El póker español en la élite mundial

Que España forja campeones en los deportes ya no es una novedad. En las últimas décadas nos hemos acostumbrado a ser referencia en algunas modalidades deportivas que, o bien eran casi nuevas para nosotros, o en las que hacía demasiados años que no probábamos las mieles del triunfo.

Los éxitos de los Rafa Nadal, Fernando Alonso, Marc Márquez, Alberto Contador, Carolina Marín, Javier Fernández, Mireia Belmonte, etcétera, ya nos parecen algo normal y nos hacen perder la perspectiva en cuanto a la enorme dificultad que llevan consigo a la hora de alcanzarlos. Incluso los logros de los deportes a nivel local van en aumento cada día.

Ahora, un semi desconocido deporte de los encuadrados en la categoría de mentales está sacando a relucir el nombre de España por todos los rincones del planeta, el póker. A muchos les puede sonar a chino, pero para la cada vez más numerosa comunidad de jugadores de póker de nuestro país, esto es música de violines.

Ramón Colillas

La última vez que esto ocurrió fue hace tan solo unos días. Un barcelonés de nombre Ramón Colillas llevaba el póker a las portadas de prácticamente todos los diarios del país con su hazaña. Este jugador, que aun teniendo una calidad contrastada no figuraba en ninguna de las quinielas, fue capaz de proclamarse campeón del PSPC de PokerStars, haciendo historia y logrando el mayor premio del póker español, 5,1 millones de dólares.

Este evento que se celebra cada año en Bahamas es uno de los más caros y prestigiosos que se juegan en todo el mundo. Basta ver que para disputarlo un jugador debe poner 25.000$ dólares de inscripción y que dispone de 10 millones de dólares en premios garantizados. Ramón Colillas no necesitó pagar esta inscripción pues había logrado su entrada y alojamiento por medio de un Platinum Pass como parte una recompensa extra por haberse proclamado vencedor absoluto en el Campeonato de España de Póker 2018.

>>>>> Video:  YouTube / MEGA GOL

El desenlace

De este modo el jugador de Puig-reig podía permitirse por primera vez el lujo de viajar hasta las islas caribeñas para enfrentarse a los mejores jugadores del planeta. Y ante la sorpresa de todas las estrellas que allí se daban cita, veni, vidi, vici. Regresó a casa tras hacer historia y con el mayor premio jamás logrado en el póker por un jugador español.

Adrián Mateos

Pero es que el póker nacional no se limita al reciente gran triunfo de Ramón Colillas, y si no que pregunten en este ambiente por el madrileño Adrián Mateos. Este joven jugador de tan solo 24 años puede presumir de haber ganado en casi todos los grandes torneos de póker que se disputan en el globo. Por lo que se refiere a la participación de torneos en vivo, actualmente se encuentra en el puesto número 7 del ranking mundial de jugadores. Ahí es nada. Pero un año atrás y durante varias semanas fue capaz de liderar este ranking, lo cual no deja dudas de que se encuentra entre los mejores jugadores del mundo.

A su tierna edad, Adrián acumula ya más de 17 millones de dólares en premios, tan solo en torneos en vivo, lo que le sitúa como el jugador español con más ganancias de la historia. Más difícil es calcular los premios que ha ganado en las competiciones online, en las que también es un consumado especialista, pero a buen seguro que no son pocos.

En cuanto a sus logros más destacados en el póker presencial, cuenta ya con nada menos tres brazaletes de campeón de las WSOP (World Series of Poker) y un título en el European Poker Tour (EPT) de Montecarlo, el circuito más prestigioso que se disputa en el viejo continente.

Más títulos

Sin duda, se trata de una serie de éxitos que comenzaron con la victoria de Carlos “El Matador” Mortensen en 2001 en el Evento Principal de las WSOP (única hasta la fecha), al que posteriormente sumaría otro brazalete en 2003. Tras un lapso de tiempo sin lograr títulos de gran calibre, estos últimos años los jugadores españoles están demostrando su potencial. Son ya hasta ocho los brazaletes de las WSOP que se acumulan. Los cinco mencionados de Carlos (2) Adrián (3), a los que hay que sumar otros tres logrados por César García, Martí Roca y Mario Prats.

Al margen de estos títulos, no hay que olvidar a otros grandes jugadores de nuestro país como el asturiano Sergio Aído, que se encuentra en el Top 50 mundial, o los Sergi Reixach, Javier Zarco, Ana Márquez, Lander Lijó y un largo etcétera.

Todo apunta a que el futuro del póker en nuestro país está más que asegurado.

 

Foto:  PokerStars / Neil Stoddart © Rational Intellectual Holdings Ltd

Comentarios

AUTOR