Jesús de Nazaret, o el héroe de las mil caras

Un joven George Lucas se inspiró en la obra «El héroe de las mil caras» (1949) para construir la saga de Star Wars por la que pasará a la historia del cine. Este libro es de uno de los escritores, antropólogos y profesores estadounidenses más interesantes e influyentes del último siglo: Joseph Campbell (1904-1987). Sus teorías sobre religión y mitología se aplicarían y, se siguen aplicando, al cine, la literatura, la filosofía y la psicología reflexionando como ciertos mitos épicos se repiten con independencia del lugar, la época y la cultura. De este célebre pensador es la frase «todas las religiones son verdaderas, pero ninguna es literal», así como «el héroe es alguien que ha dado su vida por algo más grande que sí mismo».

Querido lector, querida lectora, porque nos encontramos en esta semana de pasión, muerte y resurrección del Mesías de la fe cristina: Jesús de Nazaret; esta semana de puesta en escena y rito de nuestra cultura, permítanme invitarles a pasear nuestro Lunes Santo de la mano del mitólogo Campbell.

Muchos estarán de acuerdo… Con independencia del credo de cada cual, uno no puede dejar de emocionarse con nuestro folclore que escenifica la llegada de Jesús a Jerusalén proclamado Salvador, para luego ser procesado, muerto, enterrado y resucitado. Jesucristo, más allá de la fe, es el tótem del viaje del héroe sobre el que tanto se ha intelectualizado. Y lo es por algo más visceral, humano y trascendente. Todos hemos llegado a algún lugar anunciados con honores y, también hemos vivido esa noche oscura del alma donde si no te procesan, tú mismo eres el que te ejecutas dando muerte a las palmas y los vítores, para que luego el entierro te resucite en algo nuevo. Con suerte, «en algo más grande que uno mismo»:

El antropólogo estadounidense explicaba que el «Viaje del Héroe» consta de 17 etapas, adaptadas luego a 12 por el guionista Christopher Vogler. Uno de estos períodos son las pruebas, los aliados y enemigos. Aquí podríamos encajar a nuestro Lunes de Pasión pues conmemora el día en que Jesús, enfadado, expulsó a los mercaderes del Templo de Jerusalén. ¿Quiénes de nosotros, como este hombre nacido en cuna de madera, seríamos capaces de rebelarnos contra las estructuras corruptas y anticuadas, en favor de la pureza de espíritu y la esperanza? ¿Quiénes de nosotros osaríamos a arrojar al suelo «los establecido», «lo normalizado», si por injusto y miserable es más necesario que nunca levantar nuevas construcciones amorosas, tiernas y nobles? ¿Cuántos no serían capaces o, peor aún, mirarían a otro lado si alguien se atreviera a ello, como si la vergüenza ajena fuera justificación decorosa que por omisión se hace aliada de las maldades?.

Lee también

Gracias por tu ejemplo, Jesús de Nazaret, héroe de las mil caras, Mesías en nuestra religión cristiana, revolucionario universal en los anales de la historia. El amor, por simple, no deja de ser el legado más grandioso.

© 2023 COPYRIGHT EL PESPUNTE. ISSN: 2174-6931
El Pespunte Media S.L. - B56740004
Avda. de la Constitución, 15, 1ª planta, Of. 1
41640 Osuna (Sevilla)