¿Qué son los audífonos recargables? Tipos y modelos

Los audífonos recargables están diseñados para mejorar la calidad de los sonidos que percibimos, pero también para facilitarnos la vida, ya que funcionan por mucho más tiempo sin necesidad de recargarlos.

Tipos de audífonos recargables y modelos

Los audífonos recargables son la solución más práctica y efectiva para mejorar nuestra capacidad auditiva. En el mercado existen diferentes dispositivos que nos ofrecen una solución adecuada para nuestros niveles de dificultad auditiva así como nuestros requerimientos estéticos y de ergonomía.

El avance de la tecnología ha permitido que en la actualidad podamos elegir entre una amplia gama de equipos, los cuales pueden ser más potentes, más estéticos y más discretos que los tradicionales.

Una ventaja muy relevante de estos dispositivos de la nueva era es su batería recargable, esto nos permite el uso continuo por más horas sin tener que conectarlo a un cargador. Además nunca más nos tomará por imprevisto quedarnos sin baterías.

Si desea obtener más contenido sobre los audífonos recargables puede ampliar información en este artículo en el cual te mostramos todas las opciones que existen y puedas elegir el que mejor se adapta a tus necesidades.

Intrauricular

Los audífonos intrauriculares son los que se colocan directamente en el oído. Su efectividad se debe a que están hechos a la medida, de esta manera se adaptan perfectamente a la forma de nuestros oídos, garantizando una máxima calidad de sonido.

Este tipo de audífonos son poco visibles debido a que no existen elementos externos notables, además son versátiles, porque se adaptan a la mayoría de los niveles de pérdida de la audición.

Modelos de audífonos intrauriculares

Existen 5 modelos de audífonos intrauriculares, los cuales se diferencian por su tamaño, forma y la ubicación donde debemos usarlos. A continuación te explicamos con más detalle cada uno de ellos.

Lee también
  • Invisibles en el canal: son los más pequeños que existen en el mercado. Se adaptan al entorno sonoro de manera automática, por lo que no es necesario ajustarlos durante el día. Y son muy discretos, ya que encajan dentro del conducto auditivo, sin dejar señales visibles en la parte exterior.
  • Completamente en el canal: su diseño es personalizado con el propósito de que se adapte al máximo en la parte interna del oído. Y el ajuste para los diferentes entornos se realiza mediante un botón. Por lo general la única parte del audífono que se puede apreciar en la parte externa es la placa.
  • Intracanal: estos audífonos se colocan en el tercio inferior del oído externo, y al igual que los anteriores, su fabricación también es personalizada, ya que es la forma más indicada para garantizar el acoplamiento perfecto con el conducto interno. Cuenta con un micrófono direccional, permitiendo mejorar los sonidos.
  • Intrauricular de media concha: se coloca en la mitad del oído externo. Su diseño es a la medida para encajar lo posible con el canal interno del oído. Eso lo hace más notable que otros, sin embargo esto puede ser una ventaja, ya que tiene funciones adicionales al resto.
  • Intrauricular de concha completa: están diseñados para ser usados en la parte externa del oído, por tal motivo es más grande que el resto de su tipo. Cuenta con amplificadores de sonido que aumentan la calidad de la recepción. Además la batería es de mayor duración. Son perfectos para las personas con pérdida del audio grave.

Retroauricular

El modelo retroauricular es el indicado para personas con pérdida de la audición avanzada o conductos auditivos de tamaño pequeño. A diferencia de los intraarticulares, se ubican en la parte externa de la oreja y se conecta con el oído a través de un tubo que se coloca dentro del canal interno.

Es utilizado por personas sedentarias, que tienen poca movilidad o problemas de la vista. Se caracterizan por su potencia, son capaces de amplificar más que otros modelos y son más cómodos. Además están disponibles en variados colores.

Modelos de audífonos retroauriculares

Los audífonos retroauriculares están divididos en tres tipos que te explicamos a continuación:

  • Receptor intrauricular: también llamados RITE y/o RIC, son de menor tamaño que los tradicionales del tipo retroauriculares. Están diseñados para llevarlos detrás del oído externo y se conectan al ducto interno a través de un cable compuesto por un receptor de sonidos.
  • Audífono retroauricular: es conocido como BTE y su lugar está detrás del oído externo. Se conecta con la parte interna mediante un fino tubo que se coloca dentro del canal interno del oído. Están indicados para personas con cualquier tipo de pérdida de la audición. Además cuenta con botones de control de volumen y ajustes.

Audífonos de ajuste abierto: este modelo mantiene el conducto auditivo abierto haciendo posible el ingreso del sonido de una forma menos artificial. Su instalación es externa, detrás del oído, pero aun así es discreta.

Clic hacia arriba