La Junta de Andalucía inyectará este año 9 millones de € más al centro de innovación de drones de Sevilla

La Consejería de Universidad transfirió en 2023 un montante de 6 millones de €, y la previsión es aportar otros 5 millones de € más a esta infraestructura en 2025, por lo que el apoyo global ascenderá a 20 millones de €

La Consejería de Universidad, Investigación e Innovación destinará este año un montante de 9 millones de € al Centro de Innovación de Vehículos Aéreos No Tripulados y Movilidad Aérea Urbana de Sevilla (CUAM, por sus siglas en inglés), una infraestructura impulsada junto a la Universidad de Sevilla. Esa cuantía se suma a la subvención de 6 millones de € que el ejecutivo autonómico ya transfirió a finales del pasado año a la institución académica para su puesta en marcha, por lo que el apoyo a este centro suma una aportación de 15 millones de € en 2 años. Su presupuesto global asciende a 20 millones de €, por lo que la cuantía restante hasta completar ese presupuesto la aportará la administración autonómica en 2025.

Esta instalación se centrará en generar conocimiento que permita mantener el liderazgo científico y tecnológico de Andalucía en tecnologías de vehículos aéreos no tripulados para usos civiles y, en particular, para su aplicación a la movilidad aérea urbana, haciendo posible la autonomía inteligente y segura de vehículos y sistemas. Además, se pretende favorecer la transferencia del conocimiento que se va a generar mediante esta iniciativa, a las empresas, haciendo especial énfasis en las pymes, mediante un plan específico de difusión y transferencia de resultados para promover la investigación y la innovación en el tejido empresarial. En suma, este nuevo centro de innovación fortalecerá y acompañará a la industria aeronáutica andaluza, capacitándola para su diversificación hacia nuevos productos, todos ellos con un alto valor añadido, muy superior a la tradicional fabricación de aeroestructuras.

La infraestructura estará liderada técnicamente por Aníbal Ollero, catedrático de robótica sevillano y uno de los mayores expertos europeos en drones. Se asentará preferentemente en el Parque Tecnológico Aeroespacial de Andalucía (Aeropólis), se desarrollará por fases y contará con distintos laboratorios, entre ellos, un banco de motores eléctricos y de modelado, un laboratorio de estructuras sensorizadas para movilidad aérea urbana (UAM), otro de recubrimientos y nanoestructuras para UAM y un tercero de sistemas de propulsión limpios. El centro se completará con una sede de operaciones de vuelo y formación, que se asentará en los terrenos del acuartelamiento aéreo de Tablada, y que constituirá un hangar industrial de unos 6.000 metros cuadrados. El presupuesto global de 20 millones de € también contempla la adquisición de aeronaves no tripuladas y demás equipamiento.

Andalucía, 2ª comunidad en el sector de drones

La industria de alta tecnología aeronáutica conformada por los denominados vehículos aéreos no tripulados (UAV) o drones constituye uno de los segmentos con mayor proyección de futuro, debido a las múltiples aplicaciones de estos robots aéreos en campos tan diversos como la agricultura, la vigilancia, la inspección de infraestructuras, el transporte o el control de incendios, entre otros muchos. Su crecimiento es, además, exponencial, impulsado por los constantes avances tecnológicos aplicados para mejorar sus prestaciones y extender su uso a gran parte de los sectores productivos y de servicios.

España se sitúa entre las 10 potencias mundiales en esta rama del sector aeroespacial y Andalucía es una de las responsables de ese empuje, ya que, tras Madrid, la región se consolida como la 2.ª comunidad relevante tanto en operadores como en pilotos, según se recoge en el Plan Estratégico para el Desarrollo del Sector Civil de los Drones en España 2018-2021. De acuerdo con dicho documento, en el conjunto nacional se registran más de 3.000 operadores en el mercado de drones, de los que 550 tienen sello andaluz. Asimismo, este plan prevé que la flota de drones de uso profesional superará las 51.400 aeronaves en 2035, y alcanzará las 53.500 en 2050. El impacto económico de este crecimiento está valorado en 1.220 millones de € en 2035, y en 1.520 millones de € en 2050.

Por su parte, la Comisión Europea estima que dentro de 20 años el mercado de los drones dará empleo a más de 100.000 personas en el territorio UE, con una magnitud económica que rondará los 10 billones de €.

En ese escenario, la región andaluza está bien posicionada, ya que tiene el conocimiento, las empresas y los profesionales que la sitúan en un lugar destacado, pero, sobre todo, cuenta con la apuesta institucional para continuar avanzando en su desarrollo. En este último aspecto, la Junta ya ha puesto en marcha la Estrategia Aeroespacial de Andalucía y la Consejería de Universidad promueve el Plan de Acción para el Fomento de la Innovación en el Sector Aeroespacial para el periodo 2023-2027. Además, para fortalecer a este sector, la Consejería está dando los primeros pasos para el desarrollo del programa ‘SpaceInnova Andalucía’, una iniciativa de Compra Pública de Innovación (CPI) dotada con, al menos, 10 millones de €, y que tiene como objetivo identificar soluciones innovadoras en el sector del espacio para su aplicación en otros ámbitos de actividad.

Asimismo, para este ejercicio 2024 se destinarán otros 10 millones de € para el desarrollo de aeronaves que reduzcan emisiones y ruidos en el ámbito aeroespacial.

Más de 2.300 millones de € de facturación en Andalucía

La comunidad autónoma parte con ventaja frente a otros territorios en esta actividad por el peso alcanzado en la industria aeronáutica, por albergar infraestructuras singulares y de gran relevancia, y por disponer de grupos de investigación y centros tecnológicos sobresalientes en este campo, capaces de transferir el conocimiento al tejido empresarial. Andalucía se ha convertido en el 3er polo aeroespacial europeo, después de Toulouse (Francia) y Hamburgo (Alemania), con Sevilla y Cádiz como principales exponentes provinciales. Responsable del 1,24% del PIB andaluz y del 39% de las exportaciones de la región, el segmento aeroespacial facturó en 2022 un total de 2.356 millones de €, generó 13.136 empleos directos, en su mayor parte de alta cualificación, y cuenta con un tejido empresarial integrado por 143 empresas.

Igualmente, la comunidad dispone de infraestructuras singulares y estratégicas equipadas con la tecnología europea más innovadora, lo que la coloca a la vanguardia en la rama de los drones. Entre ellos, destacan el Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (CATEC), con sede en el municipio de La Rinconada (Sevilla), el Centro de Vuelos Experimentales con Aviones no Tripulados-ATLAS, ubicado en Villacarrillo (Jaén), o el proyecto CEUS, el Centro de Investigación y Ensayos de Sistemas Aéreos No Tripulados, en el municipio de Moguer (Huelva), impulsado conjuntamente entre la Junta de Andalucía y el Gobierno central. A estos equipamientos se suma la Agencia Espacial Española, con sede en Sevilla.

© 2023 COPYRIGHT EL PESPUNTE. ISSN: 2174-6931
El Pespunte Media S.L. - B56740004
Avda. de la Constitución, 15, 1ª planta, Of. 1
41640 Osuna (Sevilla)