La nueva moda de la hidroimpresión en las motos

impresionCuando algo está personalizado, es cuando más sentimos que es nuestro, tiene nuestra marca, nuestro sello, se trata de un producto diferente al resto, algo con lo que nos identificamos y marcamos nuestro estilo propio, por eso la hidroimpresión en las motos es algo tan importante. La hidroimpresión es una técnica que cada vez tiene más devotos y se está poniendo de moda. No es conocida por mucha gente, o por lo menos, lo que su técnica se refiere, porque cuando os comente como es, seguro que muchos de vosotros habéis visto un montón de trabajos hechos con esta técnica.

En uno de los accesorios que puedes aplicar esta técnica es en el casco de tu moto, si llevas años con el mismo y quieres hacerle un cambio de imagen la hidroimpresión te servirá para personalizarlo con estampados coloridos y elementos llamativos. Si no eres muy manitas y te da miedo dejarlo peor de lo que está ahora, es mejor que visites este enlace con cascos de moto integrales donde encontrarás todo tipo de precios.

Parejo y Cañero Intermedio fijo

La hidroimpresión es una manera perfecta para poder personalizar los elementos de tu moto, de hecho, sus principales ventajas son esas, la personalización, que hará de tus complementos de moto algo único e irrepetibles, algo completamente personal y la sencillez con lo que se puede hacer. Os quiero adjuntar una página con los materiales para la hidroimpresión en la que puedes conseguir todo lo que hace falta para elaborar este proceso. Simplemente con eso, tendrás a tu alcance un abanico de posibilidades con la que diferenciar tu casco de moto de cualquier otro, tu oportunidad para poner tu firma de artista sobre tu cabeza, o en cualquier elemento de tu moto.

Se trata de una forma barata y bastante sencilla de poder dar un toque especial a tu moto, un toque distintivo que la haga diferente a todas las demás. El procedimiento es muy sencillo y se puede realizar en cualquier casa, tan solo necesitaremos los componentes citados en la página de los materiales y un cubo de agua a unos 30 º centígrados que será donde sumerjamos la lámina de hidroimpresión y en unos sencillos pasos lo tendremos todo hecho.

Para empezar evidentemente tendremos que limpiar la pieza para que no haya ningún resto que pueda dar relieve a la lámina y la pintaremos con una base blanca o gris para un buen acabado. Después colocaremos cinta de carrocero en la lámina que después colocaremos encima del agua quitando las burbujas que nos pudieran quedar, la rociaremos con el spray activador especial y una vez pasados unos diez segundos, sumergiremos la pieza deseada haciendo envoltorio con la lámina y quedará completamente pegada.

Una vez hecho esto simplemente tendremos que lacar la pieza con un spray para hacerla un poco más resistente a las inclemencias y tendremos cualquier pieza o casco, completamente personalizado, con un dibujo que nos guste, unas palabras, o cualquier cosa que pueda salir de nuestra imaginación. Un proceso que sorprende por lo sencillo que es, el poco trabajo que lleva y el resultado tan profesional que queda al final. Ahora que llega el verano y que es cuando más apetece sacar la moto a pasear, se presenta la oportunidad perfecta de lucir tu trabajo.

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…