Leyendo ahora
Declaración institucional de la Plataforma en defensa del Tren Rural en Andalucía

Declaración institucional de la Plataforma en defensa del Tren Rural en Andalucía

Pacto Andaluz por el ferrocaril
Antecedentes:

El ferrocarril vive actualmente un cambio de ciclo propiciado, entre otros factores, por el cambio climático, que va a obligar a trasvasar viajeros y mercancías al tren. En la Cumbre del Clima de Madrid (tanto en la oficial como en la paralela) se ha señalado al ferrocarril como la opción número uno del trasporte en la lucha por la justicia climática y en Europa se están dando pasos efectivos hacia un modelo de transporte con mayor presencia del tren. Una directiva de la Unión Europea ya persigue transferir al ferrocarril el 30% de mercancías y viajeros por carretera en distancias de más 300 Km. Otra promueve transferir viajeros del avión al ferrocarril de larga distancia por la contaminación que producen los aviones. En varios pasíses de Europa se están recuperando los trenes nocturnos. En España, sin embargo, no se avanza por buen camino. Desde la Plataforma en defensa del Tren Rural en Andalucía (PTRA) aspiramos a que todas las fuerzas políticas, sindicales, patronales, ciudadanas, así como el nuevo Gobierno, se comprometan con el tren.

La PTRA tiene su origen el pasado 17 de septiembre, cuando se celebró una rueda de prensa en la estación de Antequera en la que Miguel Montenegro, CGT, manifestó la oposición de varios movimientos ciudadanos a las modificaciones de las Obligaciones de Servicio Público ferroviarias entre Granada y Sevilla y entre Granada y Algeciras introducidas el pasado 30 de Agosto por un Consejo de Ministros en funciones. Esta oposición fue el punto de partida de la conformación de la PTRA y de un calendario de movilizaciones. A la plataforma se ha ido sumando gente de pueblos que quieren defender un servicio ferroviario que está en peligro en muchos de ellos, así como otros que ya lo perdieron hace años.

El tren es fundamental para el mundo rural. Del mundo rural provienen los alimentos, el agua y la energía que nos permiten vivir en todo el país. Son necesarias, por tanto, políticas compensatorias que favorezcan que la población siga en nuestros pueblos con infraestructuras y servicios adecuados. Entre ellos, el tren es fundamental para el mundo rural y su desaparición agrava la situación de la “España vaciada”. El personal ferroviario, con sueldos aceptables y fijos, aportaba actividad económica a los pueblos en los que paraba el tren, igual que la aportaban las personas que se acercaban a esos pueblos a tomar el tren o a traer y recoger mercancías. El tren hacía posible también el desplazamiento fácil para el trabajo en otros lugares o para conseguir los servicios que el pueblo no daba. Pueblos bien comunicados por tren podrían tener ahora una segunda oportunidad , al poderse instalar allí profesionales cuyo actividad se puede desarrollar en ellos a condición de tener acceso a buenas comunicaciones.

Frente a la apuesta del Gobierno por el AVE, que sirve principalmente para transportar turistas y personas acomodadas entre grandes ciudades, defendemos el tren convencional, con horarios y frecuencias adecuadas. A esta reivindicación se han sumado trabajadores y trabajadoras de Renfe y Adif, algunos sindicatos y la Coordinadora Estatal en defensa del ferrocarril publico, social y sostenible. Esta última organizó una semana de movilización entre el 13 y el 19 de noviembre del 2017. En esta movilización se reivindicaba que el tren normal ya que “por su respeto al medio ambiente, rentabilidad social, mínima ocupación del suelo, cohesión territorial y ahorro respecto al transporte privado y por carretera, el ferrocarril debe ser el modo de transporte social por excelencia, prestando un servicio asequible a toda la sociedad”.

Pensando en sus enseñanzas, PTRA organizó las siguiente marchas en defensa del tren rural de Andalucía que han tenido también sus ruedas de prensa correspondientes: Antequera, Loja, Guadix, Granada, Bobadilla Estación, Fuente Piedra, La Roda de Andalucía, Pedrera, Aguadulce, Osuna, Marchena, Paradas, Arahal, Ronda, Arriate, Benaojan, Cortes de la Frontera, Jimera, El Colmenar- Cañada del Real Tesoro, Algeciras y Sevilla. En las marchas se han implicado también alcaldes, sindicatos, plataformas locales, comarcales o provinciales. Así debe ser, ya que el tren no tiene color político y beneficia a la ciudadanía independientemente de como piense y a quien vote.
La PTRA se ha reunido en Granada con parlamentarios del PP, del PSOE y de Unidas Podemos a quienes agradecemos que hayan escuchado nuestra propuesta de modelo ferroviario andaluz. También agradecemos la presencia de concejales y diputados autonómicos y estatales en nuestras ruedas de prensa o en algunas de nuestras marchas.

Proponemos esta declaración institucional del Parlamento de Andalucía con los siguientes ACUERDOS:

-Defendemos un ferrocarril público, social y sostenible.

-No más AVE en Andalucia; sí muchos más regionales. En los últimos años se ha invertido más del 70% en AVE y menos del 30% en cercanías, medias y largas distancias y mercancías. Sin embargo cada día viajan menos de 25.000 personas en AVE y más de 2 millones en el tren normal. El AVE de España es el menos utilizado del mundo en viajeros por Km de línea y tiene el tramo de “alta velocidad” más lento del mundo, (entre Antequera-Santa Ana y Granada). Las nuevas ampliaciones y mejoras ferroviarias deben ir en la línea de la Red Básica Europea.

-Reapertura inmediata del tramo Osuna-Pedrera terminado en abril. La situación actual es vergonzosa.

-Retrotraer las Obligaciones de Servicio Público (OSP) de Granada a Algeciras y Sevilla al 29 de Agosto. Incluir la de apertura de la estación de Arahal, un municipio de casi 20.000 habitantes. Eso significa garantizar todos los trenes actuales, aunque empiecen a funcionar los Avant, entre Granada y Sevilla. La alta velocidad no puede ir en detrimento de los trenes de los pueblos.

-Reapertura paulatina de las estaciones cerradas con un plan de cercanías provincializado.

-Restablecimiento de la Estación de Bobadilla como nudo ferroviario andaluz de los corredores europeos de mercancías y viajeros, Mediterráneo y Atlántico. Inclusión del puerto de Motril en el corredor Mediterráneo.

-Presupuestos suficientes para los tramos de Almería a Granada y de Bobadilla a Algeciras en el próximo presupuesto, en el marco del Corredor Euromediterraneo. Recuperación de la trama entre Antequera y Marchena para el tramo del Corredor Mediterráneo entre Bobadilla y Sevilla, con acceso a las estaciones de los pueblos.
-Reapertura del tramo Bobadilla Córdoba que atiende a una población superior a 100.000 habitantes y conexión con Linares Baeza.
-Mejora de los trazados desde Huelva y Sevilla con Zafra y desde Córdoba a Almorchón y Mérida. Desde ahí con el Corredor de la Plata que sería un corredor que comunicaría el Atlántico con el Cantábrico y cuatro Comunidades Autónomas, desde Huelva a Gijón. Unión de Huelva con Ayamonte y Faro.

Lee también

-Presupuesto suficiente para el estudio de la línea de Guadix, Baza, Almanzora, Lorca en el marco del Corredor Mediterráneo.

-Recuperación del tren hotel Alhambra, entre Granada y Barcelona.

-El tren rural como medio de lucha contra el cambio climático y el mantenimiento de la población en la Andalucía vaciada con estaciones de ferrocarril. El tren rural, vertebra Andalucía.

-Reapertura inmediata del tráfico ferroviario entre Málaga y Ronda que actualmente se hace por autobús a pesar de llevar meses la vía reparada.

-Defendemos la ampliación de los puestos de trabajo ferroviarios como cambio de paradigma para el tren normal, en el marco de la Red Básica Europea, para que sea el transporte del futuro para viajeros y mercancías: doble vía, electrificada, para todo tipo de tráficos y con paradas en los pueblos.

El tren rural de Andalucía tiene más de 155 años. Ahora es más necesario que nunca. El Nuevo Modelo Ferroviario de Andalucía debe ser un pacto andaluz por el ferrocarril que nos incumbe a todas y todos pero quienes lo deben de defender son nuestras parlamentarias y parlamentarios tanto a nivel de Andalucía como de España. Por eso queremos reunirnos con todos los grupos parlamentarios y proponerles un acuerdo en torno a estos puntos.

El futuro de Andalucía tiene en el ferrocarril uno de sus elementos de futuro, por eso lo defendemos y por eso creemos que no se puede dar ningún paso atrás. Tenemos que defender con unas y dientes los corredores Mediterráneo y Atlántico para que estén conclusos en 2023 y para que el resto de propuestas para el 2030 en el marco de la red básica europea.


Descubre más desde El Pespunte

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Descubre más desde El Pespunte

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo