M.M., agente

Sin duda alguna se trata de uno de los rostros más conocidos de Osuna. Su pasión por el deporte rey desde pequeña le ha llevado a convertirlo en un estilo de vida.

Quienes hemos jugado con ella aún recordamos su desmesurada afición por todo lo que rodeaba a cualquier esférico. Lo sabía todo de la primera división, pero se desmarcaba de todos los demás, porque también controlaba a los jugadores del Osuna Bote Club y a los chavales que venían de otros pueblos. “Hay un chaval de El Saucejo, que es interior zurdo, que puede llegar a Tercera División”.

Discernía ya en su adolescencia quiénes tenían técnica o fuerza, intuía si su actitud le serviría para poder ser alguien en un complejo mundo, lo percibía todo.

A ella le habría encantado estudiar en las gradas de un campo de fútbol o en el mismo césped, pero se decantó por la licenciatura de Derecho. Ya ejerciendo su profesión, los fines de semana los destinaba a ver fútbol, tanto profesional como de base. Exactamente igual que en su adolescencia.

Empieza a colaborar con los dos equipos grandes de Sevilla, sirviendo de enlace entre ambos clubes y todo lo que empezaba a destacar de la Sierra Sur sevillana. Por entonces, la personalidad de nuestra paisana va calando en los dos grandes equipos de la capital, donde ella ya va siendo conocida.

Manu Sánchez, futbolista por entonces del Sevilla juvenil de Liga Nacional, finaliza contrato y ella, ya en calidad de agente, se lo lleva al Bote. Según afirma, “me dijeron que estaba loca, que el chaval había dado un paso para atrás en su carrera y que esa decisión acabaría con él futbolísticamente hablando”.

Pero ella, sabedora y consciente de lo que se traía entre manos iba afianzando contactos por toda Andalucía Occidental y puso en contacto a Manu Sánchez con el Cádiz, equipo que hizo debutar a nuestro reconvertido lateral, nada más y nada menos, que en Segunda B.

Entonces, nuestra paisana recibe la llamada de RG Football, una agencia de representación de futbolistas surgida en 2.007 y con sede tanto en Alicante como en Madrid, para trabajar con jóvenes promesas. De esta manera, la agenda de contactos de nuestra protagonista creció y su nombre empezó a ser habitual en despachos y en campos de fútbol.

En RG Football, actualmente, gestionan las carreras de Dani García, del Athletic, de Verdú y José Juan, del Elche, entre otros muchísimos jugadores de las ligas españolas, francesas, rusas, griegas y un sinfín de países. En la actualidad, ella es agente en RG Football directamente de cuatro futbolistas: el ya mencionado Manu Sánchez y Adrián Peral, en el Sevilla F.C.; y Rafa Cachorro y Pablo Ruiz en el Real Betis Balompié.

A día de hoy, Manu Sánchez está en el filial sevillista…

Los jueves planifica. Los fines de semana ojea y realiza seguimiento de las evoluciones de sus futbolistas agenciados. Los demás días, aspira y espira fútbol. Y… el Bote. El Osuna Bote Club. “El club de sus amores”, como ella lo define, contactó en junio de 2.015 para que se hiciese cargo de la Dirección Deportiva, un sueño que le roba horas a todo lo que sea necesario.

Pero no todo es de color de rosa. Se lamenta del poco seguimiento del pueblo de Osuna hacia su equipo de fútbol y del esfuerzo que supone pertenecer a su Junta Directiva. Todo esto contando con el orgullo que le supone el desempeño de esta tarea.

En mente tiene llegar a ser agente Fifa, aunque ahora mismo no lo ambiciona. Aunque si se lo propone, lo será.

Es feliz junto al césped a pesar de que “el futbolista cuestiona mucho la labor del agente”. Tiene las ideas muy claras. Podría estar horas y horas, días y días, sin cambiar el tema de conversación.

Por cierto, aclaro que la protagonista responde al nombre de María Marquina. Por si alguien no lo sabía.

Comentarios

AUTOR