El Pespunte entrevista a Antonio Osuna: “Me atrevería a decir que teníamos el cartel de la temporada”

Parejo y Cañero Intermedio fijo

Antonio Navarro es una de esas personas que no conoce oficio fuera del toro; novillero, banderillero, veedor, mano derecha de algún que otro matador, maestro de escuela taurina o empresario, son algunos de los roles que le han empujado hoy a su estatus dentro de este mundo. Desde que en el año 1993 debutara con su primera becerra, su vida ha sufrido diversos y significantes cambios pero siempre ha permanecido un elemento: el toro.

Hoy en El Pespunte, ofrecemos esta entrevista con el empresario de nuestra plaza de toros al que, “este bicho malo” como el mismo llama, ha impedido este año dar los festejos que tenía organizados.

 

  • La primera pregunta es obligada, ¿cómo está Antonio Osuna viviendo toda esta situación?

Bueno, pues ahora mismo mi situación es complicada porque lo primero que hay que tener es los pies en el suelo y ser conscientes de lo que hemos vivido. Solo espero que esto acabe pronto y que podamos seguir adelante de la mejor manera posible. Económicamente me ha causado un gran destrozo pero peor aún lo ha hecho moralmente porque una feria rematada con la categoría de lo que teníamos preparado para 2020 significaba un paso importante más para esa consagración de querer funcionar como empresario con unos carteles con máximas figuras del toreo y con unas ganaderías que colmaban las expectativas más exigentes. Tengo claro, desde luego, que hay que seguir luchando, hay que seguir trabajando con la mente puesta en que cuando esto pase, si Dios quiere, podamos abrir las puertas de la plaza de toros que es por lo que vivo y sueño.

 

  • En las fechas en las que se decretó el estado de alarma y la posterior suspensión de la feria de mayo, supongo que la organización de los festejos estaba muy avanzada si no finiquitada.

La feria la tenía hecha desde el 1 o el 2 de marzo. Estaba todo rematado y con las cartas de compromiso de los cinco toreros en la Casa de la Cultura en las manos de José Luis Cecilia como técnico del Ayuntamiento. Prácticamente a falta de imprimir y sacar los carteles.  Sabes que yo empiezo a trabajar muy pronto, más o menos por noviembre y por lo tanto quedaban pocos detalles ya que afinar.

 

  • Imagino, pues, que ya había un importante desembolso económico realizado…

Pues gastos bastante fuertes en los que metiendo mi trabajo, viajes, reuniones, señalar los toros… pueden irse perfectamente a 8 ó 10 mil euros. Como te he dicho antes, desde noviembre trabajando. Uno sabe que aquí hay unos gastos fijos desde que sale de su casa en el minuto 0. Evidentemente todos han corrido de mi parte porque los gastos son del empresario que es el que corre esos riesgos. Si espero que si hay alguna ayuda en la que se me pueda “echar un cable” como yo siempre he hecho cuando se me ha necesitado en alguna circunstancia pues se haga. Pero bueno, son cosas que se están hablando y que hasta el momento no puedo adelantar.

 

  • Los taurinos sabemos que en Osuna el apoyo institucional es un hecho y así se ha venido demostrando durante mucho tiempo, pero, ¿qué opinión te merece el trato que está recibiendo la tauromaquia por parte de las altas instancias durante esta crisis?

La verdad es que el trato con el Ayuntamiento siempre ha sido perfecto, llegando a acuerdos sin ningún problema. Debo estarles agradecidos por el trato que muestran a los asuntos taurinos en general y a mí como empresario en particular. Ellos saben perfectamente que la plaza de toros es un revulsivo económico para nuestro pueblo que incluso yo estoy descubriendo durante estos cuatro años, tanto en la feria con  siete llenos y un tres cuartos como en otros eventos de verano como el “freestyle”, el gran Prix, los tentaderos benéficos en los que se han recogido miles de kilos de comida, las novilladas sin picar… Somos todos conscientes de lo que esto mueve y por eso estoy agradecido al Ayuntamiento, con el que actualmente me encuentro en conversaciones para alcanzar acuerdos, pero a la vez también quiero destacar que nuestra plaza es un motor económico importante para Osuna.

Luego, a nivel nacional, creo que los taurinos no merecemos el trato que estamos recibiendo; creo que si de algo podemos presumir los que amamos este arte es de sensibilidad, educación, amor por la fiesta y afán de trabajo. Tenemos el mismo derecho de que se nos trate igual que a otros espectáculos culturales, ni más ni menos. Si la distancia a respetar es de un metro y medio o dos, que no nos beneficien con medio metro menos pero tampoco nos exijan siete más. El sector taurino y todos los profesionales que engloba en las circunstancias que estamos viviendo, creo que merece otro trato por parte del gobierno. Es increíble y fuera de lo normal que se nos esté tratando así.

 

  • ¿En qué situación valoras que deja esta crisis a la Tauromaquia?

La situación está afectando a todos los ámbitos: ganaderos, matadores, banderilleros, mozos de espada, ayudas… Yo creo que está afectando a la economía en general pero a un espectáculo como la tauromaquia en particular. Sentado en la terraza del bar de la plaza de toros, mirando arriba y abajo y sabiendo que hoy es viernes de feria, no se ni que pensar. La corrida de toros podría estar en los corrales, 40 ó 50 personas trabajando en la plaza de toros, moviendo para el pueblo un dineral… Creo que esto ha afectado para reventar a los taurinos y a todo lo que nos rodea.

 

  • Centrándonos en el plano local, durante cuatro días hemos estado repasando tus cuatro años de gestión en nuestra plaza haciendo hincapié en la puesta en valor de aspectos que, quizás, destaquen sobremanera como es la presentación de los astados o la apuesta por el torismo. ¿En qué momento toma Antonio Osuna esa decisión que de algún modo rompía con lo establecido en nuestra localidad?

La decisión de “tirar por la vía torista” es simplemente por el compromiso que tengo con mi pueblo, con mi gente y con mi afición. Nunca me han gustado las injusticias ni el abuso, muchísimo menos contra la afición porque soy consciente de que los profesionales vivimos de ello. Creí que había llegado el momento de dar un vuelco a Osuna, darle a esta afición la posibilidad de que saliera el toro de una plaza de segunda o incluso, en algunos casos, de plaza de primera, con esa seriedad y esa importancia que haga que el aficionado note el miedo en el tendido. También sabes que soy una persona que trabaja libre, me considero sincero y al igual que me siento respetado por la afición y la gente del toro, pues me gusta respetarlos a ellos. Hubo un año que le puse a dos figuras hasta 90 toros por delante, a ellos no les encajaba nada y casi me sentí obligado a optar por la de Miura. Hoy les estoy agradecido puesto que esa tesitura me abrió los ojos, no “tragué” por lo que ellos querían y se acertó. Diseñamos un cartel sevillano con un encierro de Miura en el que entraron más de 4000 personas a la plaza, un éxito rotundo.

Sí es cierto que empiezo a notar este interés el primer año cuando en la de rejones se anuncia el hierro de Cebada Gago. Son apuestas fuertes porque si te equivocas, lo llevas encima toda la vida y bueno, la suerte, mucha gente pendiente y “mi Cristo de la Caña” que no me deja en ningún momento hicieron que no me equivocara y que este tipo de corridas de Miura o Victorino marquen una época en Osuna, su comarca y la provincia de Sevilla.

 

  • Miura y Victorino. Tu gestión y tu apuesta se ha extrapolado a otros puntos del sur al ver el notable éxito. ¿Quedan más “aldabonazos” de este tipo con los que sorprender al aficionado que tan bien acostumbrado está ahora mismo?

Mi cabeza siempre está intentando innovar y darle al aficionado lo que tiene derecho a ver. Quedan muchos aldabonazos que dar, en mi mente tengo uno en concreto, el que se planteaba este año. Pero te aseguro que quedan aldabonazos con nombres toristas que pueden sorprender mucho. Con respecto a que esta propuesta se ha trasladado a otros puntos del sur, pues sí, es cierto, también con éxito pero creo que no tan rotundo y redondo como ha ocurrido en Osuna y eso se lo debo al equipo del que me rodeo, a vosotros como medio de comunicación y al trabajo y la ilusión que pongo en todo lo que hago.

 

  • Hemos hablado de la situación de la fiesta en este momento pero no de cómo habrá de adaptarse tras este bache. Se ha hablado estos días de retransmisiones sin público y de un sinfín de posibilidades más. ¿Qué opinión te merecen al respecto esta serie de conjeturas?

La retransmisión sin público y los toros a puerta cerrada me parece algo totalmente inviable. Tú no puedes utilizar al cliente de esa manera. Que habrá que adaptarse con ayuda de las autoridades, por supuesto. Con apoyo del gobierno y de las instituciones. Si se puede plantear que si en Osuna entran 4000 personas y hay que apañarse con 2000, eso si se puede hacer. Para eso necesitamos primero ser tratados como el resto de espectáculos y no con los 9 metros cuadrados que se han planteado de distanciamiento.

Veo muy negativo lo de la retransmisión a puerta cerrada de festejos, de hecho creo que puede ser más una puntilla a la fiesta. El año que viene cuando abras las taquillas, si a mil familias que son clientes míos este año no los he dejado entrar lucrándome con una retransmisión, el año que viene no van a venir a los toros.

 

  • Los que te conocemos sabemos que no eres un empresario al uso. ¿Quién ayuda a Antonio Osuna y dónde se esconde la clave del éxito en tu etapa empresarial?

Nunca me he dejado utilizar o dejar llevar por las “casas grandes” o por la gente fuerte. En mi carrera, desde los inicios, siempre me han considerado un niño rebelde, travieso y me ha costado muchísimo trabajo llegar arriba. Cuando compañeros míos con otras facilidades a las que no se cómo llamar han llegado arriba, siempre me he planteado hacerlo yo a mi manera y lo he acabado haciendo.

De empresario, el éxito está en trabajar muchísimo, incansablemente, dejar de dedicarle tiempo a tu casa, a tu familia y hacerlo con esta labor. También contagiar a la gente con tu ilusión es algo clave. Trabajar no solo en la plaza sino en el campo: darle muchas vueltas a las corridas, ver la expresión del toro en el campo, las hechuras… El éxito, en definitiva, creo que es la constancia y el dedicarte al cien por cien a tu plaza de toros te cueste lo que te cueste, y créeme que a veces los sacrificios son muy grandes.

Mi familia es un pilar importante y por supuesto mi equipo; José María hace una labor de 10 en la taquilla y es alguien que me ha acompañado desde los inicios. Prefiero no dar nombres porque me dejaría atrás a muchos.

 

  • Aunque sabemos que tu prioridad absoluta es Osuna, también se ha valorado tu saber hacer fuera. Has organizado dos festivales en Sierra de Yeguas y Alcalá del Río. ¿Quiere decir esto que estás dispuesto a ampliar tu empresa en el futuro?

De momento en mi mente está solamente  dar corridas de toros en Osuna. Tanto Alcalá como Sierra de Yeguas han sido festivales que no interfieren en mi labor aquí. Es cierto que con Alcalá del Río voy a seguir y me imagino que con Sierra de Yeguas también. Han sido dos festivales de gran categoría y con un éxito de público importante.

 

  • ¿Qué nos hemos perdido este año en Osuna?

Una feria de máxima categoría. El viernes la novillada de las escuelas un año más organizada por el Ayuntamiento y para el sábado teníamos la celebración de los 30 años de alternativa del maestro Enrique Ponce acompañado en el cartel por Javier Conde y Curro Díaz. Un cartel diferente con la máxima figura del toreo actual y con un encierro de la ganadería de Julio de la Puerta con una seriedad y un trapío que hacía que no tuviera nada que envidiar a lo de años anteriores. El domingo tenía el cartel estrella, me atrevería a decir, de la temporada. Una corrida de toros de Prieto de la Cal para un mano a mano entre Andy Cartagena y Diego Ventura. Un encierro torista en una corrida de rejones en el que tenía puesta una gran ilusión.

 

  • Antes de terminar me gustaría preguntarte por los chavales de la Escuela Taurina.

Los chavales de la escuela están a un nivel fuera de lo normal. Han dejado de torear durante las semanas más duras del confinamiento pero ya el otro día tuvieron un tentadero de machos en el que torearon 3 toros en la ganadería de Aguadulce. También en la ganadería de Julio de la Puerta torearon unas vacas. La primera novillada de Canal Sur, si todo va bien, es el 27 de junio. Gonzalo Cruz va al certamen de añojos y Julio Romero al certamen de escuelas taurinas de Utrera. Prácticamente todos tienen hechas 4 o 5 novilladas en el momento que esta situación deje. Creo que no me equivoco si digo que tengo a los chavales mejor preparados de la provincia de Sevilla. Por supuesto si que me gustaría agradecer a sus familias por el voto de confianza en mi persona y a todos los profesionales del toreo que los están ayudando. Y como no, acordarme de mi compañero Joaquín Rodríguez “el Piana” que también tiene culpa de todo esto.

 

Durante el tiempo que duró la entrevista, Antonio recibió varias llamadas de profesionales y ganaderos que le mostraban el mayor de sus ánimos por no hablar de la afición ursaonense, esa que le ha visto crecer y a la que ha vuelto a ilusionar con su trabajo.

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…