Leyendo ahora
Más que un cartel. Lo moderno también puede ser tradicional

Más que un cartel. Lo moderno también puede ser tradicional

Como decía mi buen amigo Carlos: «lo tradicional también puede ser moderno». Y viceversa, ¿por qué no? De hecho, a mí estas cosas me chiflan. Estoy enamorado de la combinación entre lo clásico y lo actual.

Desde hace unos días hay bastante revuelo en los alrededores del coso del Arenal. Y no necesariamente por el motivo que debería debatirse. La vuelta de figuras como el Cid, El Cordobés, Sebastián Castella o Talavante exigen festejos de primera clase, los empresarios ceden, y como consecuencia directa, la exclusión de las emergentes promesas del toreo. Aquellas que traen aire fresco e ilusión. Las estrellas de la fiesta el día de mañana.

Pero el ambiente crispado de Sevilla no se debe a ello y sí al esperado cartel anunciador de la feria taurina en Sevilla 2023.

Hace poco tuve el placer de escuchar al famoso abogado Joaquín Moeckel, quien, sin piedad, culpó varias veces como principales responsables de los problemas de la tauromaquia a todas las personas que forman parte del mundo del toro. A los aficionados, también. Decía que la tauromaquia era una de las cosas que menos cambios había sufrido a lo largo de su historia. Sólo dos cambios reseñables: el peto para el caballo del picador, y menos mal, y el sistema de las banderillas. Si el Papa Francisco empieza a introducir variantes en una institución tan antigua como es la Iglesia para adaptarse a la nueva sociedad, pienso, digo yo, que la tauromaquia también debe de empezar a adaptar tendencias, que no adoptar.

Este año, el autor del cartel ha sido el prestigioso arquitecto británico Norman Foster, quien, desde hace unos días, cuenta con una obra en la especial Sala de Carteles de la Maestranza. Otro extranjero que se fue de Sevilla enamorado del festejo. Ya va siendo hora de que Latinoamerica, Francia y España luchen por el bien de la tauromaquia. Como decía Moeckel, si la pizza es patrimonio de la Humanidad, ¿por qué no podría serlo la tauromaquia?

El toreo es un arte singular, efímero e irrepetible que intenta conseguir la emoción de los espectadores a través de la creación de belleza. Por eso para mí el toreo es un arte y luego tiene otros valores. Es el triunfo de la inteligencia sobre la fuerza. Pregunto, ¿por qué no puede ser anunciado con un cartel enmarcado en el arte contemporáneo?

Lee también
Lee también

Al igual que todo en la vida, este arte que es el toreo debe ir navegando de acuerdo con las nuevas tendencias y no encasillarlo en una serie de filtros que no le hace ningún bien. Al igual que reconocemos que en la lidia no hay cambios significativos, debemos ver cómo Sevilla, en su cartelería, ha entendido muy bien las necesidades. Son muy inclinados a los artistas modernos y contemporáneos que casan a la perfección con la pureza y clasicismo del festejo. Este cartel es moderno y actual. Colores, Sevilla, albero, una plaza ovalada – como la Maestranza – y el toro de los chiqueros, símbolo de la salida de la bestia. Tiene todo lo que debe tener el cartel anunciador.

La pinacoteca de la Maestranza cuenta con otra obra internacional para anunciar algo único en el mundo que sólo ocurre en Sevilla como es la Feria de Abril, la Feria de San Miguel y las numerosas novilladas de verano. Seamos flexibles y dejemos participar a todo el mundo en una fiesta que engloba todos los estilos del arte posibles. De Sevilla para el mundo, los toros en la Maestranza.

Diego Berraquero


Descubre más desde El Pespunte

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Descubre más desde El Pespunte

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo