Reflexiones de un votante en voz alta

Bueno, pues colorín colorado, este cuento se ha acabado. Osuna es socialista. No se puede negar después de 3 legislaturas y la que acaba de comenzar. De mayoría absoluta en mayoría absoluta y tiro porque me toca. Bueno… tira porque el pueblo es soberano y sus votos, ley.

Es curioso como Osuna casi siempre va a contracorriente. Actualmente las mayorías absolutas parecen cosas del pasado, pero aquí no pueden ser más actuales. La política, como cualquier otra rama, no parece el mejor escenario para permitir que el personal se sienta cómo en casa, como en el sillón cómodo. En un mundo cada vez más competitivo y moderno, no parece ideal que siempre lleve la batuta de mando el mismo perfil político, más cuando su renovación (el señor Pinto ya aparece en los plenos de la “tele Osuna” de la década de los 90) es nula.

Los Valencianos

No obstante, creo que no debo centrar mi análisis y reflexión en el campeón.No quiero ni tiene gracia. Creo que son la oposición, en esta caso, los grandes derrotados, a los que debemos prestar atención y pedir reacción.

Creo que el partido más castigado ha sido el Partido Popular (PP). Lo es por muchos motivos: desde la situación nacional, un fuerte vacío de liderazgo, una cuadrilla joven e inexperta y sobre todo un discurso demasiado duro hacia la figura de Rosario, cuando no es que no sea cierto o necesario, pero es claramente ineficiente. Queda mucha autocrítica en el partido, sobre todo por parte de su anterior líder, Araúz, quien debería preguntarse por su responsabilidad al abandonar al partido en el peor momento y tal vez en las manos menos apropiadas.

El segundo partido más afectado es el Adelante Osuna. En esta caso ocurre un poco de lo mismo. No ayuda en nada los mensajes nacionales, su líder no tiene el carisma de Marcos y por supuesto ni las mismas ganas ni capacidad. Sorprende escuchar a un candidato decir que no quiere ser alcalde, que no es su meta. Muy curioso … y muy desacertado políticamente hablando. Haría bien el partido en olvidarse de la lucha derecha-izquierda, ricos-pobres y centrarse en los verdaderos problemas del pueblo… sobre todo acercándose al pueblo y trabajando para él. Se percibe verdadera desconexión entre sus “jornaleros” y su partido.

El tercero y último, Ciudadanos-Osuna, es el recién llegado. Sus resultados no han sido nada malos (sorpasso al PP incluido) aunque la cara de su líder pareciera decir lo contrario. Paciencia y trabajo, es lo que le queda. También acertar un poco más con el equipo, porque juventud y capacidad deben ser cualidades compatibles y obligadas para alcanzar cotas mayores. Y entre todos ellos, Osuna y el 65% con derecho a voto.

Osuna que parece quedar atrás si uno mira a su alrededor, pero que lo tiene muy claro: seguir el camino. ¿Qué camino? Parece que el que entiende que la política es complemento, pero nunca protagonista.

Osuna no mejora en empleo, en renta, en vivienda, en calidad de vida, pero … no importa. No importa porque esas estadísticas tal vez no sean las necesarias ni las vitales. Tal vez aquí lo importante sea lo otro. ¿Lo otro? Creo que a buen entendedor… Duro camino para la oposición, más si no cambia de estrategia a la vista de sus resultados, que no se equivoquen, serán los de todos en un futuro tal vez no muy lejano.

Ricardo Dadabría

El Pespunte no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o lectores en este medio para el que una de sus funciones es garantizar la libertad de expresión de todos los ursaonenses, algo que redunda positivamente en la mejora y desarrollo de nuestro pueblo.

Comentarios

AUTOR