El sábado se descubrirá un rótulo en el Patio de la Colegiata durante el homenaje a Rafael Manzano

El acto organizado por la Asociación de Estudios Ursaonenses estará presidido por el arzobispo de Sevilla y la alcaldesa de Osuna

Este sábado, 30 de noviembre, la Asociación de Estudios Ursaonenses nombrará Socio de Honor al arquitecto Rafael Manzano Martos dentro de la jornada organizada en su honor por dicha institución y en la que colaborarán el Ayuntamiento y los ‘Amigos de los Museos’.

Por su relevante contribución al patrimonio de Osuna, se celebrará un acto que estará presidido por el arzobispo de Sevilla y la alcaldesa de Osuna y al que acudirán el Decano y equipo de Gobierno de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla, la Junta Directiva del Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla, así como representaciones de las Reales Academias de Bellas Artes de Sevilla, San Telmo de Málaga y Vélez de Guevara de Écija. Asimismo, también ha confirmado su presencia el Director General de Patrimonio Histórico y Documental de la Junta de Andalucía, la Corporación Municipal de Osuna y el Patronato de Arte de Osuna.

El Gallo Negro
Automóviles Álvaro
Banner Intermedio Qualy

Juan Manuel Moreno Díaz, presidente de la Asociación, hace un llamamiento a través de El Pespunte «a toda la población de Osuna para que se sumen a este acto de reconocimiento a don Rafael Manzano, insigne personaje, de amplio reconocimiento en el mundo de la arquitectura y del urbanismo, y cuyo papel fue de trascendental importancia para la conservación de nuestro acervo patrimonial».

Previo a este homenaje, el Patronato de Arte y su extensión cultural ‘Amigos de los Museos’ celebrarán una eucaristía en el Monasterio de la Encarnación dentro de los actos del 50 aniversario del Museo de Arte Sacro allí radicado. Estará presidida por el arzobispo de Sevilla, don Juan José Asenjo, quien también es copresidente del Patronato de Arte. A su término será bendecida la imagen de Nuestra Señora de la Merced, recién restaurada y puesta al culto.

Colegiata de Osuna

Cuando a principios de los años 70 la joya arquitectónica de Osuna, nuestra Iglesia Colegial, estaba declarada en ruina, y los augurios eran de desaparición irremisible, Manzano fue el arquitecto que ideó la fórmula para sostener el empuje de los pilares del templo ursaonés, de forma que pudo finalmente abrirse de nuevo al culto para el disfrute de todos. Por otra parte, su intervención fue crucial en el diseño actual de nuestra Plaza Mayor y Ayuntamiento, para que ambos conservaran la imagen que hoy en día vemos.

Rafael Manzano Martos

Ha desempeñado distintos cargos de gran importancia en monumentos de alta significación en la cultura de nuestro país. Fue el conservador del Real Alcázar de Sevilla durante los años 70 y 80 del siglo XX, entre otros, director-conservador de los Reales Alcázares de Sevilla y del conjunto califal de Medina Azahara, en Córdoba.

Su relación con el mundo académico viene de lejos, puesto que ha sido catedrático de la Escuela Superior de Arquitectura de Sevilla y decano de la misma, y pertenece en la actualidad a las Reales Academias de Bellas Artes de San Fernando (Madrid), a la Sevillana de Buenas y a la Real Academia de la Historia, entre otras.

Su labor en el campo de la conservación y restauración de monumentos le han hecho merecedor de la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes (1972), al Premio Schiller y al Premio Richard Driehaus de Arquitectura Clásica (2010), y desde 2003, con el patrocinio del mecenas estadounidense Driehaus, se concede en España un importante premio de arquitectura destinado a la defensa del patrimonio y de las tradiciones arquitectónicas españolas: el Premio Rafael Manzano de Nueva Arquitectura Tradicional.

Comentarios

AUTOR