Los pueblos de la Sierra Sur comienzan lentamente su “desescalada” con respecto a las personas en situación de paro

Los meses de verano tienden a reducir el registro de personas paradas

La Casona de Calderón

A pesar de la situación de crisis que nos deja la desescalada del coronavirus, los pueblos de la Sierra Sur de Sevilla comienzan con su descenso del paro en los meses de verano. A pesar de que aparentemente la situación parece ir mejorando, las cifras en cuanto al descenso del paro en el pasado mes de junio de este 2020 son menos notables que en años anteriores. De esta manera, el paro en los municipios comienza a descender en estos meses de verano como viene siendo habitual, aunque en este 2020 aparente ser de una forma más lenta en comparación con los últimos años.

Traducido en cifras, Osuna, según el Observatorio Argos, es uno de los pueblos que más ha notado este descenso con respecto al pasado mes de mayo, pasando a tener un total de 2.063 personas en paro a las 2.035 registradas en el mes de junio. La población ursaonense ha notado esta mejora sobre todo en el género femenino, ya que la diferencia está marcada por las 20 mujeres que han encontrado trabajo y sólo 8 hombres.

Otros pueblos de la Sierra Sur también han notado este descenso en cuanto a la situación laboral de sus ciudadanos, aunque de forma más disimulada que Osuna. En el caso de Estepa, su situación del paro en el último mes ha disminuido en un total de 13 personas, pasando de las 1.483 personas registradas en mayo a las 1.470 en junio.

La Puebla de Cazalla y Herrera también han notado este descenso, con una mejora de sólo 6 y 3 personas respectivamente. Los moriscos tenían un censo de 1.134 personas en paro en el mes de mayo, que han pasado a ser 1.128 en junio. En cambio los herrereños, han convertido su cifra de 513 personas en paro en el mes de mayo a la de 510 en el mes de junio.

No todo son buenas noticias a pesar de que la situación comience a ser esperanzadora con estos descensos del paro, ya que con respecto al pasado año los pueblos de Osuna y Estepa han aumentado sus personas en situación de paro en un total de 497 y 435 respectivamente por la crisis del coronavirus. La Puebla de Cazalla y Herrera también ha visto afectada esta situación de forma similar, ya que sus cifras de paro han aumentado en 235 y 145 personas con respecto al registro del mes de junio de 2019. Por lo tanto, esto se traduce en un aumento considerable en el censo de personas que se encuentran en situación de demandantes de empleo.

Aun así, se espera que durante los próximos meses de verano este descenso de paro siga su forma progresiva en los pueblos de Estepa, La Puebla de Cazalla y Herrera; a excepción de Osuna que tiende a crecer la cifra de personas paradas durante los meses de julio y agosto según los registros de estos últimos años.

Rubén Delgado

Comentarios

AUTOR