Tintado de lunas con la mejor calidad y garantías

Parejo y Cañero Intermedio fijo

Tintar las lunas del coche es una decisión que toman muchos propietarios de vehículos con dos objetivos: dar un toque personal y distintivo a su coche y, a la vez, aprovecharse de todos los beneficios que tienen las lunas tintadas a la hora de mejorar la conducción y el bienestar en el interior del turismo.

Para que todo ello sea así y no haya sorpresas negativas como recibir una multa o no pasar la ITV por no usar unas láminas de tintado homologadas o que estas no estén instaladas del modo correcto, los conductores tienen que confiar en empresas como Premiumglass.com, que con más de 9 años de experiencia en el sector ofrecen a sus clientes la garantía de ser una empresa líder en el tintado de lunas.

Apostar por empresas con una reconocida trayectoria y con profesionales que llevan dedicados a esta tarea más de 15 años es la garantía de seguridad de que las lunas tintadas del coche serán de la mejor calidad, estarán colocadas en condiciones inmejorables y solo contribuirán a hacer de la experiencia de conducción algo mucho más agradable e interesante.

El error de no tintar las lunas en el lugar correcto

Con la falsa ilusión de ahorrarse un poco de dinero, algunas personas acuden a mecánicos no especializados o incluso a aficionados que tintan las lunas en talleres amateur. Esto es un grave error por varios motivos.

Perjudicar el cristal del coche

En primer lugar porque personas que no estén especializadas en el tintado de lunas suelen llevar a cabo prácticas poco recomendables como el uso del cúter para realizar los acabados de las láminas que se pegan a las lunas. Esto solo puede perjudicar el cristal del coche, que acaba teniendo que ser sustituido, con el gasto extra que esto supone.

Pero es que además en la mayoría de los casos las láminas utilizadas no están certificadas ni cuentan con la garantía de los organismos oficiales. Esto, en caso de una revisión policial o de un examen de ITV, se traduce en multas y sanciones que llevan al propietario del vehículo a tener que retirar las láminas de tintado.

Poca protección solar

Una de las ventajas que las lunas tintadas de calidad y autorizadas aportan a los vehículos es que se convierten en una gran protección solar para el interior del vehículo. Como si de unas enormes gafas de sol se tratasen, las lunas tintadas filtran la incidencia del sol y el paso de los rayos UV; en resumen: al instalar lunas tintadas se está protegiendo la tapicería y también la vista de las personas que viajan con en el vehículo.

Por el contrario, si las lunas o su colocación no son profesionales, es muy posible que el efecto sea todo el contrario y que los cristales hagan efecto lupa, causen más degradación de los asientos y las tapicerías y sean incluso perjudiciales para la vista.

La mejor opción, sin duda, es acudir a talleres como Premiumglas.com, donde están a la vanguardia en cuanto a la utilización de materiales y técnicas para la instalación de lunas tintadas. De ese modo, el conductor se asegura que sus cristales solo aportarán beneficios a su vehículo.

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…