Ha fallecido Gonzalo Maya, ursaonense de adopción

Hoy ha fallecido en el Hospital de la Merced de Osuna Gonzalo Maya, un hombre cabal que ha dejado entre nuestras calles, y en su familia en particular, todo el amor que era capaz de desprender.

Nacido en Casariche en el seno de la familia de los Benino, Gonzalo se casó con la ursaonense Gloria Heredia Torres, sobrina entre otros de Carmen Torres y de Joselero. De esa unión nació una hija, Gloria.

Parejo y Cañero Intermedio fijo

 

Gonzalo regentó durante muchos años el bar de la Peña los 40 y acudió a numerosas ferias para trabajar, así como a multitud de eventos privados, donde mostraba su buen hacer.

Su prudencia, respeto, saber estar y una exquisita educación se ven reflejados en su hija y en sus queridísimos nietos, por los que se desvivió en estos últimos años.

La Carrera era su hábitat natural. Vio transcurrir a través del ventanal de la Peña una película con unas escenas que fueron desapareciendo y de los que recogió el testigo para ser él uno de esos actores imprescindibles cada día del año.

El pasado mes de noviembre acudió al balcón del ayuntamiento durante la izada de la bandera gitana representando los valores de los mayores de la Asociación Sociocultural de Osuna ‘Estipen’.

Su figura erguida, el rictus serio y sus brazos atrás frente a la imagen de Jesús Nazareno quedaron reflejados en una fotografía que pasará a la historia por haber sido utilizada por la hermandad para la reapertura del templo de la Victoria tras el confinamiento provocado por el Covid-19. ¡Ay, el Covid-19!

Miembro de la hermandad desde 1987, no faltaba a la misa dominical en la iglesia de la Victoria siempre desde el mismo lugar, desde el mismo asiento, sin hacer un ápice de ruido.

Una enfermera que le ha estado atendiendo en estos días en el Hospital con todo el cariño del mundo me contaba hace solo unos días con lágrimas en los ojos que no se le olvidará un traslado de Jesús Nazareno al que llegó con el embarazo cumplido, justo cuando iba a dar comienzo el acto. La iglesia estaba abarrotada y muchas personas la iban saludando y haciendo alusión a su avanzadísimo estado de gestación, pero solo una persona, desconocida para ella, se levantó para cederle el sitio. Obviamente se trataba de Gonzalo.

Durante una dura estancia en el Hospital (¡maldita sea la estampa del virus!) su hija Gloria no era capaz de avanzar un metro seguido por la Carrera sin que la gente le parase para preguntarle por la salud por su padre. “¡Cuánta gente me para y cuánta gente me llama!”.

Osuna se ha quedado hoy un poco más huérfana tras ver partir a un honroso ursaonense adoptivo, Gonzalo Maya: el padre de Gloria, el primo de Maruja, de Palmira y de tantos otros; el que quedará por siempre fotografiado frente a Nuestro Padre Jesús y el que ya estará disfrutando de su verdadero rostro.

Álvaro Reina

Comentarios

WhatsApp El Pespunte

AUTOR

Quizás también te interese…