OSUNA NAÏF XI: Madrugada del Viernes Santo

Parejo y Cañero Intermedio fijo

Este cuadro lo pinté en el año 2002, por encargo de Francisco Pérez, Hermano Mayor de La Virgen de los Dolores, para entregárselo, en nombre de la Junta de Hermandades, a Álvaro Reina, protagonista del Pregón Joven de la Semana Santa de Osuna de aquel año.

Por los tejados y azoteas de La Carrera, asoman las claras del día. Algunas vecinas con batas de boatiné, se asoman a los balcones para ver a la Virgen y volverse a la cama.
La torre de La Victoria y la espadaña de Santo Domingo, cortejan en la madrugada, el paso solemne de la Virgen.
La carrera se va despertando y ya se ven algunas mujeres, con peineta y mantilla, que van a visitar los Monumentos.
El Tumba no tiene cafetera, pero le puede servir una copa de anís, con una Torrija.
Las Hermanitas de la Cruz, le rezan una oración a la Virgen y Don Desiderio se asoma a la esquina de su iglesia, para saludar a la Madre de todos los costaleros.
La Virgen de los Dolores, avanza despacio por la Carrera, sin un palio que la proteja, del fresco rocío de la mañana de abril.

Cristóbal Martín

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *