La escultura de la Diosa Ceres del Casino de Osuna sufre daños ocasionados por el calor

El Casino de Osuna emitía el 12 de julio una comunicación interna a sus socios donde se informaba sobre el inusual incidente que sufrió la estatua de la Diosa Ceres que se ubica en su entrada. Según el comunicado emitido por la Junta Directiva del Casino, la escultura datada de finales del siglo XIX se encontraba en el suelo y fracturada, aunque el pedestal no había sido afectado, y no se encontraron indicios de vandalismo ni accidente. De este modo, la Junta Directiva ha reiterado en el comunicado su preocupación por evitar que los trabajadores sean injustamente responsabilizados por el daño causado, reiterando que ellos no tuvieron ninguna participación en el incidente.

La Sociedad recoge en el comunicado las opiniones de una casa de arte: “debido al excesivo calor que estamos soportando, unido a su antigüedad y al estar hueca, lo más normal es que la escultura haya podido crujir o estallar”. Esta es una hipótesis que tanto la sociedad como el restaurador que se está haciendo cargo de la reparación de la figura han supuesto. 

Asimismo, en Palma de Mallorca, se ha reportado un suceso similar causado por el calor extremo. Una escultura en forma de melón en Vilafranca, emblema del pueblo, sufrió daños debido a las elevadas temperaturas que afectan a todo el país. El calor intenso hizo que el melón explotara, dejando la representación destrozada.

Ante esta situación, el Casino de Osuna ha firmado un contrato con un profesional en el ámbito de la conservación y restauración de obras de arte, el ursaonense Miguel Ángel Díaz Reyes. Con su amplia experiencia en la preservación de Bienes Culturales, y con la complejidad de la restauración por las piezas de pequeño tamaño en las que ha sido fragmentada, el equipo del Casino confía en que el experto logre devolver la estatua a su esplendor original. Esta figura presenta restos anteriores de adhesivos, lo que muestra que ya ha sido restaurada con anterioridad por diversos motivos.

De este modo, la Junta Directiva ha reiterado en el comunicado su preocupación por evitar que los trabajadores sean injustamente responsabilizados por el daño causado, reiterando que ellos no tuvieron ninguna participación en el incidente.

Como curiosidad, el escudo de Osuna también recoge a la Diosa Ceres, una mujer que aparece en dicho escudo con el busto desnudo, adornado con una corona murada, sujetando unas cadenas con dos osos encadenados a los lados de una torre y que la diosa romana de la agricultura, del crecimiento de las plantas y de las buenas cosechas.

La comunidad de Osuna y especial sus socios espera con ansias el regreso de la Diosa Ceres a su pedestal y su restauración a manos del experto Miguel Ángel Díaz Reyes, quien confirma a El Pespunte que “hará todo lo posible para recuperar esta escultura antes de que termine el mes de agosto, puesto que ya está recompuesto casi un 75% de la figura”.

Redacción: Lucía Palop

© 2023 COPYRIGHT EL PESPUNTE. ISSN: 2174-6931
El Pespunte Media S.L. - B56740004
Avda. de la Constitución, 15, 1ª planta, Of. 1
41640 Osuna (Sevilla)