El avance del español como lengua cultural y de negocios en el mundo

Las culturas y en su esencia sus lenguas, son el estandarte de las sociedades que conviven alrededor de este mundo tan globalizado gracias a las nuevas tecnologías y medios de comunicación. El inglés siempre se ha considerado como la lengua de los negocios y el francés como lengua para las políticas, pero estos clichés han cambiado con el tiempo y ahora el español es una lengua considerada por muchos ministerios de educación y cultura en diversos países, como una de las lenguas que los estudiantes deberían de aprender. A continuación, veremos cómo el español está tomando cada vez más importancia a nivel global.

El origen del castellano y su expansión cultural

Parejo y Cañero Intermedio fijo

El español procede del latín, la lengua madre del Imperio romano, que tras disolverse dio lugar a diversas lenguas romances, siendo el español la lengua de esta familia que mejor y más se ha difundido en los diferentes continentes, en especial el de América del sur. El latín se hablaba en todas las provincias de este imperio, pero éste se dividió, dando lugar a diferentes diversificaciones de la lengua, de ahí que existan las lenguas romances como el francés, el italiano, el rumano y el español, denominación cuyo origen podría ser el nombre de la provincia que componía la península ibérica, Hispania. El “castellano” es originariamente del Reino de Castilla, aunque hoy en día sigue existiendo polémica en cómo se debería de denominar por lo que la Real Academia de la Lengua Española (RAE) advierte que tanto “español” como “castellano” son palabras sinónimas de lo mismo. A partir del descubrimiento de América por Cristóbal Colón en 1492, la lengua se expandió rápidamente debido a los colonizadores que decidieron establecerse en las colonias de América, tanto en el norte como en el sur del continente y con el paso de los siglos la comunidad hispanohablante ha ido creciendo, sobre todo en Estados Unidos donde una buena parte de la población se considera bilingüe.

El español como segunda lengua nativa más hablada en el mundo

Muchos se preguntarán qué posición ocupa el español en el ranking mundial de lenguas más habladas, pues bien, según Babbel el español es la segunda lengua más hablada en el mundo tras el chino, con 400 millones y 1.2 billones de personas respectivamente, a nivel nativo, es decir, personas cuya lengua materna es el español o chino. El inglés queda relegado a la tercera posición con unos 360 millones de hablantes, aunque casi medio millón la utilizan como segunda lengua. El hecho de que el español sea la segunda lengua nativa más hablada en el planeta dice mucho de su distribución ya que en todo el sur de Latinoamérica, con la excepción de Brasil, Suriname y Guayana francesa, tienen el español como lengua oficial. Además de Centroamérica donde México es el país con más hablantes de español del mundo, y comunidades muy amplias de hispanohablantes en los distintos territorios que conforman los Estados Unidos de América. A pesar de que nuestra lengua es la segunda más hablada por número de nativos, se convierte en la tercera lengua por detrás del inglés y el francés, como idioma utilizado por personas nativas y no nativas en el mundo. También es considerada como la tercera lengua más utilizada en los medios de comunicación a escala global.

Un vocabulario rico y diferente según el país

La lengua de Cervantes tiene, hoy en día, unas 22 academias de la lengua repartidas por cuatro continentes como bien se afirma en este artículo de El País. A pesar de que nuestro idioma naciera en la península ibérica, la historia y las coincidencias hicieron que se repartiera por medio mundo. Cada país tiene sus propias reglas escritas y otras que cada sociedad acoge como suyas. Se puede observar como hay vocabulario que funciona en nuestro país, pero no funcionaría de igual manera en países como México o Argentina, donde por ejemplo la palabra “coger” tiene un significado bien diferente y podría acarrear algún que otro malentendido. Al igual que ocurre con el inglés de Inglaterra y el de los EE.UU., con el español de ambas vertientes del océano Atlántico ocurre lo mismo, por ejemplo, en México un “celular” será para un español un “teléfono móvil” o un coche para un colombiano será un “carro”. Otro ejemplo sería la denominación de juegos como por ejemplo el apalabrados de España sería el Preguntados en América, o el juego de cartas blackjack de América el cual es conocido como el 21 de toda la vida en España. No cabe duda que las diferencias enriquecen la lengua y que son muy valoradas por los académicos, aunque a veces sean muy duros con las reglas que describen en los manuales de estilo, y es quizá por ello que en los últimos años dejan entrever su flexibilidad añadiendo palabras no recogidas en el diccionario.

Para preservar esta riqueza que contiene el español como idioma y cultura. El Instituto Cervantes fue creado para ese fin, el de llevar por todo el mundo la bandera de este idioma y enseñarlo en los 5 continentes, con sedes en muchas de las capitales más importantes en cada uno de ellos y donde además de clases también se realizan actividades.

La variedad y riqueza de nuestro idioma debe ser un motivo más de sentirnos orgullosos a ambos lados del Atlántico, además de ser un factor de orgullo para que las economías hispanas cobren de nuevo la autoestima bien alto que un día tuviera.

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…