Pepe Moral indulta en Osuna un ejemplar de Villamarta en su encerrona

Siete orejas y un rabo en una tarde en la que los toros de El Pilar también dieron muy buen juego

Parejo y Cañero Intermedio fijo

El matador de toros Pepe Moral volvió a Osuna para encerrarse con seis exigentes reses Villamarta y El Pilar en una tarde en la que se llevó una lluvia de orejas y en la que finalizó indultando a Urcolaneto.

El primer toro fue, al igual que el que se ganó la vida, del hierro de Villamarta y fue aplaudido en el arrastre tras ser desorejado por el palaciego, tras haber recibido una calurosa ovación al terminar el paseíllo.

Desde el principio se le vio la predisposición con largas cambiadas y con buenos naturales.

El segundo, ya de la ganadería de El Pilar, se empleó en el caballo y tras brindarlo a la alcaldesa le enjaretó varias series de naturales gustándose, ya sin música, en los compases finales. Fue un ejemplar en el que se tuvo que emplear.

Más complejo fue el tercero. Moral se armó de paciencia y finalizó la faena con buenos muletazos que le permitieron cortar una oreja tras un estoconazo.

El cuarto, con una presencia extraordinaria al que se le aplaudió al pisar el albero, necesitaba un diestro firme en la pelea y ahí se encontró a un diestro firme. El animal acabó metiendo la cabeza con mucha calidad y el torero se sintió bien con la embestida por los dos pitones.

En el penúltimo se entregó por completo el de Los Palacios. Banderilleó, se le cantó desde el tendido en dos ocasiones, la segunda por su paisano Manuel Orta y de no ser por la espada, también habría seguido llenando el esportón de orejas tras haber tenido tandas profundas con sabor.

El cénit llegó en el sexto. Urcolaneto, marcado con el hierro de Villamarta, fue un toro bajo, bravo y repetidor, que mostró su buen son tras el brindis de Pepe Moral al empresario Antonio Osuna. El palaciego volvió a vivir su particular idilio con una de sus plazas talismán y finalizó recibiendo las dos orejas y el rabo simbólicos tras el indulto por parte de la presidencia.

Ficha del festejo

Se lidiaron toros de los hierros de Villamarta –primero y sexto- y El Pilar –segundo, tercero, cuarto y quinto-, de buen juego en líneas generales destacando sobre el resto el sexto, que fue indultado.

Pepe Moral, que actuó como único espada: dos orejas, oreja, oreja, oreja, ovación, dos orejas y rabo simbólicos.

La plaza registró menos de media entrada en tarde veraniega. Actuaron de sobresalientes Jesús de Almería y Enrique Martínez ‘Chapurra’, que ayer mismo cumplió 36 años de su debut como becerrista.

Fotografía: Inma Román.

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…