Editorial de Agosto

Un hábito social que se está extendiendo cada vez más es el pasar una gran cantidad de horas con toda la familia en grandes superficies comerciales. En verano, por ejemplo, es muy practicado para intentar mitigar las altas temperaturas propias de la estación.
Ya conocemos cuándo finalizarán las obras del nuevo centro comercial de Écija y la cantidad de puestos de trabajo que creará. Mientras tanto, la Asociación de Empresarios, Profesionales y Autónomos de Osuna (Asempro) no está dispuesta a que los entresijos de la Galería Comercial Eroski queden ni en el anonimato, ni en el olvido; puesto que los perjudicados serían los ursaonenses (empresarios, trabajadores, compradores, inversores…).

Y es que no hay nada como la perfecta simbiosis entre lo público y lo privado. Lo hemos podido comprobar con motivo de la presentación de Fericampo y que ya les adelantamos hace unos días. Habría que preguntarse quién será el beneficiado del evento que tendrá lugar con motivo del día de la Patrona. ¿Serán los vecinos o serán Procor (organizadora del evento), Asaja y compañía?
No será El Pespunte quien critique actividades dinámicas en una localidad que lleva muchos años fuera de circuitos empresariales y culturales tanto de la Junta como de Diputación.

Recientemente se ha dado a conocer una larga lista de monumentos que van a ser restaurados por toda la comunidad y se puede ver el descarte, una vez más, de Osuna. En el Proyecto Andalucía Barroca, de la Junta de Andalucía, no consta, desgraciadamente, nuestro pueblo. Sólo nos podemos conformar con que hayan contratado a ursaonenses plenamente preparados para organizar una gran cantidad de actividades por todo el territorio andaluz. Lo que realmente apena es certificar que Osuna ha sido ignorada en “el mayor acontecimiento cultural de la legislatura”, según palabras de Manuel Chaves, presidente de la Junta de Andalucía.

En un correo nos hablan de que Gabriel García Márquez mencionó nuestro querido en una conferencia cuando le preguntaron que de dónde provenía la familia protagonista de Cien años de soledad, la familia Buendía. Seguro que Osuna, en la época en la que el colombiano escribía la gloriosa novela, era un pueblo blanco, un pueblo en el que los vecinos, con mucha menos capacidad económica que hoy en día y con una incultura que convenía a los próceres de la época, intentaban mantener sus fachadas encaladas con la mayor dignidad posible. Si García Márquez pasease hoy por Osuna, se toparía con decenas y decenas de casas color salmón, amarillentas, café con poca leche (y mala); vería con asombro las casas que se construyen excavando en las Canteras con total impunidad… Si García Márquez se inspirase en Osuna para escribir hoy Cien años de soledad la tragedia sería aún mayor. Niños de diez años acosarían en una plaza (Santa Rita, por ejemplo) a ancianos totalmente desvalidos, el mobiliario urbano proveniente de subvenciones sería destrozado por pandillas que campan a sus anchas por Macondo, vería tirones de bolsos a diario…

De nada sirven los anuncios publicitarios en Osuna Tv si no van acompañados de hechos. La Educación Vial no consiste en “laissez faire, laissez passer” (dejad hacer, dejad pasar). Como tampoco puede permitirse el pueblo acceder a la zona monumental por cuadras infectadas de ratas y con terrenos que son más propios de Macondo que de Osuna.

Esperando que finalicen lo mejor posible el verano, les deseamos que sigan visitando y dando a conocer El Pespunte para seguir construyendo Osuna, nunca para intentar derribarla.

Continuar Leyendo

Editorial Julio

Ha llegado el verano y se nota, ¿verdad? Claro que en algunas cosas se nota más. Con el verano suele llegar la calma, el tiempo libre y la reflexión para muchas personas que durante el largo y duro invierno no cuentan con tantas horas libres. En Osuna el verano cae como una piedra pesada, el clima ayuda muy poco a ver a personas por las calles. En ocasiones, se puede tener la sensación de que en Osuna no vive nadie, que es un pueblo desierto o, peor aún, un pueblo fantasma.

Desgraciadamente esta idea puede ser un tremendo error. Esa impresión es otra muy diferente si vemos los últimos acontecimientos que han ocurrido en nuestra villa. Debemos destacar el tremendo revuelo político de las últimas semanas. Que si habrá pacto, que si no lo habrá…
La verdad es que todos pensamos en que iba a pasar algo de lo que todo el mundo comentaba, pero nuestra Osuna no dejó de sorprendernos, como suele ser habitual.

No es este un espacio para hablar de política, pero sí, al menos, creemos que es un buen lugar para manifestar lo que a nuestra forma de entender muchos de nosotros, vecinos y amantes de Osuna, pensamos o imaginamos. Esa idea, que podrá ser global o muy local, nos hace sentir en ocasiones un poco defraudado. El motivo es que según pudimos apreciar tras las elecciones municipales, nuestro pueblo manifestó claro y alto que desea un cambio. Sí, un cambio, porque se pensaba que por el camino elegido no íbamos sino hacia un pozo sin fondo.

El pueblo se encuentra en estos momentos muy expectante hacia la clase política, después de unos años en los que Osuna sólo vendía humo, pues cualquier proyecto iniciado será realidad a medio y largo plazo (Tren de Alta Velocidad, Campo de golf, PGOU, etc.)

No obstante, creo que es lógico considerar que Osuna no ha querido esperar, es más, que no debe esperar a que pase un lustro o una década hasta que lleguen “los americanos con sus brillantes dólares”.

El pueblo de Osuna quiere desarrollo, quiere calidad de vida, quiere mejoras laborales y un mercado de trabajo digno; quiere poder disfrutar de sus treinta días de vacaciones, quiere que se cumplan los convenios, quiere seguridad ciudadana, quiere que los poderes públicos hagan su trabajo de forma eficaz, quiere ver a Osuna donde hoy pueden estar CIUDADES como Écija, Puente Genil, Lucena…

No nos engañemos señores. Estas y muchas medidas más son lo que demanda el pueblo. Para ello, los políticos deben empezar a trabajar rápido y de manera muy eficaz, pues llevamos serios atrasos con nuestros competidores, que no erremos, son Aguadulce, Estepa, Lantejuela, Marchena y no los anteriores.

El pueblo se encuentra con tasas de desempleo elevadas y para demostrarlo sólo es necesario dar un paseo por sus calles y ver cuantas personas degustan pipas Kelia durante el verano en nuestra siempre llamada Plaza España. Por todo ello, y por muchísimas cosas más, Osuna debe empezar a despertar, como “la bella durmiente” que muchos consideran, debe despertar del sueño político que muchos venden para comenzar a trabajar y crecer, como lo llevan haciendo los pueblos que nos rodean desde hacen muchos años. Eso es lo importante, no perder otros cuatro años en plenos absurdos e ineficaces que a todo vecino de Osuna debería de indignar y ofender. Es el momento de luchar y conseguir ese bienestar. No lo duden señores, si no lo consiguen, el cargo sólo les durará cuatro años; claro que eso para muchos es más que suficiente.

Continuar Leyendo

Editorial Especial Elecciones Municipales 2007

Con Osuna todos a una.

Podríamos titular este editorial así. Resumiría en pocas y literarias palabras el sentir de la inmensa mayoría de los ursaonenses. Ciudadanos, y no pueblerinos, que queremos no quedarnos estancados en un simple pueblo y llegar a tener la estabilidad, infraestructuras, seguridad, trabajo, cultura y educación que pueda haber en una ciudad.

Son muchas las propuestas y programas políticos que estos días saturan nuestras estresadas mentes de propaganda política. Y al final, después de ver spots publicitarios, reportajes, folletos y carteles políticos, se saca la conclusión de que todos dicen más o menos lo mismo y todos quieren lo mismo: Conseguir una Osuna mejor.
Para ello, unos creen en que con nosotros es posible, otros dicen que harán más, otros que confiemos en el futuro, algunos hablan de más Andalucía, mientras que otros dicen que faltamos nosotros ¿y si cantamos… al pan, pan y al vino, vino como esa canción del puertorriqueño Chayanne?

Desde El Pespunte creemos que lo importante es Osuna, para ello estas son unas elecciones municipales y los ursaonenses tenemos en nuestras manos el futuro de Osuna. Debemos todos ir a votar y depositar nuestro voto en quien más confianza nos preste y pensar en un futuro mejor.

Lo que sí nos gustaría a todos es que se trabajase por Osuna dejando a un lado los intereses partidistas o las ideologías del partido que se tenga porque es así como Osuna puede salir ganando.
Lo pudimos observar hace unos años, pacto PP-IU y el pueblo fue mucho mejor, de ideologías totalmente distintas, pero lo que importaba en ese momento era Osuna y luchar por Osuna. ¿Por qué no vamos a unirnos aunque pensemos diferente si nuestro objetivo es el mismo?
Sería interesante que si ningún partido saca mayoría absoluta pactase, dejando a un lado las ideas generales del partido y en pro de Osuna, ideales que en un pueblo, al fin y al cabo, de poco sirven.
Que no nos extrañe un pacto con diferentes ideales nacionales, lo que querrán será trabajar por Osuna y los ursaonenses que somos los que damos la oportunidad a ellos de gobernar.

 
 
Suerte a todos los políticos y ursaonenses.
 
El Pespunte
Continuar Leyendo

Editorial – Mayo

Ya está aquí la Feria. “¡ojú cuanto ha tardado en llegar!” se preguntarán algunos. Para muchos también se acerca el momento de coger la maleta y alejarse del estrés semanal, mensual, anual… para acudir a descansar a una buena playa o montaña de la geografía andaluza. Desde hace años y desde nuestra sincera percepción, hemos observado un descenso en lo referido al público que visita el Recinto Ferial. Ya sea por la decisión de muchos de marchar a la playa, montaña o cualquier otro lugar elegido.
Desde esta pequeña tribuna, deseamos de corazón que la Feria de este año sea un tremendo éxito tanto de público como de calidad en todos los actos y acontecimientos que se produzcan en ella.

Somos conscientes de que la Feria de Osuna sigue siendo uno de los grandes momentos que vive nuestro pueblo anualmente. Es momento de fiesta continua, excelente para reunirse con los familiares y amigos y bailar, comer y beber al ritmo de las sevillanas y el vino de Jerez. Este año, para sumar aún más interés, la Feria sirve como antesala de las elecciones municipales. No consideramos desde este editorial que este aspecto condicione mucho nuestra fiesta más popular, pero algo que en estas fechas haría aumentar el número de votantes de un partido seria, menos invitaciones vanales, y más centrarse en una promesa muy propia para estas fechas: una nueva portada de feria, porque como sigamos así vamos tener que considerarla patrimonio monumental de Osuna y no conviene. Y debemos tener claro que en nuestra Feria de Mayo no está todo hecho. Hemos dicho antes que no hablaríamos de la influencia política en nuestra feria ante las fechas que se avecinan, aunque sí, al menos, desearíamos comentar un aspecto que nos llaman mucho la atención y que consideramos de una vital importancia.


Uno de estos puntos que parece olvidarse en todos los comunicados públicos es el tema de la afluencia de público. Al menos, en lo que respecta al público joven. Desde nuestro “ventanal” desde hace un par de años, venimos percibiendo un descenso drástico del número de visitas de jóvenes de otras localidades vecinas. Dicho descenso consideramos que se debe a la escasa seguridad y poca vigilancia que existe en las zonas donde se “mueven” los chavales. Ello ha provocado en muchas ocasiones continuas peleas, carreras al estilo “San Fermín”, por citar sólo algunos ejemplos. Esta situación puede este año agravarse un poco más, pues se desconoce el comportamiento que tendrá el Cuerpo de la Policía Local, que hasta la fecha y ya hace muchos meses padece “fuera de juego permanente”. Esperemos que el descenso de dicho público juvenil no sea tan brusco y que la Feria de Mayo siga siendo lo que era en un tiempo atrás muy cercano.

Desde aquí nos gustaría hacer un llamamiento a la calma y a la reflexión de todos los ciudadanos y jóvenes de Osuna, pues todos ellos deben comprender que la Feria de Mayo es un momento para el disfrute colectivo y que los visitantes que deciden venir a la misma no desean otra cosa que no sea lo mismo: DISFRUTAR. Por ello nos gustaría que este año intentemos tratar lo mejor posible a toda aquella persona que venga a conocer nuestra Feria, pues creemos que Osuna y todos sus vecinos saldrán beneficiados.
Desearles una buena Feria de Mayo y que ustedes disfruten lo máximo posible.

Continuar Leyendo

Editorial – Abril

En plena Semana Santa, El Pespunte sigue su andadura por esta empedrada y empolvada ciudad de Osuna pero con un horizonte muy prometedor. Ya hemos superado la barrera de las 10.000 visitas en 5 meses, recibiendo a diario más de 150 visitas en el último mes, algo que nos hace estar muy orgullosos de nuestro trabajo. Igualmente queremos agradecer la multitud de felicitaciones recibidas por muchos ursaonenses.

Un horizonte que desde los ojos de los que hacemos El Pespunte se ve muy claro, pero un poco lejano ya que no hay indicios de que la situación actual de nuestro pueblo vaya a cambiar a corto plazo.
Tenemos pinceladas de ciudad y ramalazos de pueblo. Osuna y su gente es a ratos un tanto atípica, en muchas ocasiones, y nos gusta la novedad por la novedad. Pero hay algo que no cambia nunca, y eso es nuestra vinculación con nuestra Semana Mayor que seguiremos siendo igual de rancio, en unos casos, e igual de incultos en otros.

Dicen que para los cofrades no hay una Semana Santa igual a otra, pero nos tememos que esta afirmación en Osuna se cumple sólo por parte de las iniciativas que proceden de las Hermandades y Cofradías de nuestro pueblo, que cada año enriquecen aún más si cabe la Semana Mayor; pero desde el lado de los ursaonenses de a pie parece que año tras año como borregos acudimos a la cita de las procesiones como un simple espectáculo no comprendiendo lo que hay detrás del mero folclore y tradición. Este año sin ir más lejos hemos podido comprobar la actitud de los ursaonenses durante la Estación de Penitencia de la Hdad. De la Vera-Cruz o de la Misericordia. En la primera de ellas, la gente se alarmaba por unas pequeñas gotas de agua y destrozaban el paso de la Cofradía por la Carrera Oficial a la altura del palco de autoridades abriendo las vallas y cortando su estación ante la pasividad de los vigilantes del entorno. O de la segunda, la Estación de Penitencia de la Misericordia donde unos incultos y malsonantes canis querían tener, por lo menos una vez al año, un poco de protagonismo en un pueblo merecedor de otro tipo de cultura, más respetuosa al menos.


Probablemente todas estas barbaridades que se vulgarizan en nuestra Semana Santa sean propiedad de un reducido y aislado grupo de personas que no comprenden en el lugar donde viven, ni valoran la cultura y la historia de una ciudad milenaria como Osuna. Quizá sean sólo unos cuantos quienes destrocen lo que tanto trabajo cuesta construir, pero ¿dónde está la inmensa mayoría?, ¿dónde están las personas que quieren hacer de Osuna un pueblo digno para la vida diaria?, ¿que no están de acuerdo con las barbaridades urbanísticas, de seguridad o de vida social que estamos viviendo en los últimos años? ¿DÓNDE?

Ursaonenses debemos despertarnos de una vez ya de este letargo que nos está matando poco a poco, que nos está hundiendo en la miseria cada vez más y que con las bocas calladas no se hace más que confirmar lo que tenemos en la actualidad en Osuna: Nada. Sólo lo que nos dejaron la Familia Téllez-Girón y, por supuesto, no todo es eso.
Y debemos dejar a un lado esta antigua afirmación: “El que calla otorga”. Que no seamos bocas cerradas, ni ursaonenses callados. Debemos manifestarnos sobre nuestro pueblo y todos tienen el derecho a hablar y ser escuchados. Esa es la democracia que nos prometieron algunos y que otros sólo utilizan para su interés particular o colectivo.


Desde El Pespunte lo único que perseguimos es conseguir una Osuna digna, informar y ser soporte de todas las ideas, expectativas, opiniones y puntos de vista que hagan de nuestro pueblo un sitio mejor para vivir y desarrollarnos.
Continuar Leyendo

Editorial – Febrero

Mes de Febrero casi concluido y aquí seguimos, quién lo diría. Y ahora ya con un nombre propio: www.elpespunte.es, más fácil de memorizar y de facilitar la entrada a este portal sobre Osuna y para los ursaonenses que en tan poco tiempo han sabido y saben apreciar el trabajo y el esfuezo que se le dedica día a día a este medio de comunicación.

Nuestro tiempo es hoja de primavera, hoja que pasa volando y no vuelve, casi cinco meses hace que empezamos esta aventura y parece que fue ayer. Ya han pasado los Carnavales, llegará la Semana Santa y, casi sin darnos cuenta nos enfrentaremos con la Feria de Mayo. Todo pasa y todo llega. Después de todas estas fechas (fiestas populares) llegarán las elecciones municipales. La verdad es que cuando vemos las estadísticas y se comprueba como sólo un 36 % de los andaluces votaron en el referéndum del Estatuto y que casi ya nadie recuerda el mismo proceso llevado a cabo para la Aprobación de la Constitución Europea (¿alguien sabe que es de ella?) uno se pregunta si al pueblo, al ciudadano de a pie le, interesa la política o simplemente sabe de ella porque los medios de comunicación abren todos sus informativos con esta temática.
Nosotros, desde El Pespunte, siempre hemos tenido mucho interés por este tipo de asuntos, sí, por los asuntos políticos, porque desde nuestra juventud y desde nuestra inocencia pensamos que la política como la filosofía y la religión son las bases de esta sociedad. O al menos debería serlo.

En los últimos días y como consecuencia de lo ocurrido en los últimos comicios electorales, los medios más importante e incluso a veces los más sensacionalistas de nuestro país se alarman ante el aumento del pasotismo del pueblo llano ante cualquier acto o proceso político. Este pasotismo también es transferido a la juventud como otro de sus males tradicionales.
Nosotros desde este rinconcito cada vez más acogedor y más querido que es El Pespunte, no pensamos que se trate de indiferencia, pero sí de cierto alejamiento saludable que parte de la población hace de la política y de esa parte democrática más injusta que se debate a diario en Parlamentos, Congresos, Plenos y demás asuntos. Esa indiferencia aumenta como resultado de la injusticia social que impera hoy día, y Osuna no es menos en este asunto.
En Osuna, la política no suele interesar, pues sí uno observa a la clase política detenidamente son los mismos políticos de siempre, con más arrugas y menos pelo como es lógico, pues llevamos casi 8-10 años y nada ha cambiado.

A todos o casi todos no nos agrada hablar de política, pero es tanta su importancia que a todos nos debería importar, al menos tanto como nos interesan los impuestos, la educación, la sanidad, el urbanismo y el precio de la vivienda, la vida de la Pantoja o incluso los kilos de Ronaldo.
No vemos nosotros ese interés por muchos rincones, pero sí que lanzamos un mensaje a nuestros políticos y a nuestros vecinos, tanto jóvenes como maduros: lo que se siembra se recoge, si creamos una sociedad injusta, corrupta, enferma y pobre, será ese el legado que dejaremos a los demás, y ese legado no parece ser otro en base al rumbo que parece tomar este nuevo siglo XXI, ya sea desde Osuna o desde el Polo Norte ¡Qué Dios nos pille confesados!
Continuar Leyendo

Editorial – Diciembre

Pues, el invento funciona, ¿no creen? Eso parece al menos después de la buena acogida que consideramos que El Pespunte ha tenido tras su llegada.
Siguiendo la línea de publicar un Editorial regularmente a mediados de cada mes y siendo éste, la expresión del medio y la forma que tiene de comunicarse El Pespunte con sus lectores, hemos decidido aprovechar estas fechas para dirigirnos a vosotros.
Como todo proyecto que da sus primeros pasos, somos conscientes de que aún es pronto para sacar conclusiones, pero somos muy optimistas ante el futuro y deseamos darles las gracias a todos aquellos que nos leen y apoyan con sus visitas y comentarios.

De especial agradecimiento es la colaboración desinteresada que tienen con esta redacción todas aquellas personas, instituciones u organismos públicos y privados que nos facilitan la información necesaria para poder “manchar estas páginas” que a tantos nos interesan e incluso ilusionan.

Poco a poco, tal y como nos comentó una amiga, El Pespunte comienza a crecer y cada vez se aglutina más información y noticias que a todos, creemos, pueden llegar a interesar. Es cierto e innegable que hemos debido replantearnos ciertas ideas y objetivos, y que las características de este instrumento nos muestran a veces sus propias limitaciones, pero estamos convencidos de que serán comprensivos cuando ciertos contenidos se retrasen en su publicación.

También por ello, con la llegada de las próximas fiestas, queremos aprovechar ese tiempo libre que tanto escasea en estos tiempos locos de rutina laboral y prisas, de esas fechas tan proliferas para reuniones, comidas y encuentros, para intentar que el blog crezca y potencie su calidad y variedad. Para lograrlo, estamos preparando una serie de contenidos de algunos colaboradores, cuando no amigos, e intentaremos realizar varias entrevistas a “personajes interesantes” de nuestra localidad, con la finalidad de poder contaros cuáles son los proyectos principales que Osuna y su entorno desean llevar a cabo en los próximos meses.

Intentamos con todo ello, dar un poco más la palabra a otras personas, pues consideramos que todos deseamos estar informados de una manera honesta, variada y a la vez alejada de los mecanismos tradicionales que la sociedad actual nos ofrece y que tanto dejan que desear en ocasiones.

Por ellos deseamos que todas aquellas personas que lo consideren necesario se pongan en contacto con nosotros a través de nuestro correo electrónico (elpespunte@gmail.com), donde nos podéis informar de todos aquellos eventos que se celebrarán en próximas fechas y que consideréis merecen nuestra atención, de aquellos temas que más os preocupen o atañen, e incluso que nos recomendéis posibles entrevistas o reportajes de aquellas personas o instituciones que por cualquier motivo pueda hacer que El Pespunte sea cada día un mejor instrumento de información y un mecanismo social vivo y participativo. Ha llegado la hora de vuestra participación y como anunciamos en la anterior editorial, no olvidéis que el blog es de todos.

Por último, desearos a tod@s felices fiestas y un buen año 2007, y para todos aquellos que no os gusten estas fechas, un mensaje de tranquilidad, pues sólo son un par de semanas.

El Pespunte

Continuar Leyendo