se concentran a las puertas del Ayuntamiento para reclamar la igualdad de sexos

A las 11 de la mañana del pasado jueves, 8 de marzo, el Ayuntamiento de Osuna convocaba a la ciudadanía a las puertas del mismo para secundar el primero de los dos paros celebrados con motivo del Día Internacional de las Mujeres, el cual se mantenía hasta la una del mediodía y que contaba conla presencia de la alcaldesa de la localidad, Rosario Andújar, acompañada por las mujeres concejalas de su equipo de gobierno, así como de las trabajadoras de la administración municipal y numerosas vecinas de la localidad. Una concentración, mayoritariamente femenina, pero donde también se ha contado con la presencia de hombres que han querido mostrar su apoyo a las reivindicaciones sociales y laborales planteadas por las mujeres en este 8 de marzo.

En este sentido, la alcaldesa destacaba que “el objetivo de estos paros y de estas concentraciones es precisamente reivindicar una sociedad en la que las mujeres vivamos libres de violencia machista, en una sociedad igualitaria y participativa, en la que ocupemos el lugar que nos corresponde por derecho y por capacidad, al mismo tiempo que reiteramos nuestro compromiso activo con la eliminación de la discriminación laboral, económica y social de las mujeres.”

A las 12 del mediodía Rosario Andújar daba lectura a un manifiesto en el que se volvía a incidir en la necesidad de continuar avanzando en igualdad, partiendo de políticas educativas basadas en este principio y que se deben aplicar desde la infancia, a la vez que se hacía hincapié en la necesidad de habilitar más recursos públicos que favorezcan la corresponsabilidad, de igual a igual, entre ambos géneros, cuyo contenido íntegro se expone a continuación:

“Hoy 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, conmemoramos una fecha histórica que nos lleva al recuerdo y homenaje, de todas las mujeres que a lo largo de nuestra historia lucharon por nuestra libertad y el avance de nuestros derechos. Un día clave en la lucha feminista, que debe servirnos igualmente de jornada reivindicativa, una jornada de lucha, sensibilización y concienciación, una jornada que debe ser el espejo en el que mirarnos cada día del año para denunciar las múltiples formas de discriminación quesiguen existiendo hacia las mujeres por razones de sexo y que lamentablemente, aun siguen arraigadas en nuestra sociedad actual.

Conseguiremos una sociedad verdaderamente democrática cuando seamos capaces de eliminar esos comportamientos y actitudes machistas que atentan contra más de la mitad de la población, las mujeres. Un machismo que se extiende en todos los ámbitos, desde el familiar, social y laboral hasta la más cruel de las manifestaciones como es la violencia de género.

Es necesario, por tanto, que el Pacto de Estado contra la violencia machista se dote cuanto antes de los recursos y los medios necesarios para el desarrollo de políticas igualitarias reales y efectivas que ayuden a conseguir una sociedad libre de las múltiples formas de violencia contra las mujeres.

En este y todos los días, estamos llamados a trabajar por una sociedad paritaria e igualmente participativa, impulsando la coeducación en todos los ámbitos, así como también a establecer medidas de apoyo que impulsen la conciliación personal, laboral y familiar para avanzar hacia una sociedad más equilibrada y justa. Una sociedad donde las mujeres ocupen el lugar que les corresponde, por derecho y por capacidad.  En nuestro país, actualmente las mujeres siguen teniendo más obstáculos que los hombres para acceder al mercado laboral, ocupando en muchos casos puestos temporales o con jornadas parciales, padeciendo mayores dificultades para ocupar puestos de responsabilidad y llegando a situarse la tasa de desempleo de las mujeres, en 4 puntos por encima a la de los hombres. Una situación generalizada de desigualdad laboral y discriminación salarial, que en la actualidad se manifiesta alcanzando una brecha del 23% de media, en detrimento de las mujeres.

Dicho de otra forma, las mujeres trabajan de media 54 días gratis al año con respecto a los hombres que ejercen el mismo trabajo, por el hecho de ser mujer. Una discriminación salarial que no solo afecta al salario, sino también a sus pensiones, prestaciones por desempleo o incapacidad. Una realidad ante la que expresamos nuestra más rotunda desaprobación.

Entendemos por tanto, que es urgente un cambio social que reconozca el talento y la capacidad de las mujeres en los diferentes ámbitos de la sociedad, así como su contribución al desarrollo económico y social de nuestro país, abordando por Ley medidas para erradicar las discriminaciones históricas que han condicionado y condicionan la vida de las mujeres, en especial en todo lo relativo al empleo y la vida laboral. Por todo ello, el Ayuntamiento de Osuna, las personas empleadas en el mismo, las organizaciones sindicales representadas en este Ayuntamiento y la ciudadanía en su conjunto, apoyamos activamente esta movilización y paro activo. Un paro laboral contra las desigualdades estructurales que afectan a las mujeres, las brechas por género y violencia machista, la precariedad laboral y techo de cristal, un paro laboral que sirve como mecanismo de visualización también, de la labor que desempeñamos todas y cada una de las mujeres, todos días del año. Un paro con el que además, reforzamos nuestro compromiso para emprender cuantas acciones sean precisas a favor de los derechos de las mujeres en todos los ámbitos de la sociedad.
¡Basta de discriminación sexista!”

Tras la lectura de este manifiesto, se continuaba con la concentración y con los paros laborales, los cuales, como ha destacado la alcaldesa de Osuna “son absolutamente necesarios porque con ellos demostramos que, si las mujeres se paran, se para el mundo, con lo cual son una manera de rechazar las desigualdades que afectan a las mujeres, las brechas salariales, así como la violencia machista, permitiendo además visibilizar la precariedad laboral y social que padecen las mujeres, al mismo tiempo que hacer evidente la importancia de la labor y el trabajo que desempeñamos en nuestra sociedad, y esto no es posible hacerlo si no nos implicamos todo el mundo.”

El segundo paro tuvo lugar de cuatro a seis de la tarde, igualmente a las puertas del Ayuntamiento de Osuna, donde de nuevo estuvo presente la alcaldesa, Rosario Andújar, junto a las concejalas de su equipo de gobierno, trabajadoras municipales de este turno, así como también hubo asistencia masculina, por parte de delegados y de trabajadores municipales.

Fuente: Gabinete Prensa Ayto. de Osuna.

Comentarios

AUTOR