¡Piensa mal…

Queridos ursaonenses:

Acaba de producirse el comunicado de ETA anunciando su disolución definitiva. Eso sí, sin entregar las armas, y pronunciándose en un tono, que más parecen unos generosos vencedores, que tras haber ganado una guerra, perdonan a todos y aquí no ha pasado nada.

Todo ello ha sucedido tras una “Conferencia Internacional de Paz”, que dos días después, se ha visto que era una obra de teatro, perfectamente orquestada, hasta en los sueldos de los figurantes, los cuales conocían el comunicado de antemano. Y curiosamente todo ocurre en las vísperas de unas Elecciones Generales, a las que concurrimos bajo una Ley electoral que si bien, fue justa en su momento, actualmente favorece a unos partidos en detrimento de otros, por razones de distribución de la población. Como entre los favorecidos se encuentran además del PP y PSOE, los Partidos Nacionalistas, tanto vascos como catalanes, los cuales han sido convenientemente engordados en prebendas por los gobiernos centrales, para que estos tuvieran en su momento, suficiente libertad de movimiento, se me ocurre preguntar: ¿Quién está detrás de esto además de ETA? La respuesta puede estar en otra pregunta: ¿”Qui prodes delicti”?*

Una formación como el PNV que ha tenido siempre una cara en Madrid y la CEOE, otra en Ajuria Enea y otra en la sede del propio partido, en este caso, va a salir más que “gordito” y dándole teta (ahora sin pistola) a sus coleguitas mas “rojillos” pero igual de fascistoides, autollamados abertxales. Mucho me equivoco, pero creo que de este modo y mediante los “frentes patrióticos” y derivados, podemos asistir al espectáculo de ver cómo ETA consigue sus objetivos en el País Vasco, poco tiempo después de decir que se ha disuelto, sin pedir perdón a las víctimas, sin quitarse la capucha y sin entregar las armas, como un Cid Campeador que gana batallas después de muerto, mientras su sponsor el PNV sigue reclamando en Madrid mientras reza en las capillas de monseñor Setien. Personalmente todo lo que suene a nacionalismo, me da repelo. Y más si ese nacionalismo se basa en la raza y el RH.

Todavía está demasiado próximo en el tiempo, el nacionalismo de Hitler, y no digamos el de Milosevik, y la gente parece que lo ha olvidado, o simplemente lo ha olvidado. El número de muertos que produjeron lo dejamos para que lo consulten en Google, a modo de ejercicio entre partido y partido de futbol.

Todavía resuenan en mi cabeza las palabras de aquel jesuita de apellido Arzallus, al cual le ha faltado tiempo para reaparecer: “Es necesario que unos sacudan el árbol, para que otros recojamos las nueces y las repartamos…”. ¿También las hemos olvidado?

Quien dice PNV, dice Eusko Alkartasuna, CyU y tantos otros. Porque el objetivo final de todos los partidos nacionalistas es la independencia, no lo olvidemos. Pero lo que cuesta más de digerir, es el colaboracionismo al que se han prestado tanto el PSOE como el PP (mucho más el PSOE), para conseguir unos intereses que las mas de las veces eran del partido, no del Estado.

Decía Churchil que el hombre de Estado piensa en su patria, mientras el político piensa en perpetuarse.

El precio a pagar lo conoceremos en próximas fechas, que me temo, que no serán tan lejanas.

Lee también

Un servidor que es políticamente de lo más incorrecto, cuando ve estas cosas, se acuerda de las palabras de un viejo labrador aragonés, el cual decía: ¡Maño, piensa mal y te quedarás cortico!

José Mª Sierra

* “A quien beneficia el asunto”

El Pespunte no se hace responsable de la opinión vertida por sus lectores y/o colaboradores en esta sección de opinión y su publicación no significa que necesariamente se comparta dicha opinión, sólo somos garantes de la libertad de expresión.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2023 COPYRIGHT EL PESPUNTE. ISSN: 2174-6931
El Pespunte Media S.L. - B56740004
Avda. de la Constitución, 15, 1ª planta, Of. 1
41640 Osuna (Sevilla)