¿“Operación Bikini” u Operación Bienestar?

Con la próxima llegada del verano, se comienzan a escuchar los ya, desafortunadamente, “típicos” comentarios, sobre la importancia de adelgazar y comenzar la “operación bikini”. Algo entendible, teniendo en cuenta la importancia que está alcanzando en nuestra sociedad, dar una “buena” imagen corporal en las redes sociales. Tanto es así, que el objetivo de las fotos, en los últimos tiempos y, sobre todo, en esta época, consiste en enseñar un cuerpo, no solamente delgado, sino que además cumpla determinadas características, como, por ejemplo, tener un determinado pecho o una cintura y culo bien marcados, considerándose muchas veces a este tipo de cuerpos, cuerpos “perfectos” o “ideales”.

Nos empeñamos tanto en tener un cuerpo perfecto y una silueta ideal que muchas veces dejamos de lado incluso nuestra propia salud. Sin embargo, ¿te has planteado que ese cuerpo que tanto maltratas es el único que tienes? Queremos cuerpos perfectos, en cambio, somos totalmente descuidados e imperfectos en su cuidado, y sin este último, no tendríamos ninguno y ni siquiera, viviríamos.

Por fortuna, no toda la población piensa o actúa de esta forma y cada vez son más las personas que deciden mostrar sus cuerpos tal y como son, revelando así en el carrete de sus recuerdos, cuerpos reales, en momentos divertidos y agradables y, ahora sí, genial e imperfectamente perfectos.

¿Y si cambiamos el foco de nuestras cámaras e intentamos captar los buenos momentos, y las risas que los acompañan? ¿Acaso hay un mejor recuerdo?

De cara a este verano, piensa, cuando dentro de un tiempo mires las fotos de tus vacaciones, ¿prefieres recordar el tiempo que tardaste en sacártela o prefieres rememorar las risas que estabas echando y lo bien que te lo estabas pasando en esos momentos? ¿No son mejores las fotos espontáneas mientras te diviertes?

Si aún tienes dudas, permíteme que te diga algo, puede que tu cámara se quede con esa foto en la que apareces mostrando un cuerpo “perfecto” y que obtengas muchos “me gustas”, pero tu mente, se quedará con el recuerdo de ese momento y las emociones que sentías en su transcurso. ¿No vale la pena entonces, intentar que sea un buen recuerdo, en vez de esforzarnos por salir “perfectos”? Pues, ¿hay un mejor recuerdo que la memoria emocional? Piensa en todos aquellos momentos agradables o desagradables que has vivido a lo largo de tu vida, y ahora dime, ¿no son las emociones de dichos momentos lo primero que sientes al recordarlos? ¿Sabías que los recuerdos emocionales son los que más tardan en desaparecer en personas con la enfermedad de Alzhéimer?

Ya que vas a hacer una foto casi permanente en tu memoria emocional sobre tus vacaciones, ¿puede haber un recuerdo mejor que haber sido tú mismo/a mostrándote tal y como eres?, ¿por qué no lo intentas este verano?, ¿te unes a la operación bienestar?

Paula Morales Olivares

Lee también

Instagram: psicopaau

Twitter: paulamool

Facebook: Paula Morales Olivares

¿Qué opinas?
+1
1
+1
0
+1
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Clic hacia arriba