Delicadeza

Mi amigo E. R. ha sido un lector voraz desde la infancia y, a pesar de haber recibido una educación muy tradicional y estar a punto de cumplir noventa años —o quizá por esto último—, tiene una de las mentes más abiertas que conozco. Abierta y activa. E. R. me recomienda novelas y no falla nunca, parece que sepa mis gustos incluso mejor que yo. Hace unos meses me sorprendió con la fascinante Balada de Caín (1987) de Manuel Vicent, y ahora ha vuelto a hacerlo con esta enternecedora novela.

Continuar Leyendo