¿Qué es lo que más valoran los huéspedes de un hotel?

¿Alguna vez te has preguntado qué es eso que te hace volver a un hotel una y otra vez? ¿O por qué recomiendas a tus amigos ese pequeño rincón acogedor que descubriste en tu último viaje? Desde la cama mullida hasta el desayuno delicioso y el personal amable, todos tenemos nuestras propias pequeñas preferencias que hacen de un hotel nuestro «hogar lejos de casa».

Pero en este universo de hospitalidad y comodidades, ¿Qué es lo que realmente nos cautiva como huéspedes? Vamos a dejar las adivinanzas y las suposiciones a un lado y vamos a adentrarnos en el corazón de la experiencia hotelera para descubrir qué es lo que los huéspedes valoran más. Después de todo, todos queremos hacer de nuestros viajes algo para recordar, y una gran parte de esa memoria se hace en el hotel en el que decidimos quedarnos.

Un sueño reparador: la importancia de las camas confortables y la ropa de cama de calidad

Según la siguiente encuesta publicada en Statista en la que participaron más de 1000 encuestados, una de las principales cuestiones que más valoran los huéspedes en los hoteles es la comodidad de las camas.

Dormir bien puede hacer la diferencia entre un viaje inolvidable y una experiencia que querrías olvidar. Los huéspedes buscan camas amplias y cómodas, preferentemente Queen o King size, que les permitan descansar plenamente después de un largo día de actividades. Un colchón firme pero elástico, que no cause dolor de espalda, es esencial para asegurar un sueño reparador. Aunque es casi imposible complacer a todos, el objetivo es satisfacer las necesidades de la mayoría, proporcionando un entorno de descanso confortable y relajante. Así que, hoteles, si queréis que vuestros huéspedes amanezcan con una sonrisa, ¡Invertid en vuestras camas!

Los colchones Pikolin ofrecen una excelente relación calidad precio para y son una opción muy atractiva para grandes establecimientos que requieren de muchas camas. No escatimes tampoco en las sábanas para hostelería, tus huéspedes agradecerán la ropa de cama de algodón 100% de 200 hilos o más.

Conexión permanente: el wifi gratuito es esencial

En la era digital, el wifi gratuito en las habitaciones se ha convertido en un factor crucial al seleccionar un hotel. La disponibilidad de wifi gratuito puede influir significativamente en esta elección. Ya sea para trabajar remotamente, compartir las experiencias de viaje en las redes sociales, o para planificar las actividades del día siguiente, los huéspedes necesitan una conexión a internet rápida y confiable. Una conexión limitada, lenta o, peor aún, de pago, puede resultar en una experiencia frustrante. Por lo tanto, un consejo a todos los hoteleros: si queréis complacer a vuestros huéspedes, aseguraos de ofrecer un servicio de wifi gratuito y de alta calidad en las habitaciones.

Limpieza impecable: la necesidad de un servicio de limpieza diario

La limpieza en un hotel es uno de esos factores que pueden hacer o deshacer la experiencia de un huésped. De hecho, las quejas más habituales suelen estar relacionadas con la higiene de las habitaciones, especialmente los baños. Alfombras, cortinas, cubrecamas y cojines también pueden acumular suciedad, y nada resulta más desagradable que descubrir manchas sospechosas o percibir un olor a cerrado en la habitación. Esto señala claramente que la limpieza no ha sido lo suficientemente exhaustiva. Por ello, un servicio de limpieza diario es fundamental para garantizar la satisfacción del cliente. Si un huésped entra en una habitación limpia y fresca, su estancia comenzará con el pie derecho, y eso es precisamente lo que todo hotelero desea. Así que, recordad, ¡La limpieza nunca debe ser un área de ahorro!

Ubicación estratégica: la cercanía a servicios y atracciones turísticas

En el mundo de la hostelería, la ubicación es clave. Un hotel situado cerca de servicios esenciales como restaurantes, tiendas y transporte público, o a poca distancia de las principales atracciones turísticas, es un valor añadido para los huéspedes. Al final del día, nadie quiere pasar horas en tráfico o en complicados desplazamientos para llegar a su destino. La comodidad de poder explorar los atractivos de la ciudad con facilidad y rapidez, o de tener a mano todo lo necesario, es un elemento que muchos viajeros valoran enormemente. Así que, queridos hoteles, si estáis cerca de los puntos de interés o de servicios convenientes, no olvidéis destacarlo. ¡Vuestra ubicación puede ser el factor decisivo para que un huésped elija alojarse con vosotros!

Baño completo y confortable

La calidad y comodidad del baño en un hotel juega un papel esencial en la satisfacción del huésped, que bien decorado además, se puede convertir en un completo oasis dentro de la habitación. Un aseo privado con una ducha moderna y funcional, preferiblemente que supere en confort a la de casa, es uno de los detalles más valorados por los viajeros. Además, la presencia de suficientes toallas de buen tamaño, albornoz y zapatillas (especialmente en hoteles de categoría superior), así como un secador de pelo y pequeños artículos de aseo personal, pueden añadir un toque de lujo y comodidad. Después de todo, quién no disfruta de esa sensación de mimo y cuidado que ofrecen estos detalles adicionales. Así que hosteleros, recordad: un baño completo y bien equipado no es un lujo, sino una necesidad que puede marcar la diferencia para vuestros huéspedes.

Espacio para respirar: la importancia del tamaño de la habitación

Cuando se trata de habitaciones de hotel, el tamaño sí que importa. Los huéspedes valoran las habitaciones que son amplias y bien distribuidas, que permiten moverse con comodidad sin chocarse con la mesita de noche o las puertas del armario. Disponer de suficiente espacio para desempacar la maleta y organizar las pertenencias sin sentirse agobiado es crucial para una estancia confortable. Adicionalmente, una habitación espaciosa facilita la inclusión de una cama adicional o una cuna para los niños, algo que es muy apreciado por las familias. En definitiva, un cuarto de hotel es un refugio personal para los huéspedes, y cuánto más espacio tengan para relajarse y sentirse como en casa, más positiva será su experiencia.

La necesidad de insonorizar la habitación

El ruido es un enemigo del descanso y la tranquilidad. La insonorización eficaz es una característica esencial en cualquier hotel, garantizando que los huéspedes puedan disfrutar de una estancia tranquila y relajada, libre de distracciones sonoras. Ya sea bloqueando el bullicio de la calle a través de ventanas de alta calidad, o asegurando un buen aislamiento entre las habitaciones para evitar la trasmisión de ruidos indeseados como el ronquido del vecino, el sonido de una cisterna o el bullicio en los pasillos. Una buena insonorización puede hacer la diferencia entre una noche de sueño reparador y una serie de interrupciones constantes.

Detalles que marcan la diferencia

En ocasiones, son los detalles los que marcan la diferencia en una experiencia hotelera. Las condiciones flexibles de cambio y cancelación ofrecen a los huéspedes la tranquilidad de que pueden adaptar sus planes si es necesario. Amenidades gratuitas como agua, té o café en la habitación proporcionan un toque de confort y bienvenida. La conciencia medioambiental de un hotel puede ganar puntos con los viajeros conscientes, mientras que las instalaciones adicionales como spa o gimnasio elevan la experiencia a un nuevo nivel de lujo.

La climatización de la habitación que permite personalizar la temperatura, y una iluminación adecuada para crear un ambiente acogedor, también son detalles muy valorados. En definitiva, estos aspectos adicionales pueden convertir una estancia agradable en una experiencia verdaderamente memorable.

¿Lección aprendida? La diferenciación es la clave en cualquier servicio de hostelería.

© 2023 COPYRIGHT EL PESPUNTE. ISSN: 2174-6931
El Pespunte Media S.L. - B56740004
Avda. de la Constitución, 15, 1ª planta, Of. 1
41640 Osuna (Sevilla)