‘Sonrisas para El Salvador’, desde Osuna a Centroamérica

Pocas cosas en la vida son tan satisfactorias como poder ver la sonrisa de un niño. Un simple gesto capaz de irradiar a todo aquel que lo observe. Y no es para menos. Hoy en día tenemos la gran suerte (la mayoría de las personas que leemos este artículo) de poder conseguir para nuestros hijos las ayudas y medios necesarios para que tengan una sonrisa digna y una salud bucodental bastante cuidada. Pero desafortunadamente, también somos conscientes de que existen otros lugares donde el acceso a una odontología básica es realmente complicado.

La ausencia de medios, la poca formación de los profesionales sanitarios o la falta de educación para llevar a cabo tareas tan sencillas como el cepillado, hace que, en algunas zonas de nuestro planeta, sonreír sea lo más parecido a un artículo de lujo. Este es el caso de algunas zonas rurales de El Salvador, en Centroamérica. Un país ya de por si complicado por la pobreza y mafias que lo rodean, donde además, el acceso a una salud bucal es casi una quimera. Pero este hecho puede cambiar gracias a la acción de un ursaonense: Francisco Acedo López. Y es que Francisco es uno de los odontólogo que ha iniciado junto con el Consulado de El Salvador en Andalucía, un proyecto de carácter humanitario llamado “Sonrisas para El Salvador”.

El proyecto, pretende acercar a poblaciones salvadoreñas como San José de los Sitios, San Vicente, Tamanique, Rosario de Mora o Panchimalco, la odontología más básica pero a su vez más necesaria. Y es que, según nos comenta el Doctor Acedo “nos encontramos con poblaciones en las que una habitación es lo más parecido a un centro sanitario. Por ello pretendemos no sólo actuar sino donar también material necesario y formar a las personas indicadas en el lugar para que en caso de cierta necesidad, puedan llevar a cabo las operaciones pertinentes”. El equipo formado por seis odontólogos, entre ellos otro paisano ursaonense, el doctor Arcadio Galván, lo componen diferentes especialistas odontólogos generales, odontopediatras y cirujanos orales que pretende desarrollar tratamiento para más de doscientos niños y unos cien adultos. Los tratamientos incluirán desde obturaciones hasta pequeños actos quirúrgicos, pasando por endodoncias en adultos o pulpotomías en niños.

Pero no queda ahí la cosa. Estas actuaciones no son lo único con lo que estos odontólogos pretenden mejorar la salud del pueblo salvadoreño. También pretenden donar un sillón dental para que en estas localidades se puedan llevar a cabo tratamientos que, a día de hoy, son prácticamente impensables. Además, donarán también material fungible necesario para que estos tratamientos resulten ser exitosos. Para ello, son muchas las clínicas que participan en la donación de material: clínicas de Osuna, Sevilla, Pilas y otras grandes empresas que se han sumado también a esta bonita iniciativa. Además, se llevarán a cabo sesiones clínicas y de formación con los odontólogos del lugar, con el objetivo de formarlos en diferentes técnicas.

Lee también

Un proyecto maravilloso que incluso ha sorprendido al Dr. Acedo “llevamos mucho tiempo realizando voluntariados a nivel local en Sevilla con la Asociación Gota de Leche, pero la verdad es que nunca pensé  que fuera a formar parte de un proyecto internacional de tal envergadura”. Sorprendido pero orgulloso, el doctor Acedo añade:  “la vida te ofrece oportunidades como estas y hay que saber aprovecharlas. Conocí al Cónsul de El Salvador en Andalucía y no quise perder la oportunidad. Le comenté mi idea y él aceptó de inmediato”. Y así es. Tras iniciar el Cónsul todos los trámites necesarios para llevar a cabo esta labor, el próximo 28 de Febrero estarán por allí, por fin, repartiendo sonrisas, nunca mejor dicho, a muchisimos niños (y mayores) de El Salvador. “Creo que todos los salvadoreños van a salir muy beneficiados de este bonito proceso, pero no me cabe la menor duda de que, en lo personal, nosotros ganamos mucho más que ellos”, añadió Acedo. Con respecto a cómo es tratar con las autoridades de El Salvador, el doctor quiso dejar claro que “La dificultad de los tramites han sido uno de los hándicaps mas importantes que ha tenido este proyecto, pero la ilusión por llevar a cabo el voluntariado ha podido con todos esos inconvenientes”. De este modo, concluye el doctor Acedo, “cuando la Ministra de Salud, la Dra. Ana Orellana aprobó el proyecto, las sonrisas las pusimos nosotros”.

Desde El Pespunte, nos sentimos orgullosos de que amigos y vecinos nuestros consigan llevar a otras partes del mundo salud, bienestar y sobretodo… ¡Muchas sonrisas! Enhorabuena a todos y gracias por esta bonita iniciativa.

© 2023 COPYRIGHT EL PESPUNTE. ISSN: 2174-6931
El Pespunte Media S.L. - B56740004
Avda. de la Constitución, 15, 1ª planta, Of. 1
41640 Osuna (Sevilla)