Paseando con Arcadio

Parejo y Cañero Intermedio fijo

Arco de la Pastora,
feria de mayo,
vestidos de volantes,
vino y caballos.

Y qué gentío
a la hora de los toros
por el ‘Lejío’…

Estos versos y su continuación fueron escritos por un estudiante hace muchos años, en su primer año de carrera, ausente en la feria.

El Arco de la Pastora era la entrada al recinto ferial, si bien, hay que decirlo, no tenía ningún adorno que lo distinguiera como tal.

Este año tampoco lo tiene, aunque el recinto ferial se alejó del Arco hace ya tiempo.

Para mí, el Arco de la Pastora es mucho más que un símbolo. Dejo a un lado su motivo histórico. El Arco tiene, para mí, un algo telúrico, algo que me dice muchas cosas cuando lo traspaso.

Es como seguía diciendo la copla (sevillana o seguidilla) que se menciona al principio:

Arco de la Pastora

de piedra y sueño,

dime de qué pastora

eres tú el dueño.

A quién esperas

con los brazos abiertos

noches enteras.

 

Después de la feria, llegaron las calores y el poeta que lleva uno dentro, escribió otro día:

El Arco de la Pastora

tiene un arquillo,

lo lleva de la mano

como a un chiquillo.

Y lo pasea

las noches de verano

por la Alameda.

 

Y todavía, al cabo de los años, el Arco sigue prudente en su rincón y aquella pastora fue plasmada por los pinceles de otro aficionado a la pintura, y la ve así:

Impregnada de lentisco

de tomillo y de romero

pasa el Arco la pastora

y su pastoril cortejo.

 

Algún día la autoridad vigente, llevando su nostalgia por derroteros ideales, colocará la imagen a hacerse pura realidad, a aquella mujer pasando por el Arco con su rebaño camino de veredas en busca de oteros o de algún arroyo.

Este año vemos escaparates y balcones o, incluso, la Plaza Mayor con diversas alusiones a una feria que acertadamente ha sido anulada.

Y allá en un rincón, cruce de caminos, el Arco de la Pastora, como aquel último califa del toreo, nos dará la consabida manoletina.

La metáfora se hace realidad.

Eloy Reina

 

El Pespunte no se hace responsable de las opiniones vertidas por los colaboradores o lectores en este medio para el que una de sus funciones es garantizar la libertad de expresión de todos los ursaonenses, algo que redunda positivamente en la mejora y desarrollo de nuestro pueblo.

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…