El PSOE de Utrera denuncia la paralización del rescate de las viviendas sociales de la calle Antonio de Nebrija

Francisco Jiménez paraliza la solución a un problema que él mismo creó cuando llevó a Produsa a la quiebra

El anterior equipo de gobierno llegó a un acuerdo con LivingCenter para el rescate de las 40 viviendas sociales que Produsa perdió por dejar de pagar la hipoteca en la calle Antonio de Nebrija. En su día Bankia se adjudicó las viviendas en el concurso de acreedores de la Sociedad Municipal PRODUSA, quebrada por impago de la hipoteca y acordó con el por entonces alcalde -Francisco Jiménez- un acuerdo por el que el Ayuntamiento se quedaba con la gestión de las viviendas pagando en torno a 1,2 millones de euros, aunque la propiedad seguía siendo de Bankia. El acuerdo tenía un horizonte temporal hasta 2032, momento en el que decae la calificación de las viviendas, tras el que todo, propiedad y gestión, volvería a Bankia.

Este acuerdo, francamente desfavorable para el Ayuntamiento de Utrera, fue rechazado por José María Villalobos y el PSOE tras el cambio de gobierno en 2015 y se inició una nueva negociación que se vio interrumpida por la adquisición de Bankia por parte de CaixaBank. Tras varios años intentando retomar el asunto por parte del Ayuntamiento, se reanudaron los contactos con LivingCenter, en el verano de 2022, ya como propietario de las viviendas. Tras una dura negociación en el mes de marzo de 2023 se acordó un precio de adquisición de 24.500 euros por vivienda -980.000 euros en total- en una operación muy ventajosa para el Ayuntamiento, que por fin daría tranquilidad a los vecinos. Este rescate se sumaría al de las viviendas de Brigadas Internacionales y de Movimiento Maqui, rescatadas en su día por el gobierno socialista tras el fiasco de la gestión de Jiménez en la sociedad municipal PRODUSA.

El PSOE de Utrera ha argumentado, aunque ha preguntado, varias veces en el pleno, el actual gobierno municipal del PP siempre ha respondido con evasivas, aumentando de esta manera la inquietud y la incertidumbre de los vecinos afectados. «De manera que han ido transcurriendo los meses y el gobierno continúa paralizando otro proyecto beneficioso para Utrera por incapacidad y simple revanchismo político. Al que en este caso, además, se da la paradoja de que se trata de una iniciativa que soluciona un problema que el propio Jiménez creó cuando dejó de pagar la hipoteca de estas viviendas y llevó a la quiebra a PRODUSA», han concluido.

© 2023 COPYRIGHT EL PESPUNTE. ISSN: 2174-6931
El Pespunte Media S.L. - B56740004
Avda. de la Constitución, 15, 1ª planta, Of. 1
41640 Osuna (Sevilla)