Pérgolas bioclimáticas: la mejor opción para tu jardín

Parejo y Cañero Intermedio fijo

¿Te gustaría disfrutar de tu jardín durante todo el año? ¿Sin importar el calor, frío, lluvia o viento? La mejor solución pasa por instalar pérgolas bioclimáticas combinadas con cortinas de cristal, ya que podrás olvidarte por completo de las condiciones climatológicas. En invierno proporcionan una agradable temperatura gracias a sus características aislantes. Y en verano, se pueden abrir para garantizar el libre acceso. 

¿Qué son las pérgolas bioclimáticas?

Las pérgolas tradicionales estaban formadas por vigas de madera que necesitaban un cuidado excesivo frente al sol, la lluvia o los parásitos. Además, solo permitían su uso en verano, con lo que la inversión en una de ellas era poco rentable. 

Actualmente encontramos en el mercado pérgolas bioclimáticas, como las que ofrece Kauma. Las pérgolas bioclimáticas, de aluminio y muy resistentes, cuentan con un sistema de lamas que se abren desde los 5º a los 135º para aprovechar al máximo toda la luz natural de nuestro jardín en una nueva estancia protegida. Son capaces de regular la temperatura, ofreciendo un aislamiento eficaz contra el viento o la lluvia y, potenciando las características de luminosidad, calor o frescor naturales. ¿El resultado? Podrás disfrutar de tu espacio favorito durante todo el año, además de proporcionar un resultado estético que se adapta a la perfección a distintos diseños.

La mejor solución para tu jardín

Los cerramientos exteriores de pérgolas bioclimáticas están fabricados en aluminio resistente y ligero, que facilitan el uso continuado del jardín, terraza y otras habitaciones al aire libre. Impiden el paso directo de los rayos del sol y favorecen la ventilación ascendente, refrescando el aire durante los meses más calurosos. Y como se pueden cerrar herméticamente, también son excelentes para crear entornos muy agradables en invierno. 

Las pérgolas bioclimáticas con cortinas de cristal crean fantásticos jardines de invierno. Las cortinas de cristal se desplazan por guías y se pliegan a un lado para disfrutar, cuando lo desees, del espacio abierto de siempre. Cerradas, crearás un espacio completamente protegido del viento y la lluvia con total sensación de seguir en el exterior. El cristal deja penetrar la luz y preserva el entorno de las inclemencias meteorológicas. 

Las lamas de la pérgola bioclimática mantienen suficientemente ventilado el interior gracias un sistema inteligente de regulación abierto y cerrado. Esto permite que el aire se renueve de manera fácil sin corrientes de viento desagradables y eviten el efecto invernadero. Es decir, las pérgolas bioclimáticas actúan como una fuente de climatización natural y mejoran la eficiencia energética de tu vivienda o restaurante. 

Aprovecha todos los espacios

Las pérgolas bioclimáticas se pusieron de moda hace unos años en terrazas y jardines de establecimientos hosteleros, por lo que en la actualidad son muy habituales en todo tipo de viviendas particulares. Se adaptan a la configuración de cualquier espacio, creando diseños únicos y proporcionando una enorme sensación de libertad. De esta forma, podrás sacarle el máximo partido a cada rincón de tu hogar, permitiendo su uso incluso en días de tormenta o especialmente calurosos. 

Las pérgolas bioclimáticas se instalan independientes o adosadas a una estructura. Las lamas son orientables y se pueden cerrar, previniendo la acumulación de agua gracias las vías de escape laterales. Así, protegeremos nuestra fachada de los efectos de la exposición prolongada a la luz del sol, así como cualquier mobiliario exterior que tengamos. 

Funcionalidad y estética

Además de ser altamente funcionales, los cerramientos exteriores se caracterizan por su elegancia y alto valor estético. En cortinas de cristal, el vidrio combinado con tratamientos específicos es la mejor opción: control solar o baja emisividad. En pérgolas bioclimáticas, el material fundamental es el aluminio con aleaciones innovadoras para perdure siempre en perfectas condiciones. 

¿Por qué elegir las pérgolas de terrazas?

Los cerramientos exteriores para jardines y terrazas son la mejor opción si quieres ampliar fácilmente los espacios de tu negocio o vivienda. Además de la gran comodidad y ahorro económico que suponen, nos brindan una mayor seguridad ante los robos de mobiliario. Al mismo tiempo que reducen el impacto de la climatología y permiten disfrutar de unas excelentes vistas. Un valor añadido para tu restaurante que se convertirá en el mejor reclamo para los clientes.

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…