Mientras haya vida, hay esperanza

El Bote se vino de vacío de Dos Hermanas en una encuentro marcado por las decisiones arbitrales, a pesar de realizar un buen partido

De los tres encuentros que le quedaban por disputar al Osuna quizás este era el mas complicado de ellos, ya que el equipo nazareno de la Rociera ocupa la segunda plaza clasificatoria y de su feudo han volado pocos puntos esta temporada.

El once rojillo fue el siguiente: Dani, Doblas, Moño, Emilio, Pachón, Limones, José Ángel, Benítez, Ezequiel, Moyita y Raya. Banquillo: Rafa Muñoz, Alex, Alberto, Capitán, Curro, Eslava y Zampi.

El Vestidor de Lulu

Comenzaban el partido con buenas sensaciones los ursaonenses y pronto se gozó de la primera ocasión, al tener Raya un  cabezazo que desvió a córner el portero nazareno. El partido transcurría sin grandes ocasiones para ningún conjunto y el equipo dirigido por Juan Carmona daba la sensación de tener bastante controlado el choque, hasta que en el minuto 44 llegaría la primera decisión arbitral. Córner botado por la Rociera y el jugador amarillo remata en un clarísimo fuera de juego.

El Osuna salió del vestuario con el empate entre ceja y ceja y fue David Benítez quien pudo hacer la igualada en una falta lanzada por Moyita. El portero no logar atajar con solvencia pero el mediapunta morisco no logró meter el rechace. Acto seguido llegó la jugada clamorosa del partido. Un penalti del portero a Moyita cuando este encaraba la portería al que el arbitro hizo caso omiso. El Bote se desquició por dichos errores arbitrales y en dos fallos defensivos consecutivos encajó dos goles. Hubo un nuevo penalti no señalado sobre José Ángel, que fue objeto de agresión en la cara por parte del arquero local.

Resultado engañoso que hace al Osuna salir de los puestos de playoffs. Quedan dos finales en las que aún puede ocurrir de todo. Para ello, el club ha lanzado una oferta especial para el próximo partido contra el líder, el Tomares, que será en casa el domingo a las 12:00 horas. Habrá una entrada única de 1 euro para todos los públicos, incluidos los socios.

María Marquina

Comentarios

AUTOR