TASA INCIDENCIA COVID (población de 60 o más años) OSUNA 470,8. | Aguadulce 0,0 | Algámitas 1.744,2 | Badolatosa 154,6 | Cañada Rosal 256,1 | Casariche 0,0 | Corrales (Los) 0,0 | Écija 306,8 | El Rubio 226,8 | El Saucejo 616,2 | Estepa 186,2 | Fuentes de Andalucía 0,0 | Gilena 223,2 | Herrera 320,7 | Lantejuela 0,0 | La Luisiana 91,0 | La Puebla de Cazalla 547,3 | La Roda de Andalucía 1.146,1 | Lora de Estepa 0,0 | Marchena 176,3 | Marinaleda 0,0 | Martín de la Jara 152,0 | Osuna 470,8 | Pedrera 0,0 | Villanueva de San Juan 0,0 | (Actualizado 08/06/2022 a las 10:55 h.)

¿Qué es el lacado de puertas y muebles?

Uno de los mejores y más duraderos acabados de puertas y de muebles más usados por fabricantes a la hora de hacer reformas es el lacado. Esta técnica se logra con determinadas pinturas o lacas que proporcionan una apariencia muy estética, resistente y duradera en comparación con otras como la pintura plástica, el laminado o el chapado

¿Qué es exactamente el lacado?

El lacado es una técnica para el recubrimiento que se usa en diversos tipos de madera. Consiste en aplicar con una pistola a presión un líquido de esmalte o laca que proporciona un acabado sedoso y sin poros, muy atractivo.

Lacar puertas y muebles es muy común para restaurar objetos viejos, pues este barniz o laca se seca relativamente rápido mediante la evaporación porque posee disolventes volátiles y confiere una apariencia renovada.

Las superficies lacadas se usan, sobre todo, en puertas y muebles. Es resistente y lisa, lo cual facilita su limpieza y confiere garantías de durabilidad.

 

¿Qué características tiene la madera lacada?

El lacado de puertas y muebles proporciona una superficie completamente uniforme, lisa, sin poros ni imperfecciones. Todo esto repercute en un acabado muy bonito que puede ser de una enorme variedad de colores.

Además, las lacas vienen en diversas presentaciones que hacen posible seleccionar el nivel de brillo que se desea. Es decir, se pueden lacar puertas en blanco mate, sedoso o muy brillante, según lo requiera el estilo de decoración.

Las puertas y muebles laqueados presentan bastante resistencia al uso diario porque el esmalte o laca suele estar fabricado con pigmentos y resinas elaborados para durar muchos años.

Otra ventaja que ofrece este tipo de acabado es que el color no se degrada ni cambia con el paso del tiempo, por lo que si se limpia con frecuencia y se mantiene sin golpes y abusos en el uso, las puertas y muebles se verán muy bien siempre. Eso sí, hay que tener sumo cuidado con los golpes porque, al ser una laca que forma una película resistente, también es susceptible a la aparición de grietas.

Estas superficies son fáciles de limpiar y mantener. Tan solo basta con pasar un paño húmedo o usar algún producto de limpieza disponible en el mercado y estará como nuevo. Lo importante es no usar productos abrasivos. En este sentido, se recomienda leer las etiquetas de los limpiadores de muebles y verificar que sirva para este tipo de superficies.

 

¿Cómo se hace el lacado en puertas y muebles?

Para lacar puertas en blanco u otro color o aplicar este acabado en muebles se lleva a cabo un proceso sencillo. Para lograr resultados profesionales, se recomienda que se llame a un especialista de comprobada experiencia en esta actividad.

Lee también

Al pintar puertas y muebles con esta técnica se tiene que lijar varias veces la superficie de madera y esta debe ser tratada con varios productos antes de aplicar el producto. Por lo general, se aplica una base que es un aglomerado que contiene fibras muy finas de madera y agregados de resina.

Este producto previo a la aplicación del lacado añade a la superficie propiedades de sellado que son ideales para aplicar luego el barniz o laca. Por otra parte, para puertas lacadas en blanco o muebles de diversos colores y acabados hay que determinar el número de capas de laca porque este factor es determinante para el producto final.

La laca o barniz esmalte se aplica mediante la técnica de pulverización en una cabina especial de pintado. En la última capa se le aplica el tipo de brillo y el color deseado. El color blanco mate es uno de los tonos de moda más utilizado en reformas.

Durante el proceso de lacado se usa una técnica de un secado especial para asegurar que no se adhieran a la superficie partículas de polvo u otras y así, garantizar un resultado impecable.

En el caso de lacar una puerta o una pieza de mobiliario antiguo hay que aplicar una capa para tapar los poros y se deben reparar todas las imperfecciones con masilla antes de empezar el lijado y la aplicación de las capas de laca.

¿Qué opinas?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Clic hacia arriba