TASA INCIDENCIA COVID (población de 60 o más años) OSUNA 470,8. | Aguadulce 0,0 | Algámitas 1.744,2 | Badolatosa 154,6 | Cañada Rosal 256,1 | Casariche 0,0 | Corrales (Los) 0,0 | Écija 306,8 | El Rubio 226,8 | El Saucejo 616,2 | Estepa 186,2 | Fuentes de Andalucía 0,0 | Gilena 223,2 | Herrera 320,7 | Lantejuela 0,0 | La Luisiana 91,0 | La Puebla de Cazalla 547,3 | La Roda de Andalucía 1.146,1 | Lora de Estepa 0,0 | Marchena 176,3 | Marinaleda 0,0 | Martín de la Jara 152,0 | Osuna 470,8 | Pedrera 0,0 | Villanueva de San Juan 0,0 | (Actualizado 08/06/2022 a las 10:55 h.)

Miguel Ángel Díaz presentó en El Rubio su obra «La Coronación de la Virgen y el Purgatorio de Ánimas Benditas»

Además, como restaurador, explicó la metodología que seguirá para intervenir el conjunto escultórico de San José con el Niño Jesús del escultor Juan Abascal

El pasado 19 de marzo, día de San José, se presentó una nueva obra pictórica para continuar con el proyecto de rescate y puesta en valor del patrimonio de la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario. Su autor, D. Miguel Ángel Díaz Reyes, expresó su cercanía con el pueblo de El Rubio y recordó la primera vez que visitó el templo, gracias a que su maestro D. Darío Fernández Parra decidió delegar en él el trabajo de conservación preventiva sobre la Virgen de los Dolores. Por fortuna, el vínculo establecido con la comunidad ha crecido con el tiempo y a día de hoy, un pedazo del artista ha quedado entre los muros de la iglesia en forma de trabajo y dedicación plena al ámbito artístico religioso.

En aquella tarde de sábado, tocó hablar de la obra titulada La coronación de la Virgen y el Purgatorio de Ánimas Benditas en la que Miguel Ángel había trabajado con empeño durante varios meses. Advertía a los asistentes en su intervención que, no era de extrañar, si al contemplarla sentían cierta familiaridad ya que la fuente de inspiración había sido la obra que lleva el mismo nombre y que actualmente se puede visitar en el Museo del Prado del ilustre pintor D. Diego de Velázquez. Sin lugar a dudas, se presentaba una modesta interpretación de una genialidad de época barroca, teniendo en cuenta la calidad y maestría de su creador original. El artista ursaonense había modificado algunos aspectos de dibujo y composición para poder enlazar el purgatorio, por cierto, también inspirado en otra obra del maravilloso artista perteneciente a la escuela flamenca D. Pedro Pablo Rubens.

En líneas generales, la composición de las figuras es triangular con el vértice invertido y presenta en su conjunto forma de corazón, reforzado por la actitud de la Virgen señalando al suyo propio con la intención de proyectar en el espectador un sentimiento de misericordia. La imagen de María es la clara protagonista de la obra con una expresión de modestia, reverencia y emoción contenida. A la derecha, encontramos la figura de Dios Padre, representado por un anciano de aspecto bondadoso, y a la izquierda, la figura de Jesucristo, ambos en actitud de coronar a la Virgen con una diadema de rosas entrelazadas. Más arriba, en el centro se observa la representación del Espíritu Santo en forma de paloma dispuesto a la misma altura que el resto de figuras para destacar su pertenencia al mismo rango de supremacía en la Divinidad. Si hablamos de color, destacan los azules, carmines y morados principalmente en los mantos y túnicas, seleccionados a conciencia para crear un entramado simbólico entre lo divino y lo humano. El espacio añadido en la zona inferior de la obra, que representa al purgatorio, establece conexión con el plano superior, a través del gesto del varón que se aferra al manto de María con el deseo de participar de la misericordia de la imagen mariana.

Miguel Ángel expresaba su conocimiento sobre la función que va a tener la obra como altar de ánimas, lejos de la función didáctica y de la propia estética intrínseca de su creación y era su deseo dedicar su ejecución y presentación pública a la terrible catástrofe humana que está viviendo el pueblo ucraniano.

Seguidamente, en su faceta como profesional de la conservación-restauración de bienes culturales, Miguel Ángel explicó la metodología a seguir para llevar a cabo la intervención sobre el conjunto escultórico de San José y el Niño Jesús del escultor Juan Abascal. Una vez retirada del culto, se someterá a la obra a un análisis técnico apoyado por un estudio radiográfico para determinar su estructura interna y poder dar explicación y solución a las fisuras que han aparecido en distintas zonas de ambas imágenes. Además, se llevará a cabo una limpieza pormenorizada de la superficie pictórica y se consolidarán aquellas zonas que corran el riesgo de desprenderse. Como es habitual en este tipo de intervenciones, el respeto por la originalidad de la obra y su autor serán los límites que determinen las actuaciones sobre la misma.

Para finalizar el acto, el artista agradecía enormemente la confianza depositada por parte de la feligresía, la del párroco D. José Luis López por encabezar y dar luz verde a este tipo de proyectos y por supuesto la de todas las personas que le acompañan en el día a día con sus muestras de apoyo, cariño y afecto.

Ficha técnica de la obra:

Título: Coronación de la Virgen y Purgatorio de Ánimas Benditas.

Autor: Miguel Ángel Díaz Reyes.

Lee también

Técnica: Óleo sobre tabla.

Medidas: 120 x 95 cm

Año: 2022.

Ubicación: Lateral izquierdo de la nave principal orientado hacia el Altar Mayor.

¿Qué opinas?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Clic hacia arriba