Carta al defensor del flojo

Sr. Defensor:

            Mire Vd., mientras un servidor estuvo en activo, fue más bien hiperactivo.
Un servidor jamás trabajaba las horas que decían las normativas laborales, los acuerdos sindicales, los colegios profesionales, las ordenanzas locales, etc. etc. sino que habitualmente iba más allá del cumplimiento del deber (toma ya), sin que ello supusiera una repercusión dineraria proporcional.
Claro está, que siempre había quien obtenía fruto del trabajo ajeno, y gracias a eso, hubo mucho trepa que medró y no poco, en forma de prebendas y de medallas a costa del trabajo ajeno.
Ya se sabe: el listo vive del tonto, y el tonto de su trabajo.
Pasó el tiempo, y las circunstancias me obligaron a dejar de trabajar.
Fue entonces cuando se me ocurrió la genial idea:
Hacerme Flojo.
Decía Sidharta Gautama, alias Buda, que si no había para comer, lo mejor era ayunar.
Pues bien, aplicando la enseñanza de forma paralela, y en vista de que no podía trabajar, lo mejor era hacerme flojo.
Dicho y hecho.
Dado que uno siempre ha tenido cierta vena perfeccionista, me convertí en lo que podría llamarse un Flojo Cinco Estrellas.
Con el tiempo, y sin apenas notarlo, se me ha ido endureciendo la cara hasta alcanzar la llamada Facies Ebúrnea (léase Cara de Marfil), un estado en el cual se practica con la mayor naturalidad la llamada Depredación Pasiva, consistente en aprovecharse del prójimo, pero sin hacer nada de nada.

Ejemplo: -Antonio, ya que vas para la cocina, ¿te importa traer una cervecita?
O bien: Cariño, cuando vengas del salón, tráeme las gafas, por favor.

Existe la llamada Variante Zalamera de dicha depredación, que bien ejercida, permite que te lleven el café a la cama por la mañana o al sofá después de la siesta, con sólo unas pequeñas promesas erótico-festivas a la compañera del momento (incluso a la esposa), que indudablemente hay que cumplir, sobre todo si se trata de la esposa o si está previsto que la acompañante venga más veces.
Es muy de tener en cuenta la Variante Didáctica del Flojo, así llamada porque, dice a todo el mundo lo que tiene que hacer y cómo, mientras  está arrellanado en el más confortable posible de los asientos.
No olvidemos tampoco, la Variante Ignorante, también llamada, Variante Ni p…idea, aquella que se utiliza ante preguntas- modelo: ¿Sabes dónde está tal cosa?, y que al ser respondidas en tal sentido, le dejan a uno exento de la necesidad-obligación de buscar la tal cosa.
En esto de ser flojo, como en todo, es importante tener referentes, modelos.
Yo he seguido un modelo viviente, uno vivo, en el más amplio sentido de la palabra vivo.
Me refiero a mi amigo Manuel Luís “Manzanita”, el cual, más próximo a los sesenta que a los cincuenta, aún tiene el veinticinco por ciento de los huesos sin estrenar.
Todo un récord.

Pero no corren buenos tiempos para los flojos.
En estos momentos, la palabra que mas se repite en la prensa -oral y escrita- es: Laboral, (acuerdo laboral, contrato laboral, conflicto laboral, etc.) del latín labor-laboris, imparisílabo de la 3ª declinación, que pudiendo significar descanso, significa trabajo.
Tiene guasa.
Precisamente ahora que no lo hay, y si lo hay no lo pagan.
Contra nosotros existe toda una campaña orquestada de gente que dice que quiere proporcionarnos trabajo.
Ahí están los sindicatos, la patronal, el Gobierno, la oposición y los bancos.
Menos mal, que todo es mentira y que se conforman con llevarse el dinero, que si no, me veo trabajando, con lo que duele eso.
Pero como dinero tampoco tengo, pues que se jodan.
Cómo estará la cosa, que el otro día me encontré a mi amigo “Manzanita” caminando muy rápido y con la cara descompuesta. Ante tales signos de alarma le pregunté a dónde se dirigía.
Respuesta: “A buscar trabajo, y como lo encuentre, me voy a ca… en sus mu…”
Por todo esto, me dirijo a Vd. Sr. Defensor.
Necesito que me defienda.
Son demasiados los atacantes.
Ya mi esposa me pone el café sin remover el azúcar y me está amenazando con no encenderme los cigarrillos.
A veces pone su despertador con tal volumen, que se oye desde mi lado de la cama.
Creo que se ha hecho de un sindicato. O calvinista que es peor.
Comprendo que tras las nuevas remodelaciones gubernamentales, haya Vd. tenido que asumir  también la Oficina de Defensor del Tunante, con la clientela que debe suponer eso.
Por favor, defiéndanos a mi amigo y a mí.
En el fondo somos ejemplares de una especie en vías de extinción, mientras que los tunantes se están expandiendo como la espuma.

José Mª Sierra

Continuar Leyendo

Cuando la justicia se hace injusta

Hoy hemos conocido la Sentencia por el caso de Marta del Castillo, y personalmente la misma me ha provocado un profundo malestar,  y lo que es peor, un auténtico desconsuelo, desde mi modesto punto de vista supone una importante quiebra en la credibilidad de nuestro sistema judicial y legislativo por parte de los ciudadanos; seguro que muchos podrían decirme que uno más a la larga lista de despropósitos con los que últimamente nos levantamos y nos acostamos, pero pienso que situaciones como esta sobrepasan muchos límites, seguro que todos los que somos padres y madres lo entendemos especialmente.

Oía con atención las declaraciones de su Padre, y decía que al final de todo esto se resume en que parece como si su Hija no hubiera existido nunca. Intento ser asertivo con él y creo que resulta imposible calibrar cuánto dolor, rabia e impotencia  puede soportar una persona sin derrumbarse, intentando siempre mantener las formas.

Para la gran mayoría de nosotros este dramático acontecimiento dentro de algún tiempo sólo formará parte como una macabra historia del pasado, pero para él y para la madre de Marta será una condena perpetua, mientras que con absoluta impunidad habrá individuos que amparándose en los resquicios que el sistema proporciona seguirán viviendo con las más absoluta de las normalidades, y habrá hasta quien se atreva a decir que nuestro marco legal es el que aplican los jueces y magistrados y no se puede hacer nada fuera de él; pues bien, ahora que tan de moda está sentirse indignado, yo clamo a todas las personas de bien para que muestren su indignación por esta causa de cualquier manera para que no se silencie ni caiga en el olvido tan flagrante episodio.

A sus Padres les diría que: “no sé qué decirles, no encuentro palabras”.

A nuestros Políticos y Jueces les diría: “la sociedad os necesita más que nunca, ¿Dónde estáis?”

A la sociedad a la que pertenezco le diría: “La naturaleza ha hecho al hombre feliz y bueno, pero la sociedad lo deprava y lo hace miserable”, esta reflexión es del filósofo Jean-Jacques Rousseau, y yo le añado que deberíamos poner los medios para corregirlo y que no lo consideremos como algo normal e invariable a lo que resignarnos.

Casto Ortiz Montaño

Continuar Leyendo

Mascletá de San Arcadio

En general soy muy respetuoso con las tradiciones, con independencia de su origen ideológico o social, porque forman parte de la cultura y de la historia de los pueblos. Lógicamente tiendo a valorar más aquéllas que se remontan a un tiempo suficientemente lejano. Pero creo que no todo debe ser conservado, que todo es revisable, sobre todo cuando se considere que implica aspectos negativos que no compensan el resto de valores.

Me refiero a la costumbre -no sé si ya merecería el apelativo de tradición- de despertar a los vecinos a las ocho de la mañana del día del Patrón con un estruendoso alarde de pirotecnia. Sencilla y llanamente un estruendoso alarde de pirotecnia, porque, que yo sepa, no va acompañado de ninguna otra actividad o manifestación. Me gustaría que alguien me explicara qué se pretende con esta acción, que impide prolongar el sueño, entre otros, a los escolares que disfrutan de de un día sin clase. Y que me aclarase qué ventaja tiene hacerlo a las ocho en vez de, por ejemplo, a las diez.

Creo, por supuesto, que todo el mundo tiene derecho a sus creencias y a las prácticas que impliquen, siempre que no supongan ninguna imposición a aquéllos que no compartan sus ideas. Alguien podría preguntarse si por el mismo argumento no considero que deberían suspenderse las procesiones de Semana Santa por las molestias que ocasionan en el tráfico; pero imagino que nadie pretenderá equiparar los valores estéticos y culturales -independientes de los meramente religiosos- que tienen estos desfiles con una simple ristra de petardos.

Y la verdad es que últimamente las cosas no están para tirar muchos cohetes…

José Ángel Sánchez

Continuar Leyendo

Comunicado del Rey Baltasar

A su llegada a Babilonia el Rey quiere agradecer la acogida que tuvo en el pueblo de Osuna el pasado día 5 de Enero, primero en su camino de ofrendas al niño Jesús por los conventos de Osuna y después en su recorrido por las calles de Osuna rememorando la Epifanía.

En estos tiempos de crisis la corte del Rey Baltasar ha hecho un gran esfuerzo por mantener la ilusión de todos los niños y mayores, llevando mayor número de regalos y frutas exóticas que otros años.

Las sensaciones del Rey son de felicidad por el deber cumplido, pero también tiene un poco de tristeza porque como humano que es, al estar viendo en Osuna Televisión el reportaje emitido de la magna cabalgata, no se ha visto incluido en el mismo. Siente un poco de desánimo por no haber podido transmitir en voz propia ante las cámaras su mensaje de ilusión y prosperidad para este año.

El Rey para  terminar les envía esperanza, animo y fuerza para afrontar este nuevo tiempo de dificultad.

El Gabinete de Comunicación del Rey Baltasar

Continuar Leyendo

Indultemos el olivo de la rotonda

Preguntaba un día a un amigo aficionado al mundo de los toros qué cualidades o circunstancias debían reunirse en una faena taurina para que se decidiera indultar a un toro, más allá de que lo solicitara el torero y lo aceptara el presidente de espectáculo. Con mucha claridad y conocimiento me señalaba que era un conjunto de circunstancias dadas al mismo tiempo y que muy excepcionalmente coincidían en la misma faena.

Lo primero que se tiene que dar es que el toro tenga “jechura y trapío”, pues un toro sin presencia es muy difícil que pueda ser indultado , después es preciso que a la bravura del toro se le una la nobleza en la embestida, por ambos pitones, y que, sin renunciar nunca a la pelea, no se le vean feos derrotes o cabeceos impropios de lo que en realidad son toros de élite. Es importante también, señalaba, que el torero le haga una gran faena capaz de trasladar la emoción y el sentimiento a la grada. No existe indulto si el torero no es capaz de hacer una gran faena, hasta el punto de que un toro para indulto se puede ir estoqueado a los corrales simplemente porque el torero no esté a la altura. Y ya por último, el presidente tiene que acceder al mismo, a tenor de la conjunción de las circunstancias.

Una vez indultado el toro vuelve al campo donde se convertirá en el más mimado de los elementos de la ganadería, sabiendo que nunca más volverá a una plaza y nunca más tendrá ya que demostrar su valía como toro bravo.

Días atrás pasé por la rotonda del olivo, -la única rotonda que se ha hecho de una sola vez en todo Alfonso XII- y como todas las veces que paso por ella he admirado esa grandeza de la conjunción del hombre y la naturaleza, que supone el olivo allí plantado. Días atrás había comentado la belleza exultante que presentaba y el buen cuidado al que estaba sometido, como árbol ornamental, señalando la distinta suerte que podría haber corrido en caso de no haber sido plantado para adornar una rotonda. Es más que probable que a estas alturas su madera hubiera caldeado cualquier habitación en una chimenea.

Pero hoy, cuando he vuelto a pasar por la rotonda, me he acordado de la conversación del indulto taurino, sobre todo cuando he visto que el olivo de la rotonda ha sido talado como si fuese olivo de dar aceitunas. Un “tareero” del olivo le ha hecho volver a la plaza para realizarle una faena, ¡pero una faena!, al olivo de la rotonda y le ha hecho perder la frondosidad y la belleza de días atrás. Ha descargado el interior del olivo y ha dejado sólo lo cogollos exteriores como si el fin de éste fuese volver a “cargar de aceitunas” para la molienda de cualquier almazara o molino. Me recordaba esta tala a la misma que presentaban los “olivos hermanos” del parque San Arcadio en las previas de las elecciones cuando, “tareeros” contratados con miras electoralistas, procedieron a la tala de los mismos dejando raquítica su frondosidad y ornato como si en la misma Jaretilla o en La Dueña se encontrasen.

Como digo, hoy recordaba el indulto taurino de “jechura y trapío”, bravura y nobleza, a la vez, faena con sentido que transmita al público…, hoy me imaginaba la cantidad de años que el olivo ha cumplido con su cometido en el campo y me imaginaba la cantidad vareos otoñales y de talas profundas a las que ha debido ser sometido a lo largo de su vida con el único objeto de descargar y cargar aceitunas, hoy me imaginaba la alegría que tendría ese olivo el día que se vio presidiendo en solitario la entrada de un pueblo señorial amante de los olivos y me imaginaba lo orgulloso que se sentía cada vez que escuchaba los piropos desde los vehículos que circundaban la rotonda y apreciaban su frondosidad y ornato, recordaba que ese olivo ya no estaba en la plaza, tiene más que demostrada la bravura y la nobleza, y pensaba que ya no se le exigiría una determinada cantidad de aceitunas.

Pero parece que no es así. Parece que falta faena propia de indulto y que nuestro olivo es considerado uno más sin apreciar ni el tareero ni la presidencia que cumple con todas las cualidades para ser indultado, tan sólo hace falta conocimiento de lidia olivarera y altura de presidencia. Creo que no es tan difícil hacerlo…ya, el próximo año.

Marcos Quijada
Continuar Leyendo

Comenzamos una nueva etapa

Todo el equipo de El Pespunte está de enhorabuena pues tras cumplir los 5 años de existencia hemos querido afianzarnos mucho más aún al reto de la información online con un nuevo formato de periódico digital.

Lejos de desaparecer, El Pespunte recupera el tiempo que ha invertido en la construcción de este nuevo portal que deja a un lado el diseño blog para centrarse en un formato más profesional.

Pero no sólo tenemos que destacar el importante cambio de diseño, sino que también es importante resaltar las nuevas aportaciones que hemos querido incluir en cuanto al contenido. En esta ocasión y tal y como tienen todos los periódicos, hemos “fichado” a varios ursaonenses que colaborarán con nosotros escribiendo sus propias columnas de opinión y que darán mucho que hablar como son: Marcos Quijada, Jesús Arce, Javier Recio, Curro Pérez Vargas, Carlos Querol, José Mª Sierra, Antonio Miguel Sánchez Rojas, Antonio Moreno Pérez y Álvaro Jiménez Angulo.

Además de todo esto hemos conseguido la colaboración de Luis Morillo quien nos ofrecerá de forma periódica capítulos de Osuna Toons, historietas en 3D en las que aparecen personajes de Osuna con un humor sano e inteligente.
Pero hay un detalle que seguiremos manteniendo y ese es la independencia editorial que ha caracterizado y caracterizará a nuestro periódico digital siempre. Pues seguiremos defendiendo nuestra independencia sobre todas las cosas y la libertad de expresión de cada ursaonés aunque no compartamos su opinión.

Bienvenido a nuestra nueva página web.

Continuar Leyendo

¿Ustedes no almorzáis?

El pasado dia 7 de diciembre mientras paseaba con unos amigos por la Carrera les dije, -“¡mira!, ¿parece que hay ambientillo?”-  a lo que me repuso de inmediato uno de ellos -“¿pero quién lleva bolsa? ¡nadie!”-, y es verdad, la cosa está más triste que el aliño de un hospital, en las arcas públicas no quedan más que yogures de coco que son los que “to” el mundo les da de “lao” y a más de uno, la situación le está poniendo los ojos vueltos como a las pijotas de Sanlúcar.

A pesar de todo, el andaluz que tiene más tiros “daos” que la furgoneta del equipo A, siempre ha llevado su sempiterna situación económica de mínimos, con mucha  dignidad y un alto sentido del humor; somos asi, llevamos la pena como las folclóricas  llevan las batas de cola, que aunque pesonas las mueven con ritmo y brío.

Y es que el andaluz lo tiene claro, hay que huir de quien no sabe reir y por eso aquí se rie mucho y bien, lo que conlleva que seamos más felices por naturaleza, para envidia eterna de nuestros vecinos. Como decía un amigo mio alemán, aquí se hace mucha filosofía tanto como en Alemania, lo que pasa que aquí se hace en los bares y no se escribe, normal, ¿con este solecito quién se va a encerrar en casa?; pero eso es un cosa, y tacharnos de flojos como lo ha hecho el aragonés metido a abanderado del Catalanismo Duran i Lleida (paradojas de este pais) es otra cosa, porque le recuerdo al bocazas Duran, que Cataluña le debe mucho, muchísimo a Andalucía y a otras regiones de España, de no haber sido asi, otro gallo cantaría.

El mundo del flamenco y la tauromaquia, están llenos de anécdotas que constatan la sabiduria y creatividad del andaluz; como muestras, dos ejemplos, en cierta ocasión le dijeron a Joselito el Gallo tras una corrida en Bilbao que pasara alli la noche pues se habia hecho tarde y Sevilla estaba muy lejos, a lo que contestó el diestro- “Sevilla está donde “tie” que estar, lo que está lejos es esto”-, y la segunda anécdota que se me viene a la cabeza, sucedió en Madrid, le ocurrió al padre de un famoso cantaó durante la Guerra Civil, circunstancias de la vida, a aquel gitano le pilló uno de los primeros bombardeos a la Capital; muerto de miedo se metió en medio de tres colchones y alli permaneció durante toda la mañana y viendo que el ataque no cesaba se armó de valor, a eso de la de las 5 de la tarde salió a la azotea y le dijo a los aviones a grito “pelao” -“¡¡¡¡¡¡¿pero ustedes no almorzáis?!!!!!!-, pues eso misnmo le digo yo a los especuladores que tienen a la prima de riesgo española con un dolor de parto de quintillizos -¿ustedes no almorzáis?-.

P.D. Como la Merkel y el Sarkozy no pongan la epidural, en Europa va a pasar fatiguitas de parto hasta “el potito del alba”.

Continuar Leyendo