La Policía Nacional detiene a diez personas por el delito de Trata de Seres Humanos en Utrera y Rota

  • Los detenidos formaban parte de una organización criminal que captaba a las mujeres en otros países
  • La deuda de las víctimas con la organización alcanzaba los 7000 euros

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 10 personas, miembros de una Organización Criminal dedicada a captar mujeres en otros países, y una vez se encontraban en territorio nacional, obligarlas a ejercer la prostitución en condiciones abusivas.

En la operación desplegada en las localidades de Utrera (Sevilla) y Rota (Cádiz), la Policía Nacional ha liberado a 16 mujeres, todas ellas víctimas de Trata de Seres Humanos con fines de explotación sexual, además de desmantelar dos plantaciones de marihuana e incautar unas 24.000 euros en efectivo, unos 600 gramos de TUSI, 800 gramos de MDMA, un fusil de asalto AK-47 simulado y varios vehículos de alta gama entre otros.

Los 10 miembros de la organización, han sido detenidos por los delitos de Trata de Seres Humanos con fines de explotación sexual, Tráfico de Drogas, delito Contra los Derechos de los Ciudadanos Extranjeros, Tenencia Ilícita de Armas y Pertenencia a Organización Criminal.

Las mujeres eran captadas en el extranjero

La organización criminal desmantelada en esta gran operación policial, se encargaba de todo el proceso que este tipo de actividad delincuencial requiere para lograr sus fines, desde la captación de las mujeres en sus países de origen, su traslado al territorio nacional por parte de sus miembros, y su explotación una vez las víctimas eran alojadas en los lugares donde ejercían la prostitución.

Para ello, las diez personas detenidas tenían sus papeles bien definidos dentro de la jerarquía establecida para el funcionamiento de la organización, siendo dos de las mujeres ahora detenidas las encargadas de contactar con las mujeres, trasladarlas a España y llevarlas a los prostíbulos, lugares donde el jefe ejercía un férreo control de las mismas, obligándolas a realizar prácticas abusivas, gravosas y desproporcionadas.

Las víctimas se encontraban en situación de especial vulnerabilidad

La investigación policial comienza tras tener conocimiento la Policía Nacional de la situación de especial vulnerabilidad que estaban padeciendo varias mujeres que ejercían la prostitución en dos locales sitos en las localidades de Utrera y Rota.

Según pudieron saber los agentes especializados encargados de este tipo de investigaciones, las mujeres eran obligadas a ejercer la prostitución bajo amenazas con una disponibilidad de 24 horas los siete días de la semana, con un control exhaustivo por parte de sus jefes a través de cámaras de videovigilancia, y sólo recibían el 25% de su trabajo siendo el monto restante para la organización en pago por la deuda contraída antes de venir, que alcanzaba los 7.000 euros.

Además, las víctimas no podían salir solas al exterior de los locales y siempre iban acompañadas a todos lados por otros miembros que ejercían como taxistas, siendo obligadas asimismo a consumir sustancias estupefacientes para aumentar el número de servicios sexuales diarios a realizar y atender a clientes en contra de su voluntad.

Por otro lado, a la vez que las víctimas consumían las sustancias estupefacientes, los clientes podían obtener y consumir las mismas en el interior de los prostíbulos, y si las mujeres se negaban a alguna de estas conductas, las deuda adquirida con la organización se incrementaba por esto o con cualquier otra excusa con el fin de retenerlas el mayor tiempo posible.

Operación SUGAR

La investigación de este tipo de delitos es laboriosa y en este caso concreto y debido al férreo control ejercido sobre las mujeres y las medidas de seguridad tomadas por parte de los miembros de esta organización, la Policía Nacional tuvo que diseñar un meticuloso dispositivo para la liberación de las 16 víctimas.

Una vez recabados los indicios y pruebas necesarias, el Juzgado de Instrucción encargado de la causa, autorizó la entrada y registro en el domicilio de los investigados y en las dos fincas, una en Utrera y la otra en Rota, donde se ejercía la prostitución.

En los registros se procedió a la detención de los diez integrantes de la Organización Criminal, y además los agentes actuantes incautaron 24.000 euros en efectivo, 600 gramos de TUSI, 800 gramos de MDMA, un fusil de asalto AK-47 simulado, tres turismos y una motocicleta de alta gama, una moto acuática, diverso material informático y documentación relacionada con la trama financiera y delictiva de los ahora detenidos.

Además, tanto en el domicilio del principal investigado como en el prostíbulo cercano a la ciudad de Rota, la Policía Nacional localizó y desmanteló sendas plantaciones de marihuana, con un total de más de 1000 plantas, dos laboratorios que la organización usaba para el tratamiento de dicha sustancia y varias bolsas conteniendo unos 30 kilos de cogollos de marihuana listos para su venta.

Una vez terminadas las diligencias policiales, los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial, por ser los presuntos autores de los delitos de Trata de Seres Humanos con fines de explotación sexual, Tráfico de Drogas, delito Contra los Derechos de los Ciudadanos Extranjeros, Tenencia Ilícita de Armas y Pertenencia a Organización Criminal.

© 2023 COPYRIGHT EL PESPUNTE. ISSN: 2174-6931
El Pespunte Media S.L. - B56740004
Avda. de la Constitución, 15, 1ª planta, Of. 1
41640 Osuna (Sevilla)