La plaza Mayor de Osuna (VII)

En esta imagen podemos ver la solución que se dio al destrozo producido por la caída de la espadaña de San Francisco: se tapió el espacio que ocupaba la portada renacentista, en realidad el acceso a la capilla de la Virgen de las Angustias, y en el lugar que ocupaba la portada del XVIII, que servía de acceso a la iglesia, se construyeron dos muros que bajaban de nivel para acomodarse a las dimensiones de una cancela de regular tamaño.

Continuar Leyendo

La plaza Mayor de Osuna (VI)

Contemplamos una de las pocas fotografías de la plaza Mayor tomadas de espaldas al Ayuntamiento antes de 1923. Ese año, como ya comentamos, se empezaron a colocar los primeros adoquines en las calles ursaonenses, precisamente en la superficie comprendida entre las Casas Consistoriales y la esquina de la calle San Francisco. Aunque no se aprecia con claridad, parece que las bellas portadas del convento de San Francisco que miraban a la plaza ya han desaparecido: lo que se advierte es un muro basto —parece de mampostería—que no corresponde al que veíamos en ese lugar con anterioridad a la caída de la gran espadaña del convento, la misma que destruyó las portadas. Con todas las prevenciones, pues, podemos afirmar que la foto fue tomada después de 1906. También apoya esta datación el tamaño de los árboles. En cuanto a los edificios de la Carrera, han cambiado casi todos.

Continuar Leyendo

La plaza Mayor de Osuna (IV)

Salvador de Azpiazu, fotógrafo vitoriano, estuvo en Andalucía a finales del siglo XIX. Tenía treinta años y un nombre ya consolidado en el mundo de la ilustración. Había vivido en París una temporada y colaborado en la prensa francesa. Espíritu inquieto, en aquellos años finiseculares, quizá acompañado por el escultor marchenero Coullaut Valera, amigo suyo, visitó Écija, Marchena, Lora del Río y Sevilla, donde inmortalizó la Feria y la Semana Santa. También pasó por Osuna. En esta última localidad fotografió la plaza Mayor en un momento muy especial: la visita de un circo. Nos dejó dos imágenes de la plaza.

Continuar Leyendo

La plaza Mayor de Osuna (III)

Entre otros muchos detalles, en esta foto observamos un grupo de hombres sentados a la puerta de la casa contigua al Casino. El inmueble posee todo el aspecto de un lugar de descanso, por lo que la foto podía ser posterior a 1921, año de la compra de esta casa por la sociedad recreativa. Sin embargo, y según testimonios orales de personas ya desparecidas, en ese inmueble existía un bar con anterioridad. Si consideramos también que los hombres no parecen tener el aspecto que se espera de los socios de un casino de la época, es difícil que la imagen fuera tomada después de 1921, más bien antes, en el mismo espacio de tiempo que las fotografías ya vistas. Observen, por favor, los grandes sombreros de los hombres que hay sentados a la izquierda, detalle por el que alguien puede deducir de dónde procedían —si es que estaban de paso por el pueblo— o, incluso, qué oficio tenían. Era una época en que la indumentaria y el calzado aportaban mucha más información sobre las personas; hoy día, en realidad desde hace décadas, perdidas las peculiaridades locales y sociales por razones de muy distinta naturaleza, vamos todos prácticamente uniformados.

Continuar Leyendo

La plaza Mayor de Osuna (II)

Tenemos otra fotografía en la que apreciar las desaparecidas portadas de San Francisco. Su lugar coincidía con los inmuebles situados hoy a continuación de la puerta de la Plaza de Abastos más cercana a la Carrera: un establecimiento de hostelería y un edificio de titularidad municipal. La portada de la derecha, como ya hemos visto, pertenece al estilo barroco, en este caso «de ida y vuelta», como los cantes flamencos, estilo al que también pertenece la reforma que se hizo en el siglo XVIII en la casa-palacio del Marqués de la Gomera, cuando el edificio de la calle San Pedro fue adornado con la portada y la cornisa que lo han hecho célebre. En esta portada de San Francisco existían los mismos remates y adornos curvos con volutas al final, algo nada extraño si tenemos en cuenta cómo debió influir la reforma aludida en otros edificios de la localidad: cuando paseen por Osuna fíjense, si lo desean, en la portada de la Antigua Audiencia y verán unos adornos parecidos o, un poco más abajo, ya en la plaza Cervantes, en las azoteas de dos casas vecinas.

Continuar Leyendo

La plaza de Santo Domingo (y IV)

El lector de esta serie recordará la alusión hecha al final de la entrega anterior a la presencia de agentes del orden junto a las fuentes. A pesar de su mala calidad —no dispongo de una versión mejor—, esta fotografía resulta de interés por servir de confirmación de este hecho. He señalado con una flecha roja la figura de un hombre con un arma larga al hombro que parece estar uniformado y cumpliendo misiones de vigilancia. Otro detalle importante es la instalación de farolas muy cerca de la fuente, que ha sufrido una importante reforma y ahora es del tipo conocido como «casa de agua».

Continuar Leyendo

La plaza de Santo Domingo (III)

La fotografía de hoy es de interés para los amantes de la historia, esa dama que alumbra gentilmente la vida de nuestros antepasados. A mitad de su parte derecha tal como la contemplamos, sobre el muro blanqueado, se lee «23  de octubre de 1903»; la imagen, por tanto, es anterior, aunque resulta muy difícil saber cuánto. He descifrado el texto que alguien escribió encima respetando edificios y personas pero no lo transcribo porque carece de sentido: se leen muy pocas palabras completas y están demasiado separadas.

Continuar Leyendo

La plaza de Santo Domingo (I)

La plaza de Santo Domingo es la ventana por donde entra la luz en la Carrera, calle de naturaleza luminosa pero inundada en este tramo por el sol. En los mediodías de invierno, o en las noches de verano, la plaza es lugar de encuentro de viandantes sabios, que tienen allí un punto de reunión, conversación e intercambio de ideas. Allí juegan los niños y allí las parejas se dan la mano, porque aún queda romanticismo en estos días acelerados.

Continuar Leyendo