Inaugurada la Feria pero a falta de algo…

Parejo y Cañero Intermedio fijo
En la noche de ayer miércoles tuvo lugar la inauguración oficial de la Feria de Mayo de Osuna. Como es habitual, en el protocolo de dicha inauguración, se presenta el cartel de la Feria, la Banda de Música Municipal hace su tradicional pasacalles, el Alcalde se dirige al pueblo y enciende el “alumbrao” y se presenta y reparte la revista de la Feria de Mayo. Pero, casualmente ésto último este año, año de elecciones, no se ha producido. Las causas se las detallamos a continuación. Pero antes debemos recordar que estamos en unas fechas tensas, unas fechas en las que las ganas se mezclan con la ansiedad de estar en el poder, que no sabemos qué tendrá estar ahí en el mando, si todo lo que hay en Osuna es digno de cambio o digno de nada, pero algo habrá…

Lo dicho, la revista de Feria del 2007 pasará a la historia, además de por sus artículos, siempre interesantes y dignos de ser guardados y clasificados en la estantería más cuidada dedicada a la sección de Osuna que todo buen ursaonés que se precie debe tener en su casa, por no ser presentada ni repartida al pueblo; por ser vetada por la política.
Nuestra pregunta dirigida a todos los ursaonenses que hayan podido tener ya la revista entre sus manos es la siguiente: ¿Alguien ha notado algo diferente en esta revista de feria con respecto a la de años anteriores?
Sigue teniendo las misma secciones e intervenciones: artistas locales del verbo y de la pintura, intervenciones del Alcalde y concejales relacionados con la fiesta que se celebra y algún que otro ciudadano que ha decidido abrirse al pueblo de Osuna a través de esta revista.
Pues, la Junta Electoral de Zona de Osuna y debido a la denuncia interpuesta por el PSOE ha requerido al Ayuntamiento que retire algunas páginas de dicha revista que, al parecer, infringen la normativa electoral porque los contenidos de la misma se pueden considerar publicidad institucional. Estas páginas son la 9 y 10, con un artículo titulado “Ordenación del territorio y urbanismo: un conflicto entre administraciones”, y las páginas que van de la 45 a la 53, que corresponden a las secciones “Osuna estuvo en…” y “Pasó en Osuna”.
Páginas que a lo largo de todos los años han salido en esta revista, pero que en este, al ser tan especial, la gente de la política se lo han leído y ha sido cuando ha surgido la duda. ¿Es publicidad institucional? Pues según, como se mire.
Esta revista estará a disposición de todos oficialmente a partir del 28 de mayo, un día después de las elecciones.
Muchas veces no se debe ser tan enrrevesado a la hora de hablar sobre información y comunicación, sobre la influencia que tiene el salir o no en una televisión, emisora de radio o periódico. No se consiguen más votos por mirar o dejar de mirar a la cámara o por escribir o dejar de escribir en una revista. Todo el mundo sabe de la importancia de un medio de comunicación, tanto o más que la política; pero al pueblo de a pié le interesa su puesto de trabajo, su salario, su bienestar y seguridad, su pueblo y no en reparar si esto o lo otro es publicidad institucional.
A los ursaonenses se nos está poniendo un listón muy bajo, se piensa que somos fácilmente manipulables por los medios y la dialéctica, pero ni mucho menos; es un error, con las elecciones a días vista, el menospreciarnos vetándonos de una revista, que cuanto menos llega a ser historia viva de Osuna, por el mero hecho de ser publicidad institucional y, por lo tanto, podernos influir ideológicamente. No somos tan ineptos, ni obtusos como para saber qué es lo que leemos y dónde como para tenernos que restrigir el acceso a este tipo de publicaciones.
Si fuera colaborador de la revista, hoy sería para mí un día triste en el que anteponen a mi creación y a la de muchos ursaonenses más, intereses políticos y no dejan que mis paisanos compartan mis impresiones en estas fechas de fiesta, diversión y reencuentro de familia y amistades, postponiendo su puesta en circulación tras la celebración de las elecciones y ya no hablamos si hubiera puesto publicidad en la misma.
Este hecho insólito en nuestro pueblo, y por el que nos hemos visto realmente sorprendidos, era algo que se veía venir de alguna u otra forma y, probablemente, no quede todo ahí.
En esta época, en la que todo el mundo entiende de medios de comunicación y de deontología comunicativa, yo me pregunto: ¿será también publicidad institucional el rótulo de una calle determinada de nuestro pueblo?
Manuel Fdez.

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *