Leyendo ahora
Tres pueblos (Continuación) – ¿Y Sevilla?
TASA INCIDENCIA COVID OSUNA 664,0. Positivos hoy: +8 | Aguadulce 638,8 | Algámitas 1.117,3 | Badolatosa 519,6 | Cañada Rosal 180,5 | Casariche 571,0 | Corrales (Los) 507,9 | Écija 980,1 | El Rubio 890,5 | El Saucejo 850,1 | Estepa 528,1 | Fuentes de Andalucía 517,3 | Gilena 697,6 | Herrera 665,2 | Lantejuela 598,0 | La Luisiana 480,6 | La Puebla de Cazalla 859,9 | La Roda de Andalucía 550,9 | Lora de Estepa 229,1 | Marchena 910,5 | Marinaleda 1.080,2 | Martín de la Jara 187,6 | Osuna 664,0 | Pedrera 329,6 | Villanueva de San Juan 825,7 | (Actualizado 28/01/2022 a las 12:15 h.)
TASA INCIDENCIA COVID OSUNA 664,0. Positivos hoy: +8 | Aguadulce 638,8 | Algámitas 1.117,3 | Badolatosa 519,6 | Cañada Rosal 180,5 | Casariche 571,0 | Corrales (Los) 507,9 | Écija 980,1 | El Rubio 890,5 | El Saucejo 850,1 | Estepa 528,1 | Fuentes de Andalucía 517,3 | Gilena 697,6 | Herrera 665,2 | Lantejuela 598,0 | La Luisiana 480,6 | La Puebla de Cazalla 859,9 | La Roda de Andalucía 550,9 | Lora de Estepa 229,1 | Marchena 910,5 | Marinaleda 1.080,2 | Martín de la Jara 187,6 | Osuna 664,0 | Pedrera 329,6 | Villanueva de San Juan 825,7 | (Actualizado 28/01/2022 a las 11:25 h.)

Tres pueblos (Continuación) – ¿Y Sevilla?

¡Ay, Sevilla! Aunque no he tenido en ti prolongadas estancias, tú eres mi pueblo grande y has sido soporte para mí de muchas y maravillosas vivencias. Razón bastante para contenerte en mis recuerdos y en mi corazón.

Te conozco. He paseado tus barrios; contemplado tus plazas; pateado tus calles; degustado el café, la cerveza y los vinos de tus bares; he degustado los platos de tus restaurantes. He contemplado con regocijo tus incomparables desfiles procesionales y tu inigualable fiesta de abril. También he sufrido el rigor de tus ardientes estíos, pero gozado de la templanza y colorido de tus otoños; sentido el fresco de tus inviernos y, por fin, he percibido la fragancia de tus aromáticas primaveras.

Cuando terminé la realización de la presentación TRES PUEBLOS, volví la vista a ti con la ilusionante idea de convertirte en el cuarto, pero pronto me di cuenta de que iba a cometer una imprudencia, y desistí.

Discúlpame, Sevilla. Tú eres acreedora de toda mi atención. Tienes derecho a exigir y obtener de mí la más cumplida descripción de tu belleza y hermosura. Pero eres demasiado grande, tienes demasiada historia, demasiado arte, mucho garbo y mucha chispa para mis ya mermadas «Potencias del alma».

Y un intento de ofrecértelas con dignidad sería, en este último tramo de mi vida, pretensión vana e, indudablemente, quedaría muy lejos de alcanzar la altura de tu grandeza, pues aquellas potencias, necesarias para acometer tan ingente tarea, no están ya en mí disponibles.

Para bien o para mal, no se completaron en mí todas las virtudes teologales, con la Fe por defecto, pero ello no va a impedirme soñar con que aún hay tiempo para la esperanza y para pensar en otra existencia en la que poder participar en la Parusía, tras la cual, recobrada mis facultades perdidas, pueda elaborar para ti la más bella presentación, la que tú, Sevilla, mereces.

Lee también

Antonio Palop Serrano

 

El Pespunte no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o lectores en este medio para el que una de sus funciones es garantizar la libertad de expresión de todos los ursaonenses, algo que redunda positivamente en la mejora y desarrollo de nuestro pueblo.

¿Cómo reaccionas a este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Clic hacia arriba