La leyenda de Javi López se agranda

La Casona de Calderón

27 años después el Español ha bajado matemáticamente a Segunda División. Y un ursaonés salió a dar la cara por televisión ante toda su afición.

Javi López no se escondió. No está en su ADN. Dio la cara al igual que lleva haciendo durante 11 temporadas en la exigente Primera División española.

Javi López (Osuna, 1986) se ha fajado contra rivales como Cristiano Ronaldo o Messi, pero también ha luchado contra las lesiones. Nunca le asustó la competencia y “el camaleón” fue acoplándose a todo entrenador que llegaba hasta la Ciudad Condal.

¿Lateral derecho? Sí, pero también lateral izquierdo y medio defensivo en el doble pivote. Lo que hiciese falta. Pero si es que ha tenido el arrojo de jugar hasta de portero. ¡Y encima hizo varias paradas!

A pesar de no vivir en Barcelona, aquí se percibe el cariño de la afición por este sevillano que llegó siendo un chaval y jugando de extremo.

“Un perico jamás se rinde”, dijo el otro día el que lleva ejerciendo la capitanía cinco años. Sus 180 centímetros no solo son de altura, sino de coraje y de ejemplaridad.

Cuando pasea por Osuna con su familia, regala una sonrisa no forzada y no presume de lo logrado. Va a los colegios o al Polideportivo y no ronea de haberse puesto la elástica del Español más veces que Thomas N´Kono sino que les habla de que con el esfuerzo se consiguen los sueños.

El Español ha bajado a Segunda. En Osuna los sevillistas están a día de hoy más alegres que los béticos, pero el sentimiento de todos es unánime al sentir un pesar por ese equipo que se ha colado en nuestras casas y en nuestros corazones.

Seguiremos guardando orgullosos las estampitas de todos estos años y nos seguiremos vistiendo con la equipación blanquiazul con el orgullo de ver encima del número 16 el nombre de un romántico del fútbol.

¿Su futuro? El tiempo lo dirá. Todavía le queda mucho fútbol a este ursaonés grande de corazón.

Arcadio Torres

Comentarios

AUTOR