El glamour de las palabras

¿Cómo puede la Academia de la Lengua española admitir en las páginas del diccionario, igualándolas con psicólogo y psiquiatra y psicología y psiquiatría, las palabras sicólogo y siquiatra y sicología y siquiatría? Adviértase cómo la misma Academia no ha aceptado sique además de psique.Sique está bien, por ejemplo, para designar a un ritmo y baile folclórico nacional de Honduras que se acompaña con guitarra y marimba y se baila en pareja, pero sique no es nada adecuada para tratarse de tú a tú con psique, porque psique viene del griego y significa ni más ni menos que alma; por eso, la psicología es la parte de la filosofía que trata del alma y es la ciencia que estudia la mente y la conducta.

Continuar Leyendo