La Junta de Andalucía agrede la Reserva Natural de la Laguna de Calderón Chica

Parejo y Cañero Intermedio fijo

La Junta de Andalucía agrede uno de los Humedales más importantes de la provincia de Sevilla tal y como denuncian “Ecologistas en Acción” la situación rocambolesca que sufre la “Reserva Natural de la laguna de Calderón Chica” en el término municipal de Osuna, ante la irresponsabilidad de varias administraciones de la Junta de Andalucía y del propio Ayuntamiento de Osuna.

Nos encontramos ante el asalto sin contemplaciones de un espacio declarado Reserva Natural dada su sensibilidad ecológica a presiones externas. Es también Área Sensible de una Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) y además se encuentra recogido en el Plan Especial del Medio Físico de Sevilla como Zona Húmeda.

En base a ello, hace pocos días la fiscalía archivó el expediente por delito ambiental, quedando solo abierta una posible sanción administrativa. La intención del ayuntamiento de Osuna es convertir el entorno inmediato de una laguna declarada Reserva Natural, en una zona agrícola de regadío, actuaciones que ya ha iniciado contando con los permisos de Medio Ambiente. El pozo ilegal tiene expediente abierto en la Dirección Provincial de la Agencia Andaluza del Agua pero, de manera paralela, este organismo ha premiado al ayuntamiento su actitud concediéndole autorización de aguas sobre el mismo.

La autorización otorgada por la Agencia Andaluza del Agua es manifiestamente ilegal. Se trata de un “aprovechamiento” de 7.000 m3/año para el riego de 1,5 hectáreas, fórmula con la que intentan evitar procedimientos de impacto ambiental. La realidad es que la superficie a regar es mucho mayor (entre 10 y 40 hectáreas) mientras que la ley no permite, como se ha visto, concesión de agua alguna.

El Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) de la Reserva recogido mediante decreto, tampoco permite las captaciones dentro de sus límites y es reiterativo en este aspecto y otros relacionados, como evitar procesos erosivos y de colmatación de la laguna por sedimentación y procesos de eutrofización por abonos.

El decreto de la ZEPA también alude a la pérdida de hábitat y zonas de reproducción de aves esteparias en zonas sensibles como ésta. Sin embargo la Delegación de Medio Ambiente de Sevilla, intenta saltarse olímpicamente la ley y toda la normativa que rige el espacio, dando sus bendiciones al proyecto de la alcaldesa de Osuna (PSOE) y sin abrir periodos de información pública ni evaluar mínimamente las repercusiones del proyecto.

El disparate viene dado por la subvención recibida a través de la consejería de empleo en favor del ayuntamiento de Osuna por unos 600.000 euros y se quiere completar con la construcción de naves, balsa, centro de visitantes, apertura de nuevos caminos junto a las lagunas, paseos a caballo, etc…, lo que va a afectar de forma muy negativa a este espacio protegido que cuenta con presencia de especies tan delicadas como la cerceta pardilla, en peligro crítico de extinción. Ecologistas presentó en su día una alternativa al proyecto para implantar agricultura y ganadería ecológica de secano e industria panificadora asociada que no afectarían al nivel freático de la laguna e igualmente crearían empleo. Ninguna administración se ha dignado contestar.

Incluso el Comité Andaluz de Agricultura Ecológica ha apoyado y asesorado el proyecto en riego, conociendo de primera mano los impactos ecológicos sobre el humedal. Lo importante es enviar espárragos o patatas a Alemania aunque viajen miles de kilómetros y pongan en riesgo un delicado ecosistema. Eso sí, debidamente certificados por este organismo con la etiqueta de “ecológicos”.

Tampoco el Ministerio de Defensa, propietario de los terrenos que ha cedido mediante convenio, cumple con su responsabilidad de observar el necesario buen criterio que debe gestionar un espacio tan delicado, no es casualidad que dicha cesión incorporase unos terrenos cuyos usos estaban hasta ahora muy restringidos.

Con esta situación, Ecologistas en Acción estudiará las fórmulas legales y jurídicas que estime oportunas al objeto de depurar la responsabilidad de las decisiones administrativas. Informará al Ministerio de Medio Ambiente por afección a lagunas del Catálogo Nacional de Humedales y formulará denuncia a la UE por afección a Red Natura 2000.

Fuente: Ecologistas en Acción.

Comentarios

AUTOR

Quizás también te interese…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *