El Turismo de lujo rodea a Osuna, pero sin tocarla

Parejo y Cañero Intermedio fijo

Hace algunos días saltaba la noticia de que se iba a inaugurar un tren de lujo para turistas con alto poder adquisitivo que, partiendo desde la estación de Santa Justa en Sevilla, durante 6 días daría una vuelta por varias ciudades de Andalucía. Dichas ciudades son Sevilla, Córdoba, Baeza, Úbeda, Granada, Ronda, Cádiz, Jerez y Sanlúcar de Barrameda.

Dicho tren, compuesto por 32 suites y con precios oscilando entre 2.500 y 4.000 euros la reserva, llevará a turistas que se podrán gastar de media unos 7.000 euros en todo el viaje. Haciendo uso de la más elemental aritmética y aceptando algunas hipótesis tenemos que, en Úbeda por ejemplo, si cada turista gastara unos 780 euros, siendo 30 los viajes programados, y 32 las suites del tren, al final Úbeda se lleva unos 748.800 euros.

Con este dinero se podrían hacer varias rotondas, arreglar zonas verdes, calles, colegios e incluso subir los sueldos de los trabajadores de las Casas Consistoriales de nuestra hermosa Osuna Ciudad Monumental.

Está claro que si se hubiera vendido mejor a Osuna para que estuviera entre esas ciudades, puede ser que se hubiera conseguido, pero al fin y al cabo, se competía contra Úbeda y Baeza, Patrimonio de la Humanidad, o la preciosa Ronda.

Pero esto del tren no es más que una metáfora de lo que está ocurriendo en la villa. Empresas que prefieren invertir en otras localidades, negocios autóctonos que no acaban de despegar, turismo que no acaba de entrar… Estos son algunos de nuestros lastres que hacen que Osuna se vaya consumiendo poco a poco.

Desde aquí se pretende hacer un llamamiento a que se den facilidades a los emprendedores de nuestro pueblo, que se invierta en él, en infraestructuras que lo hagan más atractivo al capital exterior. Que sea referente en turismo de interior. Que se hagan propuestas, como por ejemplo reanudar la posibilidad de explotación de las cuevas y grutas sobre las que descansa nuestra villa, como hace el pueblo de Aracena o Nerja.

Ya se sabe, si Mahoma no va a la montaña…

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *