TASA INCIDENCIA COVID (Población de 60 o más años) OSUNA 619,4. | Aguadulce 769,2 | Algámitas 0,0 | Badolatosa 0,0 | Cañada Rosal 1.152,4 | Casariche 309,4 | Corrales (Los) 505,6 | Écija 745,2 | El Rubio 680,3 | El Saucejo 176,1 | Estepa 260,6 | Fuentes de Andalucía 517,6 | Gilena 446,4 | Herrera 192,4 | Lantejuela 244,8 | La Luisiana 455,0 | La Puebla de Cazalla 273,7 | La Roda de Andalucía 573,1 | Lora de Estepa 420,2 | Marchena 572,8 | Marinaleda 165,6 | Martín de la Jara 0,0 | Osuna 619,4 | Pedrera 355,6 | Villanueva de San Juan 892,9 | (Actualizado 17/05/2022 a las 13:50 h.)
TASA INCIDENCIA COVID (población de 60 o más años) OSUNA 619,4. | Aguadulce 769,2 | Algámitas 0,0 | Badolatosa 0,0 | Cañada Rosal 1.152,4 | Casariche 309,4 | Corrales (Los) 505,6 | Écija 745,2 | El Rubio 680,3 | El Saucejo 176,1 | Estepa 260,6 | Fuentes de Andalucía 517,6 | Gilena 446,4 | Herrera 192,4 | Lantejuela 244,8 | La Luisiana 455,0 | La Puebla de Cazalla 273,7 | La Roda de Andalucía 573,1 | Lora de Estepa 420,2 | Marchena 572,8 | Marinaleda 165,6 | Martín de la Jara 0,0 | Osuna 619,4 | Pedrera 355,6 | Villanueva de San Juan 892,9 | (Actualizado 17/05/2022 a las 13:50 h.)

Máquinas tragaperras, una manera muy divertida de apostar

La historia de las máquinas tragaperras es bastante interesante, su creador fue un ingeniero de nombre Charles Fey, el cual (la fecha no es confirmada pero se dice que fue entre 1887 y 1895) invento una maquina con un mecanismo muy sencillo, pero que revolucionaria el mundo de los casinos algunos años más adelante, el ingeniero le puso nombre a su máquina en honor a la campana de la libertad y la llamo “Liberty Bell” (en español campana de la libertad). Esta invención fue realizada en California, Estados Unidos. El sistema era realmente sencillo de utilizar, la maquina contenía unos rodillos giratorios lo cuales iban mostrando imágenes de cartas de juego francesas. Para jugar en la Liberty Bell simplemente se tenía que introducir una moneda, girar la palanca y esperar que los rodillos se detuvieran con la esperanza de que salieran tres símbolos de la campana de la libertad o alguna otra combinación ganadora. Una estimación habla de que la primera máquina tragaperras pagaba alrededor de un 70% de las veces en las cuales se jugaba.

El crecimiento de estas máquinas fue impresionante, en muy poco tiempo muchos de los bares y salones de Estados Unidos ya tenían una Liberty Bell o una versión más económica, pero lo que es cierto es que la llegada al mercado de las máquinas tragaperras fue realmente fuerte e impresionante. Lo que más le llamaba la atención a los apostadores era el sonido que la máquina hacía en el momento de ganar el premio y también era muy emocionante otro sonido; el que se escuchaba en el momento  en el cual comenzaban a caer las monedas por ganar un premio gordo.

Al pasar los años se comenzaron a inventar nuevas máquinas tragaperras, con símbolos diferentes y poco a poco todos los casinos en Estados Unidos instalaron su propia máquina, tanto así que a mediados de los años 90 en Las Vegas la mitad de los casinos tenían su propia tragamonedas. Un tema muy interesante es que primeramente fueron instaladas las tragamonedas con la intención de entretener a las mujeres que acompañaban a los grandes apostadores de juegos como el poker o el blackjack, pero que los casinos al darse cuenta de lo bien que les iba con las tragamonedas, ya que no necesitan pagar el sueldo de ningún personal operando la máquina y además la facturación que daban era incluso superior a la de las mesas de juego.

Lee también

En la actualidad las máquinas tragamonedas han cambiado mucho, ahora la tendencia es jugar en casinos online y es que simplemente con tener acceso a internet podremos jugar desde cualquier lugar del mundo y a cualquier hora sin problema alguno, es decir, podremos obtener esa adrenalina que nos da el apostar legalmente desde nuestros hogares o viajando sin problema alguno. Se acabaron esos largos viajes a casinos físicos para poder disfrutar de estos juegos, con la llegada de los casinos online y las tragaperras online tenemos la posibilidad de jugar simplemente teniendo acceso a internet. El golpe que las tragaperras online han tenido en el mercado se parece al golpe que las máquinas físicas tuvieron al final de los años 1800, la diferencia es que en la actualidad las máquinas tragaperras online son mucho más seguras ya que deben regirse bajo unos reglamentos publicados por el gobierno local, un reglamento que nos asegura que el juego es totalmente aleatorio y sobre todas las cosas: legal.

¿Qué opinas?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Clic hacia arriba