Puerta grande para Niña Pastori en Osuna

La Casona de Calderón

La cantaora de San Fernando, que llenó la Plaza de Toros como no se veía desde hace mucho tiempo, brindó al pueblo de Osuna una actuación que no dejó a nadie indiferente.

Cientos de aficionados al cante se agolparon frente al parque de San Arcadio a la espera de que Niña Pastori comenzara su espectáculo. Lejos queda cuando “la niña de la Pastori”, como la llamaban por ser la única hija de su madre, Pastora, subía las primeras veces a los escenarios gaditanos, pero nada ha cambiado en ese arte que embelesa a sus espectadores como el primer día.

 

Más de dos millones de discos vendidos a sus espaldas en veinticuatro años de carrera musical dan para mucho, y así lo demostró el pasado sábado “con una actuación genial dotada de una calidad musical brutal”, como nos comentan algunos de los asistentes. La Plaza de Toros, inmortalizada por los fotógrafos, lució preciosa repleta de la energía que transmitían los espectadores. Arena y graderío a rebosar en una gran noche de disfrute para la gente de Osuna a la que también se unieron aficionados venidos desde pueblos cercanos como Lantejuela, El Saucejo y Écija.

Una hora y media, aproximadamente, de concierto en la que Niña Pastori dio un profundo repaso a su último disco, “Bajo tus alas” y también interpretó antiguos éxitos entre los que resalta “Cai”. A Osuna vino con ella Diego del Morao, quien la acompañó a la guitarra en las bulerías y añadió un plus con su aportación artística. En aspectos técnicos, el montaje fue muy similar por efectos y luces al que la cantautora realizó en el Teatro Real de Madrid. Un compendio de detalles que hizo del show un evento para recordar.

Fotos: Ayuntamiento de Osuna

Comentarios

AUTOR