Sin comentarios

El vecino de nuestra localidad, acusado de asesinar a su mujer e hija el pasado 27 de agosto de 2006, que respondía a las iniciales F. L. M., fue encontrado muerto el pasado sábado por un funcionario de la prisión sevillana de Sevilla II, donde cumplía prisión preventiva incondicional por cinco delitos: dos de asesinato, uno de tenencia ilícita de armas, otro de daños al feto y un quinto de quebrantamiento de la orden de alejamiento. El detenido estuvo sometido al protocolo de prevención de suicidio durante su primer mes en la cárcel, por el tipo de delito cometido, ya que cuando se trata de asesinatos de familiares “el autor suele recapacitar y darse cuenta de la importancia de los hechos que ha cometido”. Después de un mes el fallecido fue llevado a una celda con compañero, ya que durante este tiempo no presentó ningún síntoma detector de riesgo.

Comentarios

AUTOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *