‘Sonas’, empresa de luthería de El Saucejo: “Podemos presumir de ser una marca única en España en construcción de trombones profesionales”

Fundada en 2019, está formada por Laura Muñoz y su creador Fidel Roldán

La Casona de Calderón

Hoy El Pespunte se adentra en el mundo de la música y, además, de forma profunda en un sector muy atípico dentro de este ámbito. Para ello, hemos conocido de primera mano la nueva empresa surgida en El Saucejo en 2019: Sonas S.C.

Esta empresa de luthería, formada por Laura Muñoz y su creador Fidel Roldán, ha abierto sus puertas a este medio para dar a conocer y saber en qué consiste este tipo de trabajos tan laboriosos y que tanto llaman la atención. Lo que se esconde en el interior de un taller de este tipo es entrañable, y para ello, conocemos a Sonas.

 

P: ¿Qué tipo de empresa es ‘Sonas S.C.’ y qué trabajos lleva a cabo? ¿Quiénes la forman?

-Somos una empresa pequeña, situada en el pueblo de El Saucejo (Sevilla). Nos dedicamos a la reparación y construcción de instrumentos de viento metal (cornetas, trompetas, trombones, tubas…). En concreto estamos especializados en la fabricación de trombones. ‘Sonas’ es el nombre de nuestra marca.

El comienzo de todo este proyecto fue en Alemania, concretamente en Baviera, donde Fidel Roldan Montado, trombonista profesional y técnico en reparación y construcción de instrumentos de viento metal, adquirió los conocimientos que hoy aplica a sus trombones en las firmas Miraphone y Dieter Otto, ambas especializadas en construcción de instrumentos de viento metal. En 2017 volvió a España con el objetivo de fabricar en su tierra sus propios instrumentos. En 2019 fundo su empresa, Sonas S.C.  junto a su compañera y socia, Laura Muñoz Gallardo, saxofonista y activa emprendedora con experiencia en empresa de luthería de viento madera y viento metal, administración y gestión de negocio.

Ambos nos hemos embarcado en la aventura que supone Sonas S.C. como empresa de luthería de viento metal, emprendiendo en el corazón de la sierra sur de Sevilla con un trabajo técnico y artístico a la par.

Fidel Roldán Montado en el taller

 

¿Cuántos trabajadores conforman la empresa y cuantos “módulos” de trabajo se pueden encontrar? Imagino que cada uno tendrá una labor en cuanto a las reparaciones y/o fabricación de nuevos instrumentos.

En este momento solo estamos los dos socios fundadores en el trabajo del día a día. Fidel se encarga de toda la reparación y construcción, la parte técnica. Laura se encarga de toda la gestión de la empresa, la parte administrativa, además de realizar tareas auxiliares de apoyo en el taller. En un futuro nos planteamos ampliar la plantilla según el volumen de trabajo, pero nos resulta muy complicado ya que en España no hay formación específica en reparación de instrumentos de viento metal o viento madera. Tradicionalmente, la luthería en España se ha centrado en los instrumentos de cuerda como la guitarra.

Laura Muñoz Gallardo en el taller

 

¿Habéis trabajado para músicos y/o agrupaciones o bandas importantes?

Nuestro público es muy variado, tanto profesionales como amateur.

Entre nuestros clientes se encuentran músicos profesionales como Gregorio Sánchez Alcalá, trombón bajo y contrabajo de la Orquesta Filarmónica de Málaga; o Pedro Pastor, primer trombón de la Orquesta Ciudad de Almería desde 2001 y profesor de la Banda Municipal de Granada desde 2007. Hemos trabado para diferentes profesores y alumnos de los conservatorios de Granada, Jaén o Málaga entre otros, incluso para conservatorios directamente como la ESMUC (Escuela Superior de Música de Cataluña).

También trabajamos con clientes profesionales de otros ámbitos musicales como el jazz, pop u orquestas. Por ejemplo, el quinteto Granada Brass o Prudencio Valdivieso, trombonista del grupo granadino Eskorzo.

Por supuesto estamos muy ligados a las Bandas de Música, Bandas Municipales y Agrupaciones de Semana Santa, ya que nuestro contacto con la música empezó desde pequeños en este tipo de colectivos. Trabajamos para Bandas de toda Andalucía, ahora mismo estamos inmersos en un trabajo para la Banda Municipal de Almería.

Trombón Sacabuche de la ESMUC sin restaurar
Trombón Sacabuche de la ESMUC restaurado

 

¿Se puede considerar que es un trabajo ‘caro’ en cuanto a la responsabilidad y al precio?

Si hablamos de precio dentro de los instrumentos musicales tenemos un abanico amplísimo.

En la reparación el precio viene determinado por muchos factores, cada trabajo de reparación es diferente al anterior. Por lo que tenemos que tener en cuenta de qué instrumento se trata (por ejemplo, no es lo mismo hablar de una tuba que de una corneta), la calidad del instrumento en sí (si es profesional o amateur, ya que instrumentos existen de todo tipo de marcas y precios) y, por último y lo más importante, que problema tiene y que intervención hay que realizar.

En lo que respecta a la construcción, fabricamos nuestros trombones Sonas de forma completamente artesanal en nuestro taller, atendiendo siempre a las necesidades de nuestros clientes, ya que, al ser muchos de ellos profesionales de alto rendimiento dentro de la música son ellos mismo los que nos ponen el listón muy alto. Trabajamos con proveedores de Alemania, Estados Unidos, Suiza, Reino Unido, etc., para contar con la máxima calidad en nuestros materiales y herramientas.  Por lo que podemos presumir de ser una marca única en España en construcción de trombones profesionales con una buena relación calidad precio, teniendo en cuenta los estándares de calidad en los que nos encontramos y la forma en la que nos adaptamos a las necesidades específicas de cada cliente que confía en nosotros.

Tanto en los trabajos de construcción como en la reparación ponemos el 100% de exigencia, poniendo siempre al cliente en primer lugar. Tal y como matizas en la pregunta, se trata de un trabajo de muchísima responsabilidad, ya que para un músico su instrumento es su herramienta de trabajo, en muchas ocasiones es una extensión de sí mismo, por lo que tratamos cada instrumento como si fuese nuestro, ya que entendemos a la perfección todo lo que significan los instrumentos para nuestros clientes.

 

Hasta el momento, ¿cuál ha sido el trabajo más dificultoso al que os habéis enfrentado y cuál ha sido el más satisfactorio? Es un trabajo de mucha responsabilidad, al fin y al cabo.

En primer lugar, tenemos que decir que todos los instrumentos que entran por la puerta de nuestro taller son importantes e ilusionantes porque cada uno supone algo nuevo. Pero para nosotros, la construcción de un nuevo trombón Sonas siempre supone un reto. El proceso de crear un instrumento desde cero es siempre la tarea más difícil y, una vez terminado, es lo más satisfactorio porque vemos a grandes músicos profesionales tocando un trombón Sonas en grandes orquestas y conservatorios, y nos enorgullece que nos elijan para algo tan importante como fabricar sus instrumentos.

Dentro de los trabajos de reparación podemos destacar otros:

En lo que respecta a la técnica, los trabajos más difíciles son siempre las adaptaciones que nos piden nuestros clientes para los instrumentos que tocan normalmente, es decir, “los retoques”. Es una gran responsabilidad manipular instrumentos de gran valor para hacer un retoque porque una nota en concreto se queda un poco alta o baja, por ejemplo. Es un trabajo que requiere gran precisión y cuidado, por lo que se convierten en grandes retos.

Si tenemos que destacar un trabajo que nos ha hecho especial ilusión, no por su dificultad sino por quién era el cliente, podemos destacar la restauración de un Trombón Barroco, tradicionalmente conocido como Sacabuche. Este instrumento venía de la ESMUC (Escuela Superior de Música de Cataluña) y nos hizo especial ilusión que una institución como esta contactara con nosotros al poco tiempo de estar funcionando como empresa y que confiara en nosotros para una tarea como esta. El simple hecho de que hubieran oído hablar de nosotros ya era una buena noticia, por lo que fue un auténtico placer restaurar el sacabuche y dejarlo como nuevo.

Gregorio Sánchez Alcalá, Trombón bajo de la Orquesta Filarmónica de Málaga, con su trombón bajo Sonas

 

Por último y de cara al futuro, ¿qué esperáis de la empresa en cuanto a su crecimiento y evolución? ¿Hay algo más que queráis contarnos?

Nuestro objetivo principal desde que abrimos siempre ha sido el centrarnos solo en la construcción de instrumentos Sonas y dejar las reparaciones un poco aparcadas. Nos gustaría hacer crecer nuestra marca y que se convirtiera en sinónimo de calidad a nivel nacional e internacional. Sabemos que nos marcamos objetivos a largo plazo muy difíciles, pero creemos que hemos empezado con buen pie en este camino como empresa de luthería, aunque nos queda muchísimo por recorrer fabricando instrumentos musicales.

Nos gustaría hacer saber a cualquier músico de la comarca que este leyendo esto que tienen las puertas de nuestro taller abiertas en El Saucejo para lo que necesiten sus instrumentos, y que pueden ver nuestros trabajos en redes sociales o en nuestra página web,  www.sonas.es. Cualquier problema que les pueda surgir, musicalmente hablando, estamos a su disposición.

Rubén Delgado

Comentarios

AUTOR