15 años sin Marta del Castillo, un caso plagado de versiones y mentiras que sigue crispando a la sociedad

Se cumplen hoy 15 años del caso más mediático de este siglo en nuestro país. Nuestro corazón vuelve a situarse en Sevilla, concretamente en ese piso de la planta baja del número 78 de la calle León XIII, donde ocurrió un suceso que nos heló el corazón.

A partir de ahí, confesiones, cambios de versiones, mentiras… y una familia completamente destrozada que hoy, tres lustros después, sigue queriendo conocer el paradero de Marta, que hoy tendría 32 años.

El 24 de enero de 2009, la joven Marta del Castillo Casanueva salió de su casa para encontrarse con su amigo Miguel Carcaño. Pasadas las horas su madre llama preocupada a sus amigos, ya que se acercaba la medianoche y su hija Marta no había regresado aún. Esa misma madrugada, a las 2:10 am su familia interpone la primera denuncia, facilitando más tarde más datos para ampliar esta misma.

Al día siguiente interponen la que sería la tercera denuncia y comienzan las actuaciones de búsqueda para encontrar a su hija. Dos días más tarde -27 de enero- se ofrece una rueda de prensa y una campaña de búsqueda. El día 29 de enero se decreta el secreto de las actuaciones.

La sociedad se vuelca en este caso y se producen varias manifestaciones. Entre la primera y la segunda semana del mes de febrero, ya se encuentran a algunos sospechosos, siendo detenidos el día 23 de febrero varios sospechosos. Y al día siguiente, confiesa Miguel Carcaño.

Solo un mes después, Carcaño cambia por primera vez su declaración y delata a Francisco Javier Delgado “El Cuco”. Prosigue la búsqueda del cadáver, ahora por un basurero. En ese mes, el presunto asesino confiesa haber violado a la joven.

Entre las pruebas que quieren realizar se encuentra la del polígrafo, a lo que los padres de Marta se oponen. Unos meses después, Carcaño exige que sus conversaciones como preso en la cárcel sean destruídas.

En agosto de 2009, una psicóloga realiza pruebas a Carcaño descartando trastornos y/o enfermedades mentales. Más adelante se le tacharía de manipulador, egocéntrico y mentiroso, pero sin psicopatologías.

Mientras sigue la búsqueda, uno de los detenidos llamados Samuel Benítez queda en libertad provisional.

Ya en 2010 la fiscalía pide 52 años para Miguel Carcaño y 6 para “El Cuco”. En marzo, una de las novias de los detenidos menciona que el cuerpo de Marta está enterrado en la cercana localidad de Camas.

Los imputados en el caso reniegan de un jurado popular y ya en 2011 “El Cuco” admite no saber dónde está el cuerpo de la joven.

Ese mismo año cuenta con otra versión de Carcaño, en la trata de quitarse parte de culpa y hace responsables del destino de Marta a “El Cuco” y a Samuel Benítez, negando en octubre la violación de Marta. Solo un mes después se confirma el intento de suicidio de Carcaño en la cárcel.

El 13 de enero de 2012 la sentencia dictó el fallo, por el Samuel Benítez, “El Cuco” y María García quedaron absueltos, mientras que Miguel Carcaño fue condenado a 20 años de prisión como autor responsable del delito de asesinato. Fue absuelto del delito de agresión sexual y profanación de cadáveres. La sociedad no compartió la sentencia.

Dos meses después el juez del caso recibió una carta  en la que se mencionaba que el cuerpo fue quemado.

2013, además, fue el año en el que Carcaño fue condenado a pagar los gastos de la búsqueda del cuerpo, fue imputado, la causa se archivó, la fiscalía tachó su credibilidad como nula, fue trasladado a Herrera de la Mancha y finalizó la búsqueda del cuerpo de Marta del Castillo sin éxito.

El 18 de marzo de 2014 Samuel Benítez Pérez fue absuelto, y el 24 de abril se reaunudó la búsqueda entre Sevilla y Camas, manteniéndose en 2015.

Un año más tarde se imputó a “El Cuco” y a sus padres por delito de falso testimonio. Un documento sostiene que el cuerpo podría estar en un área diferente a la que se estuvo buscando en el Guadalquivir.

En 2017 se reanudó la búsqueda. Sin éxito. La máxima desesperación llevó a Antonio del Castillo, padre de la joven, a acercarse al año siguiente a la cárcel para poder mantener una conversación con el asesino de la joven.

Los siguientes años dejaron el procesamiento de “El Cuco” y su madre por falso testimonio (2019), se reabrió el caso por pruebas aportadas por la familia (2020), quienes recurrieron el archivo de la causa del hermano de Carcaño (2021). Unos días más tarde, “El Cuco” y su madre fueron procesados.

Antonio del Castillo declaró en 2022 que no creía que Carcaño hubiese asesinado a su hija, admitiendo “El Cuco” que estuvo en el piso donde se produjo el asesinato esa misma noche. Se decretan dos años de prisión para “El Cuco” y su madre.

Ya en 2023 se plantea la posibilidad de que exista información relevante en el móvil de Carcaño. El año  finaliza con la esperanza de la familia de poder localizar el cadáver por una nueva prueba y finalmente, el 8 de diciembre, el Tribunal Constitucional declara que no se analizarán los móviles de los absueltos.

© 2023 COPYRIGHT EL PESPUNTE. ISSN: 2174-6931
El Pespunte Media S.L. - B56740004
Avda. de la Constitución, 15, 1ª planta, Of. 1
41640 Osuna (Sevilla)