La Guardia Civil desarticula un grupo criminal que actuaba bajo la apariencia de una asociación cannábica

La organización no solo abastecía a consumidores finales, sino también a distribuidores intermedios llegando sus ramificaciones a varias provincias andaluzas, así como a Portugal

La Guardia Civil, dentro del marco de la operación “Pataverde”, ha procedido a la detención de quince personas desarticulando un grupo criminal afincando en la provincia de Sevilla dedicado al tráfico de hachís y marihuana.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de mayo, tras tener conocimiento de la existencia de una organización dedicada a la venta de droga en diferentes localidades, haciéndose pasar por asociaciones cannábicas.

La organización, perfectamente estructurada y jerarquizada, obtenía grandes beneficios realizando venta de hachís y marihuana, no solo a los consumidores finales, sino también a distribuidores intermedios, llegando sus ramificaciones a las provincias de Sevilla, Granada, Huelva y al país vecino Portugal.

Durante el desarrollo de la investigación, los agentes siguieron la evolución de la organización, la cual disponía para el transporte de droga de distintas medidas de seguridad para evitar su localización, llegando a utilizar hasta tres vehículos lanzaderas para el aviso de controles policiales y métodos de ocultación como maletas y dobles fondos, no descartándose la utilización llegada el caso de placas y carnet de agentes de Policía Nacional y Policía Local de Sevilla.

La Guardia Civil, dentro del marco de la operación “Pataverde”, ha procedido a la detención de quince personas desarticulando un grupo criminal afincando en la provincia de Sevilla dedicado al tráfico de hachís y marihuana.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de mayo, tras tener conocimiento de la existencia de una organización dedicada a la venta de droga en diferentes localidades, haciéndose pasar por asociaciones cannábicas.

La organización, perfectamente estructurada y jerarquizada, obtenía grandes beneficios realizando venta de hachís y marihuana, no solo a los consumidores finales, sino también a distribuidores intermedios, llegando sus ramificaciones a las provincias de Sevilla, Granada, Huelva y al país vecino Portugal.

Durante el desarrollo de la investigación, los agentes siguieron la evolución de la organización, la cual disponía para el transporte de droga de distintas medidas de seguridad para evitar su localización, llegando a utilizar hasta tres vehículos lanzaderas para el aviso de controles policiales y métodos de ocultación como maletas y dobles fondos, no descartándose la utilización llegada el caso de placas y carnet de agentes de Policía Nacional y Policía Local de Sevilla.

La organización disponía de tres asociaciones cannábicas, las cuales se abastecían de plantaciones indoor instaladas en varios domicilios, haciendo un uso fraudulento de la red eléctrica para el mantenimiento de estas, sobrepasando la cifra defraudada en más de 50.000 euros.

La organización se servía de estas supuestas estructuras de “ámbito privado” para simular la verdadera actividad delictiva que desarrollaba esta red de distribución de drogas, observándose en el transcurso de la investigación como las transacciones de sustancias estupefacientes cada vez eran de mayor magnitud.

Es de significar que los puntos de ventas de drogas descritos cada vez eran más frecuentados por jóvenes de una corta edad, a los cuales no se le exigía ningún tipo de premisa para adquirir sustancias estupefacientes.

En este operativo se han realizado 12 registros en domicilios y locales públicos de la comarca del Aljarafe, concretamente en localidades de Espartinas, Olivares, Tomares, Castilleja de Guzmán, Coria del Río y Sevilla capital, procediéndose a la detención de 15 individuos.

Se han incautado un total 25 kg de cogollos y 2.000 plantas de Marihuana, 10,5 kg de Hachís, vehículos, dispositivos de envasado, pesaje y manipulación de droga, armas simuladas y 75.000 euros en efectivo, procediéndose igualmente al bloqueo de más de 170.000 € de distintas cuentas bancarias procedente del narcotráfico.

Una vez puesto los detenidos a disposición judicial, la Autoridad ha decretado el ingreso en prisión preventiva de los 5 principales dinamizadores de esta red de distribución de drogas.

El amplio dispositivo policial ha sido desarrollado por agentes pertenecientes al Área de Investigación del Puesto Principal de Gines, contado con Unidades Territoriales de la Guardia Civil de la Compañía de Sanlúcar la Mayor, GRS nº 2 de Sevilla, USECICs de Sevilla y Huelva, y Unidades caninas de Sevilla y Málaga, especializadas en búsqueda y rastreo de drogas y dinero.

© 2023 COPYRIGHT EL PESPUNTE. ISSN: 2174-6931
El Pespunte Media S.L. - B56740004
Avda. de la Constitución, 15, 1ª planta, Of. 1
41640 Osuna (Sevilla)