Ágata ojo de gato, de José Manuel Caballero Bonald

La lectura de la novela de hoy se presenta desde las primeras líneas como una exploración en sí misma. Aunque la lengua es conocida, su uso es nuevo, lo que obliga al lector a abrirse paso por un territorio desconocido. Es una sensación extraña, desazonadora al principio. Uno está ante un texto escrito por alguien poseedor de un nivel de exigencia artística en el uso de la lengua infinitamente superior al suyo. Avanza casi con miedo, en penumbra, abriéndose paso entre una maleza inextricable. Teme estar expuesto al riesgo de caer en una poza de agua helada y oscura. Toca algo frío y viscoso y retira la mano asustado. Palabras que alguna vez ha oído pero de significado ignorado aparecen a cada paso: hornacho, breña, algaida, gamezno, lucio, breca, japuta… El castellano, pero en su variante andaluza —quizá la más rica de todas desde el punto de vista léxico—, despliega ante el lector sus alas poderosas. Es un castellano solo comparable al usado por los autores hispanoamericanos, hijo del andaluz. Y ahí, en ese punto de encuentro entre Hispanoamérica y Andalucía, se encuentra Ágata ojo de gato. Pero no solo por el lenguaje.

Continuar Leyendo

ESTRELLA BENAVIDES: “Nómbrame siempre como rosa”

RESCATAMOS UN ARTÍCULO PUBLICADO EN LA COLUMNA QUE ESTRELLA BENAVIDES TENÍA EN NUESTRO PERIÓDICO DE “EL PESPUNTE”. ¡SIEMPRE TE RECORDAREMOS ESTRELLA!

PUEDES LEER EL RESTO DE ARTÍCULOS QUE ELLA PUBLICÓ AQUÍ.

______________

Mi alma tiene gran tristeza ¡vecina! Me dijo ayer tarde una golondrina.

“Todas las estrellas se van a apagar”… Dios está dormido, y en el encinar vi, una estrella roja toda temblorosa, que deshojaba como enorme rosa.

Continuar Leyendo